Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche a todos los integrantes de una organización criminal especializada en el robo con fuerza en naves industriales. A este grupo se le atribuyen al menos once hechos llevados a cabo en naves inmuebles de las provincias de Alicante, Valencia y Murcia.

Según fuentes policiales, a finales del año 2021 se comenzó a investigar la comisión de varios robos con fuerza perpetrados en naves de polígonos industriales ubicados en distintos puntos del litoral Mediterráneo, sospechando que podría tratarse de un mismo grupo criminal itinerante especializado en robos con fuerza, ya que en todos ellos había un hecho en común: el mismo modus operandi.

Los asaltantes empleaban siempre el mismo modo de comisión de los robos, accediendo al interior de las naves o a través de sofisticados butrones practicados desde naves colindantes, o bien mediante el forzamiento de las puertas de los inmuebles.

Tras recopilar los hechos, la investigación llevó a los agentes hasta la identificación de los presuntos autores de esta serie de robos, tratándose de un grupo perfectamente organizado, donde cada miembro tenía asignado un rol específico.

Además, los integrantes del grupo se desplazaban hasta el lugar de comisión de los robos en un convoy de vehículos totalmente coordinado, siendo dos de los miembros los encargados de alquilar los coches para ser usados en los desplazamientos.

Vehículos de lanzadera y walkie-talkies

Esta banda utilizaba un vehículo haciendo de lanzadera, en cabeza o punta del convoy, otro intermedio y un último de cola.

De este modo, empleaban la lanzadera del convoy para poder detectar posibles controles policiales a su paso y/o vigilantes de seguridad de las empresas o polígonos donde iban a delinquir, Durante los desplazamientos, se comunicaban mediante walkie-talkie entre los distintos vehículos, siendo en el de cola donde viajaban los componentes del grupo especialistas y presuntos autores materiales de los robos.

Las características de la banda eran la gran movilidad geográfica de la que hacían uso y unas extremadas medidas de autoprotección. Una vez perpetrado el robo con fuerza planificado, los integrantes del grupo abandonaban el lugar e incluso la ciudad para no levantar sospechas y dificultar la investigación.

Los arrestados, no disponían de ingresos demostrables de forma lícita. Al parecer, según pudieron observar los agentes durante la investigación, vivían solamente de los beneficios de los robos y llevaban un alto nivel de vida, gastando grandes cantidades de dinero a diario.

Once robos en Alicante, Valencia y Murcia

La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo III de Investigación de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Elche y se les atribuye, al menos, la presunta autoría de once robos con fuerza, acaecidos en distintas localidades alicantinas, valencianas y murcianas. Por el momento, la investigación continúa abierta, por lo que no se descarta la imputación de más robos de análoga naturaleza.

Los cuatro detenidos, varones de edades comprendidas entre 44 y 51 años, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de las localidades de Orihuela y Torrevieja.