Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Callosa de Segura

La iglesia arciprestal de San Martín tendrá un órgano de 1865 traído desde Bélgica

El templo cuenta ya con el mueble que albergará el instrumento musical «Merklin Schütze»

La iglesia arciprestal de San Martín tendrá un órgano de 1865 traído desde Bélgica

La iglesia arciprestal de San Martín tendrá un órgano de 1865 traído desde Bélgica

La Arciprestal de San Martín de Callosa de segura contará con un órgano «Merklin Schütze» de 1865. La valiosa pieza ha sido adquirida por la Cooperativa Eléctrica callosina e incrementa el patrimonio del templo declarado Monumento Histórico Artístico Nacional, que contaba con un instrumento similar que fue destruido durante la Guerra Civil. Los trabajos de restauración del órgano concluirán dentro de un año, aunque en la iglesia ya se puede ver el elegante mueble de madera de roble en el que se insertarán las piezas que lo harán sonar.

El órgano perteneció a la antigua iglesia belga de Santa Margarita de Tournai y fue puesto a la venta después de que el templo fuera desacralizado. La Cooperativa adquirió el instrumento tras recibir el visto bueno de la asamblea para su compra y restauración, y fue traslado en un camión frigorífico hasta Callosa. Se guardó en el más absoluto secreto dado que se trata de una preciada pieza construida por el maestro organero alemán Joseph Merklin, el mismo que realizó el órgano de la Catedral de Murcia. Tras hacer el inventario de piezas, se comenzó la restauración, una tarea que realiza hoy Luis Miguel Rico desde su taller en Hondón de las Nieves. Mientras tanto, se llevaron a cabo los trabajos para preparar al ubicación en la que se instalaría el órgano. Se trata del mismo hueco en el que se encontraba el instrumento perdido en los años 30, un espacio que fue tapiado y que ahora ha sido descubierto. Lo primero que se ha hecho ha sido colocar el mueble de madera, que solo ha precisado de una limpieza y de un tratamiento que garantice su conservación dado que estaba en muy buen estado. Se espera que el resto de las piezas estén restauradas en un plazo de un año. El presidente de la cooperativa callosina, Antonio Roca de Togores, dijo que con esta adquisición el colectivo ha pretendido «invertir en patrimonio porque era una magnífica oportunidad de recuperar una joya para San Martín».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats