La Audiencia Provincial de Alicante ha impuesto seis años de prisión a un hombre acusado de violar a una compañera de piso el 19 de agosto de 2019 mientras ambos se encontraban a solas en una vivienda del centro de Alicante, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. 

El fallo considera probado que el acusado entró de madrugada a la habitación de la víctima con el pretexto de que quería hablar porque estaba triste al haberse peleado su novia. Una vez en la terraza, tras un rato de conversación, el procesado la propuso mantener sexuales, algo a lo que ella se negó indignada. La sentencia relata que el acusado la agarró violentamente y empezó a manosearla, lanzándola contra un sofá del salón. Una vez allí, se bajó los pantalones y comenzó a masturbarse sobre ella hasta terminar obligándole a una felación, algo que la víctima no pudo evitar porque éste la mantenía agarrada por el pelo. 

El procesado negó los hechos durante el juicio y aseguró que todo habían sido relaciones consentidas, una versión a la que la sala no ha dado credibilidad alguna. Además de considerar acreditado el relato de los hechos de la víctima, también se ha valorado la declaración del novio de ésta y cómo se la encontró, así como los moratones que reflejaban el parte de lesiones. La víctima no denunció los hechos de manera inmediata, sino que fue un día después a la Comisaría. La sentencia lo achaca al hecho de que la joven se encontraba en estado de desorientación y desasosiego.