Trabajo, generosidad y unidad. Son junto al Estado de Derecho y los valores de la Ilustración lo que, según el presidente del Consejo Social de la Universidad de Alicante, Adolfo Utor, nos sacará de la crisis sanitaria y económica de primer orden en la que estamos inmersos.

El presidente de Baleària pronunció un discurso en la entrega de los premios del Consejo Social de la UA, que se celebró seis meses después de lo previsto y al aire libre, en el anfiteatro del Aulario II, para cumplir con las medidas anti covid. Un total de 14 categorías de premios reconocieron la implicación, excelencia, trayectoria y compromiso universitario de 24 galardonados. Junto al aplauso recibieron una estatuilla inspirada en la Victoria de Samotracia.

En sus palabras, Utor animó a canalizar los fondos europeos para la reconstrucción del tejido empresarial, con especial mención al sector turístico y la movilidad. Exigió a la administración que facilite las inversiones y la actividad económica y pronunció una firme defensa del Estado de Derecho. «Asistimos atónitos a la confrontación de posiciones populistas y radicales que desprestigian y socavan las instituciones, que pretenden dar soluciones sencillas a problemas tremendamente complejos, que lejos de cohesionar polarizan», criticó. Por ello, emplazó a la sociedad civil a «imponerse o tardaremos mucho en resolver esta crisis y será difícil que salgamos reforzados», alertó.

Un momento de la intervención de Utor en el anfiteatro.

La consellera de Universidades, Carolina Pascual, ensalzó el «trabajo constante, callado y no siempre reconocido» del ámbito académico y apoyó la labor de la ciencia y el conocimiento para superar esta crisis. Es más, entiende que pese a las dificultades, «podemos convertir esta época difícil en uno de los momentos estelares de la humanidad de los que hablaba Zweig».

Por su parte, el rector, Manuel Palomar, cerró los discursos con su reconocimiento a los premiados y pidió a los alumnos «responsabilidad y alteridad» , es decir, que sean capaces de ponerse en el lugar de los demás, para poder sobrellevar la situación de la mejor manera y continuar con la actividad formativa.

Palacio, Barcala, Pascual, Utor, Palomar, Mazón, Montes y Muñoz.

El premio a la Implicación Universitaria fue para la Unión Profesional de Alicante. Lo recogió su presidente, Fernando Candela, de manos de Francisco Martín Irles, presidente de la Comisión de Asuntos Académicos del Consejo Social. El Museo de la UA resultó premiado en su vigésimo aniversario. La directora de Responsabilidad Social Corporativa de Actiu, Carmen Berbegal lo entregó a la técnico Remedios Navarro. El director de zona de Alicante de Bankia, Jesús Cecilia, recogió el galardón de Empleabilidad para la entidad que recibió del presidente de la CEV en Alicante y presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Consejo Social, Perfecto Palacio. El premio Alumni para antiguos alumnos con una trayectoria destacada recayó en la responsable de la Estrategia de defensa de Jóvenes Federalistas Europeos del Parlamento Europeo, Alejandra Oriola, la escritora Eva García Saenz de Urturi -lo recogió Manuel Cano porque ella estaba recogiendo el Premio Planeta en Barcelona- y el traumatólogo Joaquín Ferrer. Se lo entregaron el vocal del Consejo Social y consejero delegado de TM Inmobiliaria,Pablo Serna, y el presidente del Consejo de Estudiantes de la UA, Álvaro Asencio, y la médico Marta Gascón. El premio al Rendimiento Académico a los mejores expedientes académicos de cada facultad fue para Berta Adelina Lillo, Miguel Fuentes, Álvaro Bernad, Julio Inclán, Francisco Antonio Martínez, Laura Cuadrado y Daniel Ponsoda. La defensora universitaria Cecilia Gómez fue la encargada de dárselo.

El legendario entrenador de baloncesto Pedro Ferrándiz fue reconocido con el premio al Mérito Deportivo. Lo recogió Luis Castillo, miembro de la cátedra que lleva su nombre de manos del alcalde de San Vicente del Raspeig, Jesús Villar. La luchadora de taekwondo, María José Alfocea recibió el premio al Mérito Deportivo Universitario individual y el equipo de fútbol masculino de la UA el de equipos. El general jefe del MOE, Raimundo Rodríguez, y la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes fueron los encargados de entregarlos. María José Cabañero, coordinadora del UAcompaña recogió el premio al Voluntariado que le entregó la jefa del Servicio de Neurología del Hospital General, Carmina Díaz. El premio Cátedra Empresa recayó en la Cátedra Marjal de Innovación Sostenible y fue el expresidente del Consejo Social Francisco Gómez quien lo recogió tras entregárselo la presidenta de la Asociación de la Empresa Familiar, Maite Antón. Labaqua se llevó el galardón al Mecenazgo de Investigación. La vicepresidenta del Consejo Social, Cristina Rodes, se lo dio a la consejera delegada de la empresa, Coral Robles. El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, hizo entrega del premio Mecenazgo Artístico y Cultural a la secretaria del Patronato Fundación Mutua Levante, Elena Turrión. La Fundación ONCE se llevó el del Mecenazgo de Formación, que el alcalde de Alicante, Luis Barcala, le entregó a la secretaria general de la Fundación ONCE, Teresa Palahí. El catedrático de Química Física Juan Feliu recibió la estatuilla de Investigación que le entregó la consellera Pascual. La primera catedrática de Derecho Financiero y Tributario en España, María Teresa Soler, fue reconocida con el premio a la Trayectoria Académica que recibió de Adolfo Utor.

Uno de los momentos más emotivos se vivió con la subida al escenario de María Jesús y Antonio Arias, hijos del desaparecido empresario Joaquín Arias, a quien correspondió la Mención Honorífica del Consejo Social. El rector fue quien les hizo entrega de la estatuilla alada.