30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudadanos tendrá 9 cargos «a dedo» en la Diputación con 2 diputados

Crean una oficina paralela para su Vicepresidencia con media docena de asesores, uno más que el equipo de Carlos Mazón

Los diputados Javier Gutiérrez y Julia Parra, en la investidura de Carlos Mazón como presidente.

Los diputados Javier Gutiérrez y Julia Parra, en la investidura de Carlos Mazón como presidente. rafa arjones

El partido que quería acabar con las diputaciones ha terminado por crear una agencia de colocación en el Palacio Provincial de Alicante. Con solo dos diputados, decisivos eso sí, podrán designar la friolera de nueve asesores «a dedo». Los que antes se lavaban las manos ahora se las frotan. Ciudadanos lleva años apostando por eliminar estas instituciones a las que calificaba como espacios para «los enchufados y cargos de confianza». Sin embargo, ya en el gobierno el discurso ha dado un giro de 180 grados y los de Albert Rivera han creado por primera vez una estructura paralela con una oficina para la Vicepresidencia primera que incluye a seis cargos nombrados «a dedo», uno más que el equipo de Presidencia, que además se ha reducido. Con sus nueve cargos «a dedo», Ciudadanos pasa a tener más asesores que cualquier conselleria del gobierno valenciano. Esa es la mayor tajada que han sacado de estas negociaciones con el PP.

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, llevará al pleno de Organización que tendrá lugar el viernes la propuesta en la que determina el número, características y retribuciones de los eventuales que, en este caso, continuará en 29. De ellos, 16 son para el PP, 9 para Ciudadanos, 3 para los socialistas y 1 para Compromís. Se trata de una propuesta inédita en la Diputación Provincial al conceder un número tan bajo al principal grupo de la oposición: el PSPV pasa de tener 5 asesores a tener 3 pese a haber sido el partido más votado. La oposición, por lo tanto, se queda con cuatro cargos, lo que equivale tan solo a un 12% de los recursos de personal de apoyo de la Diputación cuando prácticamente tienen el 50% de los diputados.

En esta primera decisión del nuevo equipo de gobierno, Ciudadanos ya ha incumplido los criterios sobre los que hizo pivotar su carrera electoral. Cuando Toni Cantó firmó en Elche el acuerdo mediante el cual entregó las llaves de la institución al PP, tan solo anunció que el área de Infraestructuras se entregaría al portavoz Javier Gutiérrez y Cultura a Julia Parra, que además sería vicepresidenta. También dijo que gestionarían el nuevo observatorio de la transparencia y se encargarían de la coordinación de las oficinas comarcales. Ni una sola palabra de los asesores. Lo ocultaron. Durante las últimas semanas, los de Albert Rivera han aprovechado cada discurso o acto público para levantar la bandera de la honradez, eso sí, sin volver a recordar aquella promesa de restar competencias al organismo que ahora gestionan. Las cosas de empezar a tocar poder.

Los dos diputados de Ciudadanos pasarán a tener el sueldo más alto de todos los miembros de la corporación provincial, excepto el presidente. Javier Gutiérrez se embolsará 73.240 euros brutos como portavoz, la misma cuantía que percibirá Julia Parra como vicepresidenta. A estas retribuciones se le sumarán las cuantías correspondientes por viajes o desplazamientos en cualquier transporte.

En este sistema organizativo que la formación naranja ha creado en el Palacio Provincial, la vicepresidencía contará con un equipo de asesores más amplio que el presidente Mazón. En total seis personas que se encargarán de la jefatura del gabinete, la dirección del área de la vicepresidencia, el coordinador de infraestructuras y asistencia a municipios, la dirección de comunicación adjunta y dos personas como personal eventual de apoyo adscritos a las oficinas comarcales. Los otros tres asesores de Cs, quedarán adscritos a las oficinas del grupo. Ante este escenario, los dos portavoces de la oposición, el socialista Toni Francés y Gerard Fullana, en nombre de Compromís, mostaron ayer su rotundo rechazo a este reparto favorable a los nuevos socios del PP. El portavoz del PSPV dijo que denunciará públicamente esta decisión y la tildó de «injusta y antidemocrática».

El salario del personal eventual oscila entre 41.000 y 60.000 euros

Los cargos a dedo nombrados por Ciudadanos y que desempeñarán diferentes funciones en la nueva estructura creada para la vicepresidenta primera, Julia Parra, cobrarán entre 41.000 y 60.000 euros. Las tres personas encargadas de apoyo a las oficinas comarcales y la dirección de comunicación adjunta tendrán un salario de 40.940 euros, mientras el jefe de gabinete, el director del área de la vicepresidencia y el coordinador de Infraestructuras percibirán 59.970 euros.

Carlos Mazón cobrará más que Puig; los portavoces y las dos vicepresidentas tendrán más sueldo que Oltra

El presidente de la Diputación recibirá una retribución de 83.227 euros anuales frente a los 71.761 euros del jefe del Consell

En esta velocidad de crucero que ya parece haber alcanzado el nuevo gobierno de la Diputación, los representantes políticos de la institución se irán de vacaciones estivales disfrutando de una subida de sueldo de un 2,75%, que deja un panorama cuanto menos curioso. En base a la propuesta del equipo de gobierno formado por PP y Ciudadanos y que en virtud de su mayoría absoluta será aprobada el próximo viernes en el pleno de Organización, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, cobrará 83.227 euros brutos anuales, distribuidos en catorce mensualidades. Esta cifra supera a los 81.808 euros del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, retribución de la que se le tiene que restar una indemnización por residencia de 10.046 euros. En definitiva, Carlos Mazón percibirá 83.227 euros frente a los 71.761 euros del salario del presidente del Consell.

En esta clasificación de cuantías de los miembros de la corporación provincial, la portavocía del gobierno, con Adrián Ballester, y las de los grupos -Eduardo Dolón, Toni Francés, Javier Gutiérrez y Gerard Fullana- se equiparan a los dos vicepresidentas -Julia Parra y Ana Serna- con 73.240 euros. Todos ellos cobrarán más que Puig sin el «plus del piso» y que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que se queda en 69.688 euros. Además, a las portavocías adjuntas de los grupos políticos -una del PP y otra del PSPV- les corresponde 70.448 euros, también más que Mónica Oltra y a los diputados con delegaciones 68.448 euros, igual que lo que se percibirá por ocupar vicepresidencias de organismos autónomos.

Los diputados que no perciban retribuciones por dedicación exlusiva ni parcial percibirán 350 euros por pleno y 250 euros por comisiones. Además, las dedicaciones parciales, que en principio solo afectará a los socialistas, requerirán el 75% de la jornada establecida por la que se percibirá una retribución bruta que llegaría a los 51.336 euros.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats