Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja

El juez condena a los manteros que lanzaron sillas e hirieron a siete policías locales en 2013

La sentencia impone penas de 9 meses de cárcel contra los vendedores ambulantes sin licencia e indemnizaciones por daños a los agentes

Imagen del vídeo de la agresión en la que se aprecia un vendedor arrojando una silla.

Imagen del vídeo de la agresión en la que se aprecia un vendedor arrojando una silla. INFORMACIÓN

El juzgado de lo Penal 2 de Torrevieja ha condenado a tres vendedores ambulantes a 9 meses de cárcel por atentado contra la autoridad y agredir a varios agentes de la Policía Local el 9 de junio de 2013, cuando el problema de la venta ambulante en la ciudad había alcanzado niveles muy preocupantes.

El momento más tenso de aquella batalla campal se produjo cuando los ahora condenados la emprendieron a sillazos con los agentes, algo que recogieron varios vídeos de testigos, en unas imágenes que se hicieron virales.

Cuatro años después de los hechos, y en ausencia de dos de los tres acusados, el juzgado ha dictado sentencia. No solo condena a esa pena de cárcel, también a indemnizaciones por daños.

Aquel episodio fue uno de los muchos que desembocaron en una situación insostenible que provocó la intervención de la delegación del Gobierno para reforzar la presencia policial en los paseos, que durante ese verano estuvo tomado por los vendedores ambulantes, casi todos de origen senegalés.

Como hechos probados la sentencia señala que el 9 de julio de 2013 los tres acusados y «otros muchos que no han podido ser identificados» se encontraban en el paseo de Juan Aparicio de Torrevieja dedicándose a la venta ambulante sin autorización.

En ese momento se acercaron los agentes de la Policía Local para identificarlos y se produjo «un tumulto», en el que los tres acusados «junto con otro abundante grupo de personas que no han sido identificadas» reaccionaron de forma violenta y arrojaron contra los agentes sillas ligeras de plástico y aluminio procedentes de las terrazas. Y que impactaron en varios de los agentes. Según la resolución judicial hasta siete agentes resultaron heridos en estos altercados, además de daños en varios vehículos.

Tensión

Las indemnizaciones impuestas para los condenados oscilan entre 150 y 400 euros por cada uno de los policías que se vieron afectados. En aquel momento la Policía Local, y en especial el Grupo de Refuerzo Operativo, (GRO) se enfrentaba «solo ante el peligro» a la avalancha diaria de manteros que se buscaban la vida en este espacio público, y contra el que solo se puede actuar por carecer de licencia de venta ambulante, no tanto por el origen o cantidad de los productos, mucho más difícil de establecer.

La detención de miembros de la comunidad de senegaleses por realizar venta ambulante llegó a derivar en 2013 en altercados callejeros en la zona del Palacio de Justicia, incluso con cruce de contenedores y amenaza de intervención de los antidisturbios.

Durante ese periodo se vivieron escenas como las protagonizadas por el GRO ataviado de medidas antidisturbios para frenar una protesta. Entre 2014 y 2015, se estableció un dispositivo especial de control y vigilancia con patrullas mixtas formadas por Guardia Civil y Policía Local. Ahora, prácticamente toda la función de vigilancia de venta ambulante lo ha asumido la Policía Local, y en espacial el Grupo de Refuerzo Operativo de la Guardia Civil.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats