Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la Vega Baja

La cosecha de limones aumenta un 30% y supera las 917.000 toneladas

El incremento en la producción compensa una caída de precios - El kilo de la variedad Verna se paga a sólo 0,65 euros, y el Fino a 0,35

Jornaleros trabajan en labores de recolección.

Jornaleros trabajan en labores de recolección. mary parra

La campaña de producción de limones en la provincia de Alicante, que se concentra casi en su totalidad en la Vega Baja, se ha cerrado con un aumento de un 30% con respecto al año anterior, superando las 917.000 toneladas. Aunque el precio en origen, es decir, lo que cobra el agricultor, se ha visto mermado esta temporada, rondando una media de 0,65 euros en la variedad Verna y de 0,35 euros en el Fino, los productores consideran que ha sido un buen año gracias al aumento de la cosecha.

Desde la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Alicante concretaron ayer que la variedad de limones Verna, que ahora se encuentra en plena campaña, ha pasado de 90.000 a 117.000 toneladas, mientras que el limón Fino ha registrado cifras por encima de las 800.000 toneladas. «Al fuerte incremento de kilos se le suma la estabilidad de unos precios aceptables durante toda la campaña, propiciando que haya sido una de las mejores cosechas de los últimos años en cuanto a rentabilidad para el agricultor». En relación a la variedad Verna, desde Asaja destacaron que los precios en campo no han sido tan elevados como el año pasado, que rozaron picos «históricos», llegando a sobrepasar los 1,20 euros el kilo en origen, y se han situado entre 0,60-0,70 céntimos durante toda la campaña. El Fino arrancó con precios en origen de un euro el kilo y, después, se estabilizó entre 0,30-0,40 céntimos.

«Aunque han descendido los precios con respecto a la campaña anterior, hemos visto que el notable aumento de producción y la estabilización de unos precios medios decentes han provocado gran rentabilidad para los productores, que afirman que ha sido la mejor campaña del limón de los últimos años», afirmó el presidente de Asaja Orihuela, José Vicente Andreu.

Importaciones

El presidente de Asaja Alicante, Eladio Aniorte, destacó que uno de los factores que ha jugado a favor del buen desarrollo de la campaña de limón nacional es la poca influencia de las importaciones de limón de países terceros. Aniorte quiso denunciar la práctica de las grandes superficies de comprar limón extracomunitario para sostener los precios e impedir que suban en exceso. «Una práctica muy habitual por parte de la gran distribución», dijo.

Para el próximo año se prevé un descenso acusado de producción del Verna, que puede bajar a menos de 100.000 toneladas, dado que esta variedad va alternando los picos de producción y, tras un fuerte incremento de fruta esta campaña, el próximo año se espera menos cosecha. Aún así estiman la demanda va a continuar al alza. No obstante, desde Asaja destacaron que la viabilidad de los cultivos dependerá del agua. «Ahora mismo estamos en un momento crítico porque no hay agua. Si no se activa el acueducto del Tajo nuestros cultivos no podrán soportar otra campaña en las condiciones de sequía extrema que nos encontramos y ante uno de los veranos más secos y calurosos de los últimos años. Es una verdadera aberración que el Gobierno de España ponga en peligro el modelo productivo del Levante», criticó Aniorte. A este inconveniente se unen otros como el ocurrido con las naranjas, dado que al inicio de campaña y con el acuerdo de la UE con Sudáfrica, «se permitió la entrada masiva de naranjas sin aranceles, un hecho que provocó la sobreinundación de producto y la caída empicada de los precios».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats