La huelga de Letrados de la Administración de Justicia (LAJ) ha arrancado este martes con el objetivo de paralizar los tribunales, pero con la duda de si el colectivo podrá resistir el pulso que ha empezado con el Ministerio de Justicia. Por lo pronto, la primera jornada de huelga en la provincia de Alicante ha comenzado con un índice de seguimiento ligeramente inferior al alcanzado en los últimos paros. Mientras que en diciembre secundaron la huelga un 93% de la plantilla, en el primer día de paros indefinidos el seguimiento ha sido del 85%, según los datos facilitados por los convocantes. Aun así, la participación es superior a la media nacional, que fue del 81%. Los paros se convocan por los incumplimientos del Ministerio de adecuar los salarios a las nuevas funciones que han tenido que asumir desde 2009.

El comité de huelga considera un éxito el respaldo obtenido y está convencido de que en los próximos días irían subiendo los apoyos. El respaldo fue masivo en los grandes partidos judiciales. En Alicante, Elche y Benidorm, un 90%; en Orihuela, un 92%; en Torrevieja, Novelda, Ibi y San Vicente, el 100%; en Dénia, el 75%; Alcoy, 50%; en La Vila Joiosa, el 50%; y en Elda y Villena, el 33%. Fuentes del comité de huelga explicaron que en los partidos judiciales más pequeños, donde la situación laboral de los LAJ es más inestable, el seguimiento era menor por temor a que les perjudique laboralmente. 

Tanto en la Audiencia, como en Primera Instancia, en Familia, en Social o en Menores hubo algún juzgado que optó por no sumarse a la movilización, aunque el apoyo fue mayoritario y las salas de vistas estaban desiertas con carteles en la puerta informando del cierre por huelga. En Elche se cifraron en 47 las suspensiones de juicios y otras actuaciones a causa de la huelga, mientras que en Alicante no se disponían de datos.

Suspensiones

En la Audiencia se suspendió un juicio a un hombre acusado de apuñalar a su hermano tras una discusión en Alicante; mientras que sí se celebró otro a una pareja acusada de tráfico de drogas. En los juzgados de instrucción todas las declaraciones que no fueran urgentes fueron suspendidas y solo se funcionaba con normalidad en el juzgado de guardia. En un juzgado, una letrada que se personó para que le dieran una copia de la causa a un imputado que tenía que defender por el turno de oficio, se encontró con que no se le daban porque era necesaria la firma del LAJ. «A mi me han dicho que ni llame porque no me lo van a coger y tengo clientes con indemnizaciones sin poder cobrar», se quejó otra abogada.  Otros letrados se temían que, una vez que se recupere la actividad, "nos llegarán de golpe todas las notificaciones".

Te puede interesar:

Concentración de los LAJ en Madrid ayer frente al Ministerio de Justicia. Información

Una representación de LAJ de Alicante se desplazó también a Madrid para participar en la manifestación frente al Ministerio de Justicia. Fuentes del Ministerio indicaron a Efe que las cifras de seguimiento eran inferiores y que había un alto número de LAJ que habían pedido días de permiso o de vacaciones coincidiendo con la huelga. Desde el colectivo se explicó que se trata de días no disfrutados pendientes del año pasado y que si no se cogían ahora se perdían.