Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El repunte del coronavirus obliga a las primeras restricciones en València

Sanidad cierra ocio nocturno y hostelería a la 1.30 en la capital del Turia y no descarta ampliarlo a otras provincias

Terraza en la zona de la Playa de San Juan en Alicante.

Terraza en la zona de la Playa de San Juan en Alicante. MANUEL R. SALA

La trazabilidad de los contagios en la capital valenciana se ha perdido en algunos casos, como admitió ayer la responsable de Sanidad, Ana Barceló, además de concentrar más del 78% de los brotes activos en la Comunidad. Este preocupante hecho, sumado al repunte de casos covid que ya supera los 358 nuevos casos en un solo día en la autonomía, la cuarta peor de todo el territorio nacional tras Madrid, País Vasco y Aragón, ha llevado a la conselleria a tomar las primeras medidas restrictivas en la ciudad de València, al tiempo que la titular, Barceló, no descarta ampliarlas «a otras ciudades y provincias» en función de la evolución de la pandemia.

A partir de hoy y durante los próximos quince días, los locales de ocio nocturno y la totalidad de la hostelería en València deberá cerrar a la 1.30 de la madrugada y el botellón queda prohibido, considerado como «situación de insalubridad».

El resto de medidas que se darán a conocer hoy mismo mediante una resolución se refieren a ampliar el distanciamiento de las mesas en terrazas y bares, porque no solo deberá guardarse metro y medio entre las mesas, sino también entre los usuarios en distintas mesas, lo que obliga a distanciar algo más las primeras. Además de reducir a 10 las personas que pueden reunirse.

La consellera admite la «enorme dificultad» de mantener la trazabilidad de los casos, y para ayudar de manera fehaciente en la tarea de los rastreadores, también implanta a partir de ahora la firma responsable de cada nuevo contagiado, que se responsabilizará por escrito a cumplir el aislamiento y las medidas que indique su médico tras el resultado de la PCR.

Barceló ha decidido ir más allá de «apelar a la responsabilidad» a seguir cumpliendo las medidas de higiene y de distancia de seguridad, ante el flagrante incumplimiento de algunos de los nuevos positivos, y los médicos de todos los centros de salud en la Comunidad dispondrán del redactado que deberá firmar el paciente contagiado.

Otras medidas igualmente restrictivas desde hoy para la ciudad de València, que se harían extensibles a otros puntos de la Comunidad si fuera necesario, como recuerda Barceló, retrotraen a situaciones de la fase 2 de la desescalada, con límites de aforo al 60% en zonas comunes de hoteles y alojamientos turísticos y en actividades culturales al aire libre, y de hasta 25 personas en actividades grupales y de 15 en el ámbito familiar y social privado.

Por otra parte la consellera descarta nuevas instrucciones que eviten un colapso en hospitales a tenor del aumento de casos positivos, porque recuerda que no es algo que se improvise y que todos los departamentos de salud tienen su plan de contingencia desde que acabó el estado de alarma. «Saben cómo actuar conforme aumenten los ingresos o en UCI, pero no hay saturación en estos momentos», afirma. «Estamos preparados por si los ingresos dieran un salto cualitativo», añade al tiempo que respecto a situación en la provincia de Alicante, con 84 nuevos casos y dos brotes en Pinoso y Torrevieja, afirma que se encuentra en «niveles aceptables».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats