Pasión y esfuerzo

Sofía Cetrulo y Manuel González Gambín, estudiantes del campus de Elche de la Universidad CEU UCH, comparten su experiencia tras recibir premios por sus resultados académicos

Sofía Cetrulo y Manuel González Gambín recibieron los Premios Extraordinarios Fin de Carrera.

Sofía Cetrulo y Manuel González Gambín recibieron los Premios Extraordinarios Fin de Carrera. / INFORMACIÓN

En la Universidad CEU Cardenal Herrera, la primera Gala del Rector se llevó a cabo en los jardines del Paraninfo, donde más de doscientos estudiantes se congregaron para celebrar el cierre académico del curso 2022-2023.

Este evento destacó por la entrega de los Premios Extraordinarios Fin de Carrera, enfocados en reconocer a estudiantes que han mostrado resultados sobresalientes en sus respectivos programas académicos. Entre los estudiantes reconocidos, Sofía Cetrulo Pérez y Manuel González Gambín compartieron sus experiencias y el impacto de sus estudios en sus futuras carreras profesionales.

Superación y preparación constante

Sofía Cetrulo Pérez, proveniente de Uruguay, inició su trayectoria en la universidad enfrentándose a la incertidumbre de adaptarse a un nuevo sistema educativo. A lo largo de su carrera, la pandemia presentó desafíos adicionales que afectaron la dinámica de los estudios universitarios.

Según Sofía, el reconocimiento recibido “es el resultado del esfuerzo constante y la dedicación que puse en cada tarea asignada. La base de mi rendimiento académico reside en la maximización del aprendizaje en cada clase”. Esta alumna del grado de Marketing destaca la importancia de la participación activa, “tomando apuntes y haciendo preguntas y la relevancia de entregar siempre más de lo esperado en cada tarea, un principio inculcado desde mi infancia”.

Actualmente, Sofía trabaja en el departamento de marketing de SheCodes, una empresa de cursos de programación online para mujeres, donde ha escalado posiciones hasta convertirse en Coordinadora de Marketing.

“Este rol me ha permitido expandir mis habilidades y conocimientos en diferentes áreas del marketing”, y reconoce que su experiencia en la universidad, “especialmente en la aplicación de conocimientos en casos prácticos, fue crucial para mi desempeño y confianza profesional”.

Sofía subraya la importancia de la pasión por el área de estudio, que considera fundamental “para motivarme continuamente hacia el aprendizaje y la preparación para el futuro profesional”.

Esto, según ella, fue clave para mantener un rendimiento sobresaliente durante toda su carrera. Además, Sofía resalta “la oportunidad de interactuar con profesores que no solo se dedican a la enseñanza, sino que también aportan su experiencia profesional a las aulas, facilitando así una mejor comprensión de cómo aplicar teoría en contextos prácticos”.

Estudio constante y aplicación práctica

Por su parte, para Manuel González Gambín, conseguir este premio es producto “de mantener el estudio al día y aplicar prácticamente lo aprendido como métodos clave para alcanzar buenos resultados. Este premio ha supuesto una gran alegría, porque no solo implica el reconocimiento de unos resultados académicos, sino también de todo el esfuerzo realizado para obtenerlos”. 

A su juicio, las claves de su éxito han sido principalmente dos: “llevar el estudio al día, y no dejarlo todo para las semanas antes de los exámenes; y no limitar el estudio a una cuestión teórica, sino buscar siempre la aplicación práctica de lo estudiado”.

Actualmente, Manuel se prepara para las oposiciones para acceder a la Carrera Fiscal, con el objetivo de aprobar el primer examen oral el próximo año. Para este estudiante de Derecho, que también mantiene un perfil de voluntariado social, “la universidad me ha proporcionado la base para descubrir mi vocación y seguir el camino hacia mis metas profesionales”.

Y va más allá. “El CEU me ha permitido descubrir mi vocación y me ha mostrado el camino a seguir para alcanzar mis metas profesionales. Y (lo que tal vez sea más importante) entender que el primer requisito para ser un buen profesional, en concreto un buen jurista, es el requisito ético”.

Recomendaciones de dos alumnos “excelentes”

A la hora de trasladar su experiencia a los alumnos que se encuentran en la actualidad en los diferentes cursos, Sofía recomienda “aprovechar cada oportunidad para aprender. Y no me refiero solo a las clases propiamente dichas, sino también a las actividades prácticas, los seminarios y los profesores invitados. Todas son oportunidades de crecer y aprender. En mi caso, aprovechar todas las prácticas de las diferentes asignaturas como una oportunidad de aprendizaje me ha permitido salir al mundo laboral con mucha más soltura y experiencia”.

Por su parte, Manuel González Gambín considera que es fundamental apoyarse en una fórmula clásica. “Como siempre dice uno de mis profesores, "deje que la Universidad pase por él o ella". Por ello, les recomendaría que vayan siempre a clase, porque es la mejor forma posible de estudiar”.