Hallan más de 1.500 plantas y 40 kilos de cogollos de marihuana en Murcia que se distribuían en Alicante

La Guardia Civil desmantela un grupo delictivo formado por cinco personas y dedicado al cultivo masivo y distribución de la droga

Plantación de marihuana en una imagen de archivo.

Plantación de marihuana en una imagen de archivo.

INFORMACIÓN

La Guardia Civil ha desarrollado en San Javier (Murcia) la operación 'Macetos', en la que se ha desarticulado un grupo delictivo conformado por cinco miembros y dedicado al cultivo masivo de marihuana y a su distribución en Murcia y en la provincia de Alicante, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Durante la operación, los agentes han desmantelado dos invernaderos tipo 'indoor' instalados en viviendas alquiladas en los que se localizaron más de 1.500 plantas de marihuana en fase de cultivo y 40 kilogramos de esta sustancia en cogollos. También se han incautado cuatro armas largas, dos turismos y todos los elementos utilizados para el cultivo de la droga.

Las actuaciones se iniciaron el pasado marzo, cuando efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita abrieron la operación para verificar una serie de indicios relacionados con la producción ilícita de marihuana en el municipio de San Javier.

Los primeros pasos de la operación permitieron a los guardias civiles ubicar dos viviendas en el municipio en las que, al parecer, se habían instalado sendos invernaderos para la producción masiva de marihuana.

El dispositivo de vigilancia sobre los inmuebles llevó a los investigadores a establecer la principal línea de investigación sobre varias personas, asentadas en la capital murciana y en el sur de Alicante, que utilizaban, presuntamente, las dos viviendas exclusivamente para el cultivo masivo y la posterior manipulación de la marihuana.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, el Instituto Armado ha llevado a cabo la fase de explotación de la operación, en la que ha participado medio centenar de agentes y en la que se ha efectuado de forma simultánea, previa autorización judicial, la entrada y el registro de las viviendas utilizadas para la actividad ilícita.

En los inmuebles se han desmantelado dos invernaderos tipo 'indoor' que tenían en fase de cultivo más de 1.500 plantas de marihuana y sofisticados dispositivos de iluminación, calefacción, riego y ventilación.

Todo ello ha sido incautado junto con otros 40 kilogramos de marihuana en cogollos, dos turismos y cuatro armas largas que, al parecer, tenía el grupo delictivo para defenderse ante un posible 'vuelco' o sustracción de droga por otras organizaciones delictivas.

Durante la investigación, los guardias civiles han constatado que el grupo delictivo desmantelado hacía uso de notables medidas de seguridad, no sólo por las armas incautadas, sino también por el uso de un sofisticado entramado de cámaras de vigilancia y puertas de seguridad.

Mientras se practicaban los registros, los guardias civiles detuvieron a la mayoría de los integrantes del grupo, pero algunos de ellos emprendieron la huida a través de parcelas colindantes, saltando tapias a la carrera. El despliegue del Equipo de Drones y el dispositivo de cerco por patrullas terrestres frustró estas fugas.

Los cinco integrantes del grupo delictivo han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, cultivo y elaboración de drogas, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico, este último tras comprobar que las viviendas donde se ubicaban los invernaderos tenían conexiones ilícitas a la red eléctrica.

De la información obtenida durante la operación, que aún continúa abierta, con lo que no se descartan nuevas detenciones, la Guardia Civil ha constatado que el destino de la producción masiva de cannabis era la Región de Murcia y la provincia de Alicante.