Un juzgado investiga las obras en el antiguo parque de bomberos de Séneca en Alicante

Una magistrada abre diligencias por presunta prevaricación en la tramitación municipal de un proyecto vinculado a Alicante Futura

Imagen actual del edificio de Séneca, antigua sede de bomberos, tras las obras.

Imagen actual del edificio de Séneca, antigua sede de bomberos, tras las obras. / Jose Navarro

Un juzgado de Alicante ha abierto diligencias para investigar el modo en que se tramitó el proyecto municipal para transformar una parte del antiguo parque de bomberos de la plaza de Séneca de la capital en Centro de Inteligencia del Agua (CIA) y Hub de la Blue Economy, ambos vinculados a Alicante Futura.

La titular de este departamento ha decidido incoar diligencias previas tras la denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción ante las sospechas de que se hubiera cometido un delito de prevaricación administrativa en los trámites municipales para dar luz verde a estas obras, que ya están finalizadas. 

Se trata de un espacio público municipal que acogió el parque de bomberos pero que desde la aprobación en 1987 del ordenamiento urbanístico en vigor está considerado «de equipamiento docente», lo que impide acometer ninguna obra que no sea para darle ese uso.

Los trabajos comenzaron en la primavera del año pasado aunque el acta de replanteo, lo que de hecho da el pistoletazo de salida a la actuación, no se firmó hasta meses después, lo que también se hace constar en la denuncia.

La promotora, la empresa gestora del agua en Alicante, pidió licencia de obras y el informe preceptivo de compatibilidad, que fue negativo. De ambos se acabó desistiendo. 

Adscripción

Entre tanto, la Agencia Local de Desarrollo Económico y Social (Aldes), un ente autónomo dependiente del Ayuntamiento que dirige la popular Mari Carmen De España, solicitó a Patrimonio, concejalía que en ese mandato estaba en manos de Adrián Santos Pérez (Ciudadanos), la adscripción «del uso de la planta baja» del antiguo parque de Bomberos, situado en el número 21 de la calle Italia, junto a la plaza de Séneca, para el desarrollo del CIA, un proyecto de cerca de medio millón de euros enfocado al estudio de las tecnologías aplicadas en el control del ciclo integral del agua. 

Tras la adscripción del espacio a la Agencia de Desarrollo, el permiso municipal para acometer las obras ya no era necesario, lo que, según la denuncia, explicaría el desistimiento de la petición de licencia y del informe que no consideró apto el uso que se pretende dar a este espacio.

Una veintena de personas

El procedimiento penal se dirige inicialmente frente a una veintena de personas entre representantes y exrepresentantes públicos y trabajadores de la promotora. Entre ellos se encuentran el alcalde, Luis Barcala (PP); el exconcejal de Ciudadanos; los concejales De España, Manuel Villar, Antonio Gallego, Ana Poquet, Julio Calero, Antonio Peral, Lidia López y Cristina García; y exediles como Julia Llopis (actual diputada autonómica) o José Ramón González, algunos de los cuales serán citados a declarar.  

El grupo municipal socialista denunció este asunto en Anticorrupción, quien practicó diligencias antes de llevarlo ante el juzgado junto con las conclusiones de la investigación realizada por la Agencia Valenciana Antifraude.  

Suscríbete para seguir leyendo