30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rector de la Universidad Miguel Hernández de Elche

Juanjo Ruiz: «Las universidades no pueden seguir con la misma financiación que en 2010»

El máximo dirigente de la Universidad ilicitana posa en su despacho antes de la conversación. | ANTONIO AMORÓS

El máximo dirigente de la Universidad ilicitana posa en su despacho antes de la conversación. | ANTONIO AMORÓS

Cuando estaba completando su primer año al frente de la Universidad Miguel Hernández, la pandemia obligó a redefinir al completo el funcionamiento del sistema educativo superior, acelerando el proceso de digitalización. Ahora Juanjo Ruiz se encamina al ecuador de su primer mandato como rector de la UMH con el propósito de cumplir los objetivos que se había marcado pese a la dificultad del contexto actual.

Está cerca de llegar al ecuador de su mandato al frente de la UMH, ¿la pandemia le impedirá desarrollar el proyecto con el que llegó al cargo de rector?

El covid nos afecta muchísimo pero no impedirá desarrollar el programa. Puede perjudicarnos de forma cuantitativa en algunos objetivos, que se podrán cubrir más o menos. Los aspectos que teníamos de digitalización o inteligencia artificial se han visto beneficiados. Al igual que el teletrabajo o la formación online. Lo que más se pueden parar son las infraestructuras, sin que ninguna se haya quedado bloqueada.

¿Hay algunos puntos que sepa ya que no se van a cumplir en los dos años de mandato que le quedan al frente de la UMH?

No identifico ningún objetivo que no se pueda cumplir por culpa del covid, estamos a tiempo de llegar a todo. Queríamos favorecer las condiciones de trabajo de nuestra gente y la formación en todos los ámbitos y ese objetivo se está viendo potenciado. Hemos acelerado los planes de formación del personal de administración y servicios, del profesorado y de los estudiantes.

Ahora la Universidad cuenta con grandes servidores en la nube para las prácticas de los estudiantes y el teletrabajo...

Es un gran avance contar con todos nuestros programas informáticos en la nube. Antes había que trabajar desde ordenadores físicos y ahora pueden acceder a toda la potencia de nuestras aulas informáticas desde la distancia. Ese es el gran valor de nuestro nuevo equipamiento virtual.

¿Qué ha aprendido de la pandemia durante el último año?

Hay muchas cosas que han venido para quedarse y nada va a ser igual que antes. Se van a implementar los sistemas mixtos y se van a optimizar los esfuerzos. Muchas reuniones presenciales de antes ya no son necesarias. Ahorramos tiempo. Yo ya era partidario de las conferencias virtuales pero mucha gente no veía ese sistema. Es un gran avance, nos vamos a ahorrar desplazamientos, tiempo y esfuerzo. En el pasado no lo hacíamos porque no todos estaban acostumbrados. Ahora nadie tiene excusas.

Se habla mucho de la «infrafinanciación» de las universidades, ¿cuánto dinero hace falta para acabar con este problema?

Dinero hace falta más, no sabría decir el porcentaje superior. También es un tema cuantitativo. Las universidades necesitamos desarrollar programas propios en investigación y formación. Para eso hace falta más financiación, no podemos seguir con la misma que en 2010. Cuanto más, mejor. Más importante que la cantidad es la planificación, que sepamos lo que vamos a tener los siguientes años. Si no, no se pueden poner en marcha programas y estrategias. Ese es el famoso plan plurianual de financiación que reivindicamos las universidades. Antes teníamos programas muy ambiciosos de investigación con becas y fondos propios. Eso se ha visto limitado y es fundamental que lo recuperemos, porque es lo que nos diferencia a unas universidades de otras.

¿Qué planes tienen en mente para el campus de Elche?

Tenemos en marcha el edificio de La Valona, que está en vías de adjudicación a la constructora. Hay otro edificio planificado que es el nuevo de audiovisuales. Hacen falta más medios y aulas porque están aumentando los cursos audiovisuales. Con el edificio departamental hemos llegado a un acuerdo con Dragados y, en pocos meses, saldrá la licitación para completarlo.

¿Cómo valora que el campus se haya convertido en un gran parque al aire libre para el disfrute de todos los ilicitanos?

Me gusta mucho. Queríamos que se convirtiera en un punto de encuentro para los ciudadanos y lo hemos conseguido. La jardinería está prácticamente completada y se ha transformado en un lugar ideal. Ha tenido que venir la pandemia para que se diera a conocer. Mucha gente pensaba que aquí no podía venir. Dentro de poco también vamos a poner en marcha un circuito de running que mejorará el reconocimiento de nuestras instalaciones.

La seguridad del campus también ha sido una cuestión que genera mucho debate...

Hay una partida de seguridad de 4 millones de euros para varios años. Al cabo del año nos gastamos 1,2 millones, es una barbaridad. Se podría mejorar con una mayor organización. Cuando se habla del famoso tema del vallado, la gente piensa que queremos impedir el acceso. Es al revés, cuanta más gente venga a pasear, mejor. Otra cosa es que por la noche se cierre, como cualquier parque del mundo, para ahorrar en seguridad.

¿Les influye el debate de la ley del Palmeral en sus planteamientos para el campus?

No mucho, porque para la zona del camino del Pantano no tenemos planes de expansión. En todo caso, se dirigiría a la avenida de la Unesco y otras parcelas.

¿Sabe en qué fase se encuentra el estudio que se le encargó a la UMH sobre el futuro palacio de congresos de Elche?

Está en elaboración. Lleva su tiempo y lo primero que aparecerán, dentro de poco, serán las conclusiones provisionales. El estudio definitivo se completará más adelante. Se han hecho muchas reuniones con sectores sociales, asociaciones y técnicos y pronto sabremos el resultado.

¿Cuándo dará la Universidad el salto al centro de la ciudad?

Nuestra opción principal es alquilar un pequeño espacio, en el que podamos ofrecer ruedas de prensa, vender merchandising, informar sobre la UMH, tener un punto de contacto... Y, si fuera posible, ubicar allí la escuela de adultos. Lo mejor sería alquilar una parte del Aula CAM. Si no llegamos a un acuerdo, buscaremos otras soluciones. Nuestro vicerrector de Infraestructuras tiene controlados varios espacios en el centro que podríamos utilizar rápidamente. El edificio de Zara era demasiado grande y demasiado caro para lo que pretendemos. Queremos empezar cuanto antes en el Aula CAM. Aunque la alquilemos, hay que hacer reformas para instalar, por ejemplo, la climatización y la red wifi.

¿Por qué no han sustituido a María Teresa Pérez Vázquez?

Es muy difícil de sustituir porque era una mujer muy implicada y llevaba muchos años haciendo su trabajo. No tenemos la persona adecuada para ello y hemos decidido repartir sus funciones entre los vicerrectores. Las circunstancias actuales también son muy diferentes por la pandemia y nos permiten tratar este asunto con más perspectiva.

¿Cómo vieron su salida del Instituto Gil-Albert?

Ella consideró que era mejor dimitir de su cargo en la UMH porque era nuestra imagen pública. Es un gesto que le hemos agradecido, por supuesto.

La Universidad de Alicante cuenta con una nueva rectora, Amparo Navarro...

Teníamos una relación muy buena cuando ejercía como vicerrectora de Investigación y, después, durante su candidatura, y la seguimos teniendo. Estuvimos en su toma de posesión junto al presidente Ximo Puig y queremos colaborar en muchas cuestiones.

En su toma de posesión, precisamente, volvió a reivindicar Medicina para la UA...

Los dos candidatos estaban obligados a reivindicarlo porque lo tienen aprobado por su consejo de gobierno. Mi opinión sigue siendo la misma. Me baso en el discurso técnico de los consejos nacionales, de los decanos de Medicina y de los estudiantes. Todos dicen que no ven necesario que se implanten más titulaciones. Hacen falta más plazas de médicos, no más formación. No tiene sentido formar profesionales que no se pueden colocar.

Más allá de esta cuestión, ¿cómo es la relación entre las universidades provinciales?

Es buena, tenemos varios proyectos de colaboración, como el del Centro de Inteligencia Digital, al que le queremos dar forma definitiva este año. También colaboramos en proyectos de los parques científicos relacionados con los fondos de inversión. Y en iniciativas de Fisabio o de la AVI.

¿Es fácil compaginar investigaciones entre universidades?

La tecnología favorece la colaboración, al igual que las fuentes de financiación. La mayor parte de los proyectos europeos exigen esa colaboración. Son investigaciones multidisciplinares en las que cada uno aporta sus conocimientos. La investigación específica apenas existe ya. Hay que estar conectado y complementar las competencias.

¿Que sintonía hay con la Conselleria de Universidades?

Es buena en todo menos en la vacunación. No han incluido a los profesores universitarios en la campaña. Tanto la conferencia de rectores españoles como la valenciana reivindican que somos un grupo de riesgo igual o superior al de los docentes de Secundaria. La población que más transmite el virus es la que tiene entre 18 y 25 años. En las aulas no hay posibilidades de contagio pero también hay prácticas y laboratorios. Hasta que no llegue la vacuna no se va a poder normalizar la actividad universitaria.

Uno de los proyectos de la conselleria para Elche es el del edificio de Correos...

Convocaron una reunión recientemente en la que estuvo presente nuestra vicerrectora de Transferencia del Conocimiento. El concepto de tecnologías habilitadoras se asemeja mucho a los proyectos de la AVI. A nuestro Consejo Social le han pedido que trabaje en un proyecto transversal, que vaya más allá del calzado, como se dijo en un principio.

¿Cómo compagina su labor al frente de la Universidad con su vida personal y familiar?

Es difícil y necesito la comprensión de la familia. Hay que sacar horas de dónde sea. La pandemia también ha hecho que se relajen los actos, pero volverán. Podemos conciliar un poco mejor el trabajo con la vida familiar porque hay menos reuniones presenciales y citas fuera de horario. De momento, lo llevo bien.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats