30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un «sanedrín» de cinco diputados del PP y dos de Cs para dirigir la Diputación

Casadistas como Ballester y Morant copan puestos clave mientras se genera un nuevo liderazgo en el PP con la vicepresidencia para Ana Serna

Un «sanedrín» de cinco diputados del PP y dos de Cs para dirigir la Diputación

Un «sanedrín» de cinco diputados del PP y dos de Cs para dirigir la Diputación

La gestión de Carlos Mazón en el arranque del mandato de la Diputación Provincial pivotará sobre siete diputados -cinco del PP- a quienes ha encomendado las principales áreas del ejecutivo. Su persona de máxima confianza es Adrián Ballester, portavoz del equipo de gobierno, afín a Pablo Casado, y responsable de la promoción de la Diputación, de los fondos europeos como base para conseguir más ayudas y de la Innovación como área que sirve de nexo de unión con la Generalitat para dar vía libre a proyectos conjuntos. El concejal del Ayuntamiento de Redován gana protagonismo también por sus habilidades comunicativas y por su dominio en las telecomunicaciones.

Eduardo Dolón asumirá, entre otras, las responsabilidades de Presidencia y Economía, lo que le entrega las llaves de la caja y del control de los gastos y los ingresos. Aunque el alcalde de Torrevieja deja de ser vicepresidente de la institución provincial, las principales responsabilidades económicas recaerán en su departamento. Si alguien ha ganado peso por sorpresa en este reparto de competencias es Ana Serna, vicepresidenta segunda y encargada de Ciclo Hídrico. Con la alcaldesa de Albatera, Mazón genera un nuevo liderazgo al convertirla de facto en una de las figuras del gobierno en tanto que sólo hay dos vicepresidencias.

Por otro lado, una de las joyas más preciadas es el control interno de la institución y en ese cometido está desde ayer la alcaldesa de Almoradí, María Gómez, quien se pone al frente de Patrimonio, Secretaría, Intervención, Tesorería y Recursos Humanos. Tiene por tanto en sus manos las herramientas perfectas para la fiscalización interna de la gestión. Y puestos a hablar de piezas codiciadas, el área de Carreteras, el departamento inversor más importante que le quedaba al PP tras entregar Obras a Ciudadanos. En esta delegación, como pronosticaban las quinielas, Alejandro Morant, también casadista, deja Hacienda pero contará con un presupuesto de 24 millones para invertir en una gestión que se torna clave al ser Alicante uno de los territorios con más kilómetros de vías de titularidad provincial.

A este «sanedrín» de cinco diputados del PP que conforman el núcleo duro de la institución, se suman los dos representantes de Ciudadanos, que tras el pacto ganan una posición política determinante. Las competencias de Infraestructuras con los Planes de Obras recaen en Javier Gutiérrez, mientras que Cultura y Transparencia junto a la vicepresidencia primera serán dirigadas por Julia Parra. Entre las responsabilidades de primer nivel, el propio Carlos Mazón se queda con Turismo. Si el peso político antes giraba en torno al norte de la provincia con César Sánchez como presidente y alcalde de Calp, ahora se encamina directamente al sur, exactamente sobre la Vega Baja, con Adrián Ballester como regidor de Redován, Eduardo Dolón, alcalde de Torrevieja y María Gómez y Ana Serna como primeras ediles de Almoradí y Albatera, respectivamente.

El reparto de competencias al que el equipo de gobierno dio luz verde ayer es el primer paso para poder celebrarse el llamado pleno de Organización que será a principios de agosto, donde se aprueba el catálogo de asesores y sueldos. Ayer, Mazón se reunió con los diputados que forman el gobierno del PP y Ciudadanos y calificó el equipo de «maravilloso», subrayando que está «perfectamente coordinado», porque tiene «luces largas para una legislatura apasionante». Sobre la falta de contacto de su predecesor, César Sánchez, con el jefe del Consell durante el anterior mandato, el actual presidente de la Diputación respaldó la gestión de Sánchez y comentó que si a él se le plantearan «algunas de las cuestiones» a las que tuvo que hacer frente, «hubiera reaccionado igual que César Sánchez». En cuanto a las prioridades de los próximos cuatro años, el presidente explicó que se potenciará la Oficina de Fondos Europeos bajo la dirección de Adrián Ballester.

Por su parte, la vicepresidenta primera y diputada de Ciudadanos, Julia Parra, en su primera intervención ante los medios de comunicación en la Diputación Provincial, destacó la «total coordinación y la mucha seriedad» del PP en los primeros pasos del mandato y añadió que tiende la mano a la oposición para «escuchar» y repartir los fondos «con equidad». Parra aseguró que el área de Transparencia será la «niña de nuestros ojos» porque permitirá repartir los fondos sin «sospecha de oscurantismo ni corrupción», comprometiéndose a que «cada euro que salga estará auditado y dentro de la legalidad». A la comparecencia acudieron todos los diputados del nuevo equipo de gobierno.

Un gobierno dedicado a «promocionar y defender la provincia»

Carlos Mazón congregó ayer a los 14 diputados del PP y a los dos de Ciudadanos para anunciar el reparto de competencias y manifestar públicamente que todos asumen este reto con «ilusión» al tener por delante un mandato «apasionante». El presidente de la Diputación se comprometió a dedicarse a defender la provincia y «promocionarla de la mejor manera posible». Tras la junta de gobierno celebrada en el Palacio Provincial, Mazón entraba a la sala de prensa cerca de las 12 de la mañana de ayer junto a Julia Parra para evidenciar ante los periodistas que «no son dos partidos, sino un solo equipo perfectamente coordinado y con las ideas claras».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats