Una conductora se estrella contra la fachada de la comisaría de Russafa tras sufrir un ataque epiléptico

El coche salió acelerado de la calle Molina, por fortuna, cruzó la de Zapadores sin toparse con vehículo alguno y se estampó, también sin alcanzar a ningún peatón

Una conductora se estrella contra la fachada de la comisaría de Russafa tras sufrir un ataque epiléptico

LEVANTE-EMV

Susto mayúsculo ayer en València. Una conductora tuvo que recibir asistencia médica tras sufrir un aparatoso accidente al estrellarse con su coche contra la fachada de la comisaría de la Policía Nacional de Russafa después de haber sufrido una crisis epiléptica cuando circulaba por la calle Molina.

El espasmo nervioso hizo que acelerara involuntariamente y perdiera el control sobre el coche, que cruzó la calle Zapadores y se estrelló contra la fachada principal de las citadas dependencias policiales. Por fortuna, ni alcanzó a los peatones, ni a ningún vehículo que circulase en ese momento por la calle Zapadores, por lo que no hubo más afectados ni implicados.

En ese momento, como se aprecia en la grabación de las cámaras de seguridad del edificio de la Policía Nacional, había un grupo de jóvenes charlando junto a la entrada de la comisaría, pero a unos metros de donde se produjo el impacto, por lo que, más allá del lógico sobresalto, no sufrieron ninguna consecuencia.

La mujer recibió asistencia médica y, según algunas informaciones, fue evacuada a un centro hospitalario, pero sin que sufriese heridas graves. Nada más producirse el accidente, acudieron agentes de la Policía Nacional que realizaban labores de seguridad en la comisaría. Aunque hubo cierta alarma inicial, ya que en un primer momento se desconocía si el choque obedecía a un acto intencionado, los policías se dieron cuenta inmediatamente de que se trataba de un hecho accidental y prestaron ayuda a la mujer.