La Universidad de Alicante y la Fundación ASISA han puesto en marcha una cátedra institucional centrada en el campo de la vacunología. Esta iniciativa conjunta tiene como principal objetivo incentivar toda la actividad de investigación, formación y divulgación relacionada con la inmunología y la vacunas, razón por la cual ha sido bautizada con el nombre de un alicantino tan ilustre como el de Francisco Javier Balmis, un pionero en el estudio de las aplicaciones de la vacuna en el s. XVIII.

Objetivo de la Cátedra "ASISA de Vacunología Balmis"

La Cátedra “ASISA de Vacunología Balmis” nace con la vocación de convertirse en un núcleo de reflexión, debate e investigación en el campo de las vacunas y con la tarea de desarrollar un programa formativo y también impulsar la divulgación e investigación en el campo de la vacunología que contribuyan a la mejor formación y conocimientos en esta materia. Además, las dos instituciones trabajarán conjuntamente en actividades en el campo de la vacunología con relevancia social y científica.

El objetivo es fomentar la investigación, formación y divulgación

La rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, ha destacado el compromiso de la institución con las cátedras institucionales que “como es el caso de la Cátedra Asisa Balmis de Vacunología Balmis”, nos permiten colaborar para fomentar la investigación, formación y divulgación en un campo de tanta importancia para la sociedad y en especial en estos momentos de pandemia que atravesamos”.

La directora de la red de Cátedras de la Fundación ASISA, la doctora María Tormo, ha destacado el compromiso de la fundación con las cátedras como una herramienta que “nos permite impulsar aspectos fundamentales para la sociedad, en el caso de la vacunología aquellos más novedosos, que no se encuentran recogidos en los currículos oficiales por ser muy novedosos pero que son de mucho interés”.

Sede y dirección de la Cátedra "ASISA de Vacunología Balmis"

La Cátedra ASISA de Vacunología Balmis tendrá su sede en el campus de la Universidad de Alicante y la dirección de la misma corresponderá al profesor José Tuells, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y doctor en Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante.

Tuells ha asegurado que la labor de la Cátedra es muy importante en una situación pandémica como la que vivimos y ha asegurado que “a eso vamos a dedicar nuestros esfuerzos”.

El profesor de la Universidad de Alicante ha señalado algunas de las iniciativas en las que ya están trabajando desde la Cátedra ASISA de Vacunología Balmis que dirige como realizar estudios que “ofrezcan datos sobre cómo afecta la vacuna a diferentes grupos de población, como puedan ser profesionales de la salud, la comunidad universitaria o la población reclusa”, ha apuntado.

La Cátedra realizará estudios que ofrezcan datos sobre cómo afecta la vacuna a diferentes grupos de población

Tuells también ha explicado que trabajan para realizar cursos de verano, convocar becas de investigación y que ya se están realizando cursos de formación sobre las vacunas entre los colectivos de la Universidad de Alicante.

A la reunión que se ha celebrado de forma telemática este martes han asistido, además de la rectora, la responsable de las Cátedras de la Fundación ASISA y el director de la Cátedra ASISA de Vacunología Balmis, la secretaria general de la Universidad de Alicante, Esther Algarra, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante, José Antonio Hurtado y el vicesecretario general de la UA, Josep Ochoa.

Colaboración universidad-empresa

Esta iniciativa se enmarca en los principios de la Universidad de Alicante de relación y colaboración con instituciones que faciliten su labor educativa, así como el intercambio y la difusión de conocimiento científico y cultural. Además, entre sus fines contempla la promoción, transferencia y aplicación del conocimiento al desarrollo social; el estudio y el respeto de los valores inherentes a la persona; así como, el estímulo y la mejora de todo el sistema educativo.

Una cátedra institucional es un acuerdo entre la Universidad de Alicante y una o varias empresas o instituciones. Alex Dominguez

Por su parte, la Fundación ASISA, una entidad sin ánimo de lucro creada por el Grupo ASISA para dar respuesta a su compromiso social y mejorar la salud y la calidad de vida de las personas, da un paso más en su vocación de contribuir al desarrollo del conocimiento mediante el impulso de programas y acuerdos con la Universidad y con las comunidades científica e investigadora. Con ésta, son ya 15 las Cátedras que mantiene la Fundación ASISA en todo el país con universidades públicas y privadas.

«Las cátedras crean sinergias de verdadero interés para empresas e instituciones y para la Universidad porque todos disponen de sus respectivos potenciales»

¿Qué es una cátedra institucional y cuáles son sus funciones?

Una cátedra institucional es un acuerdo, un convenio entre la Universidad de Alicante y una o varias empresas o instituciones en virtud del cual se financia la realización de actividades de formación, de investigación y difusión de transferencia de conocimiento.

¿Cómo se financian?

La financiación, en principio, es una financiación externa que viene de las empresas y las instituciones que colaboran en la creación de la cátedra. Normalmente se financia en concepto de mecenazgo, en el caso de empresas privadas, aunque también podría ser a través de subvenciones, en el caso de instituciones.

A partir de esa aportación económica se realizan las actividades que resultan de interés para la empresa o institución y en la que la Universidad de Alicante puede aportar todo su potencial de investigación, de difusión y de transferencia de conocimiento.

¿Por qué es importante este aspecto para la UA?

Las cátedras institucionales permiten establecer colaboraciones estratégicas con empresas e instituciones de una forma duradera y también realizar un plus en esas actividades que normalmente realiza la Universidad, como son la formación, la investigación y la difusión y transferencia de conocimiento.

Ello permite también que los estudiantes puedan hacer trabajos de investigación o trabajos de fin de grado o de máster en relación con la temática de las cátedras; pueden organizar actividades como encuentros, talleres, seminarios; puede realizar prácticas nacionales e internacionales; programas de formación permanente; labores de vigilancia tecnológica, jornadas de divulgación científica, entre otras.

Es decir, las actividades que se pueden realizar son variadas y resulta muy interesante la conexión que permiten las cátedras entre universidad, empresa, académicos y estudiantes.