Uno de cada cuatro delitos de odio en Alicante es por homofobia

Alicante es la séptima provincia en infracciones delictivas discriminatorias, aunque predominan las que tienen carácter racista

Imagen de archivo de unas pintadas homófobas en un parque de Elda antes del desfile del orgullo.

Imagen de archivo de unas pintadas homófobas en un parque de Elda antes del desfile del orgullo. / Axel Álvarez

J. A. Martínez

J. A. Martínez

La homofobia está detrás de uno de cuatro delitos de odio que se comete en la provincia de Alicante. Según las estadísticas que se manejan desde el Ministerio del Interior, la provincia viene registrando entre 40 y 50 denuncias por delito de odio anuales durante los últimos años, aunque en las próximas semanas saldrá la nueva estadística que apunta a un crecimiento de este tipo de conductas en toda España. Un incremento que se está vinculando con la irrupción en la escena política de los movimientos de extrema derecha y la polarización política. Según los últimos datos del Gobierno, un total de veinte de los delitos de odio registrados en España durante 2022 tuvieron un móvil racista o xenófobo. Mientras que ocho de estos ataques obedecían a la condición sexual de las víctimas.

A la espera de la estadística definitiva, en 2023 se registraron en España un total de 1.606 incidentes por delitos de odio, cifra que supone un incremento de un 33,1 por ciento respecto a la registrada el año anterior, en el que fueron 1.207. Este incremento se refleja también en el número de personas detenidas el año pasado por este motivo, 712, un 40,2 por ciento más que en 2022. La mayoría de los incidentes registrados el pasado año, 604, son incidentes relacionados con el racismo y la xenofobia. En segundo lugar, están los incidentes relacionados con la discriminación por la orientación sexual o identidad de género de la víctima, 364.

La memoria de la Fiscalía General del Estado recogía que el año pasado los insultos y las agresiones homófobas se vieron desplazados como el delito de odio más frecuente por las que tenían componentes racistas y xenófobos. Uno de cada cinco delitos de odio cometidos en España entre 2002 y 2021 (22,7 por ciento) tuvo como objetivo la orientación y la identidad sexual de las víctimas; los cometidos por su origen racial o étnico representaron el 18,8 por ciento; la ideología, el 15,3 por ciento y la nacionalidad, el 10,2 por ciento. Una tendencia que se rompió el año pasado y que habrá que analizar si se mantiene esta tendencia.

Séptima provincia en España

La provincia de Alicante es la séptima de España en casos de delitos de odio, aunque para las Fuerzas de Seguridad no es una zona especialmente conflictiva. De todas maneras, esto no ha evitado que en la provincia se hayan registrado incidentes de este tipo. Un juzgado de lo Penal de Alicante tiene pendiente de enjuiciar la agresión homófoba en el Monte Tossal, donde un grupo de jóvenes ultra salieron a apalear homosexuales por la zona en febrero de 2021 al grito de "maricones de mierda, os vamos a matar". La Audiencia anuló este juicio porque se condenó a los acusados por el delito de odio, pero no por las lesiones causadas a la víctima.

La Justicia alicantina ha dictado a lo largo de este año sentencias por insultos homófobos. La Audiencia imponía un año de cárcel a un hombre por llamar reiteradamente "maricón de mierda" a su vecino en Alicante al considerar que el acusado actuó «movido por un carácter despreciativo hacia la orientación sexual» de la víctima. Más recientemente, otra mujer ha sido condenada a seis meses de prisión a una mujer por llamar "bollera de mierda" a una mujer que trabajaba en una mediana superficie de artículos deportivos sita en Finestrat.

El fiscal especializado en delitos de odio formuló en Alicante ocho escritos de acusación durante 2022, frente a cinco del año anterior, lo que implica un incremento del 27,5 por ciento. Cinco de estos casos fueron agresiones violentas.

Suscríbete para seguir leyendo