Suscríbete

Caso Abierto - Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía pide más de 22 años de cárcel al acusado de matar de cinco disparos a un hombre en Alicante

El caso está a punto de ser enviado a la Audiencia para ser enjuiciado por un jurado popular casi tres meses después del crimen

Momento de la detención del acusado tras entregarse en el aparcamiento de un centro comercial de Murcia. Información

Casi tres meses después del asesinato, la Fiscalía ya ha presentado en el juzgado su escrito de acusación por la muerte a tiros de un hombre en la calle Alonso Cano de Alicante. El Ministerio Público le reclama penas que suman más de 22 años de cárcel por los delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas y en breve la causa se remitirá a la Audiencia Provincial para ser enjuiciada por un jurado popular. El acusado se entregó en Murcia a los pocos días del crimen y desde el primer momento ha admitido la autoría de los hechos, por lo que el caso se podría cerrar con una conformidad cuando llegue a juicio.

Los hechos ocurrieron sobre las 15.37 horas del pasado 5 de marzo en la calle Alonso Cano de Alicante cuando la víctima, de 54 años, se dirigía hacia su coche acompañado de su mujer. Según el escrito de acusación al que ha tenido acceso este diario, el acusado se lanzó hacia él con su propio vehículo y le disparó desde él de manera sorpresiva en cinco ocasiones. Tres de los disparos le alcanzaron y le causaron la muerte, mientras que el acusado huyó del lugar de los hechos en su coche a toda velocidad.

El ataque sorpresivo en el que la víctima no tuvo ni ocasión de reaccionar mientras recibía los disparos, determinan para la acusación que se trató de un asesinato con alevosía. El arma se disparó sin que el acusado llegara a bajarse del coche.

Desde el primer momento la Policía identificó al procesado como el presunto autor de los disparos; y a los pocos días de búsqueda el sospechoso se entregó a la Policía en Murcia en el aparcamiento de una gran superficie comercial. Tras el arresto, el letrado Moisés Candela, abogado del acusado, entregó a la Policía el arma del crimen. La defensa quiere negociar un acuerdo para tratar de reducir la condena del acusado por haber colaborado con la Justicia.  Desde el 10 de marzo, el procesado se encuentra en prisión preventiva por estos hechos.

La Fiscalía sitúa el móvil del crimen en los enfrentamientos entre dos clanes familiares, los Flores y los Panchos, fruto del cual el acusado recibió un disparo en la pierna en las casas blancas de La Línea de la Concepción (Cádiz) ocurrido en el año 2018. Una discusión a cuenta del intercambio de unos coches fue la que desencadenó que ambas familias acabaran enfrentadas a tiros. El escrito de acusación relata que el procesado culpaba de aquel tiro a la víctima y a su hijo, que contaba con 26 años en la fecha de los hechos, momento en el que surgió la enemistad entre ambos.

Los disparos se realizaron con un revólver Smith & Wesson, cuyo número de serie había sido borrado para evitar que pudiera identificarse . El arma estaba en perfecto funcionamiento y capacitada para el disparo. El fiscal recuerda que se trata de un arma de fuego corta, reglamentada y que precisa para su tenencia y uso por particulares de las correspondientes licencias de armas. Al haber sido borrado el número de serie, el revólver no podría haber sido documento, por lo que el fiscal sostiene que además del crimen el acusado has cometido también un delito de tenencia ilícita de armas. En total, las penas reclamadas son de 19 años y 10 meses de cárcel por el asesinato; y dos años y cinco meses por la tenencia ilícita de armas. Asimismo se reclama que pague una indemnización de 100.000 euros a la esposa del fallecido, así como 50.000 al hijo de éste. El pago de este dinero podría ser otra de las claves para la conformidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats