Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela

El convenio desaparecido

INFORMACIÓN obtiene el acuerdo de 2007 que prueba que los socorristas comenzaban a trabajar a las 11 horas

El convenio desaparecido

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Orihuela del pasado martes dio cuenta de una sentencia por la que se condenaba a indemnizar a la familia de un ahogado con 157.333 euros (más intereses legales) al estimar el juzgado de lo Contencioso 1 de Elche que existía una responsabilidad patrimonial de la Administración por un fallecimiento ocurrido el 13 de julio de 2007 en Cala Capitán, en Cabo Roig. Aquel día Miguel Ángel Ramírez perdió la vida tratando de salvar a un menor. Eran las diez y media de la mañana y no había socorristas, aunque los carteles situados en la playa fijaban el inicio del servicio a partir de las diez horas y, de manera ininterrumpida, hasta las 20 horas.

La familia del fallecido -uno de los dos que hubo esa jornada aciaga- ha peleado durante seis años contra el Ayuntamiento de Orihuela que se negaba a admitir que tuviera una responsabilidad en los hechos y, aseguraba, aunque los carteles dijeran que el servicio comenzaba a las diez la realidad es que el convenio suscrito ese año por la ya alcaldesa, Mónica Lorente (Partido Popular), y el presidente local de la institución, José Francisco Abadía, decía que el servicio se establecía desde las 11 horas. Es decir, los hechos ocurrieron antes de que los socorristas estuviesen en sus puestos, comprobasen el mal estado de la mar ese día, colocaran las banderas de prohibición y, en último término, obligaran a la gente a salirse por el evidente peligro.

El pasado martes, tras aquella junta de gobierno, la portavoz municipal Antonia Moreno (PSOE), se quejó amargamente de no haber podido aportar a ese procedimiento judicial aquel convenio que hubiera, probablemente, eximido de culpa (en todo o en parte) al Ayuntamiento de Orihuela, pero es que éste no aparecía por ningún sitio.

«Hemos encontrado el (convenio) de Semana Santa de 2007 y el posterior de 2008, pero no ese y ambos fijan el comienzo del servicio a las 10 de la mañana», insistió la socialista. Los alegatos del Ayuntamiento, aun en el caso de haber podido llevar a juicio dicho convenio correspondiente al verano de 2007, igual hubieran sido débiles porque nada podía contradecir, en cualquier caso, que los carteles que todos los bañistas veían al acercarse a la costa decían que el servicio comenzaba a las 10 horas y no a las 11 horas como alegaba, aunque sin pruebas, el Ayuntamiento. Y eso sí evidencia un mal funcionamiento de la Administración.

Lo curioso del caso es que sólo tres días después de aquella rueda de Prensa de Antonia Moreno, en la que aseguró que el letrado contratado por el municipio para ese procedimiento (Federico Ros) no tuvo muchos argumentos para la defensa, el convenio ha aparecido y en la mesa de este periódico. Seis folios firmados cada uno de ellos por la que entonces era una «novata» alcaldesa y el responsable de la ONG que gestionaba el servicio turístico. Y en la estipulación segunda del contrato se dice: «El servicio comenzará a las 11 horas y finalizará a las 19 horas. La Asamblea Local de la Cruz Roja Española en Orihuela cubrirá el servicio de salvamento y socorrismo en las siguientes zonas mediante puestos fijos durante la temporada de verano: Playa Punta Prima, Cala La Mosca, Cala La Estaca/La Flamenca, Cala Cerrada/La Zenia, Cala del Bosque/La Zenia, Cala Capitán (...)». Cruz Roja tenía que percibir 309676,83 euros por aquel trabajo.

La sentencia por 157.333 euros es recurrible por el Ayuntamiento de Orihuela ante una segunda instancia, el Tribunal Superior de Justicia. El martes, Antonia Moreno dudaba si darían ese paso porque no tenían el convenio que era la única prueba, el único argumento, para luchar de eximirles en parte de culpa por aquel fallecimiento. Han pasado seis años de aquellos terribles hechos y lo que ahora se baraja en el equipo de gobierno es ¿qué hacer?.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats