Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcaldes de Orihuela, Torrevieja y Pilar piden la gratuidad de la autopista de peaje hacia Cartagena

El tramo de la AP-7 que discurre por la Vega Baja es uno de los dos únicos de pago que se mantienen en la Comunidad, con precios que oscilan entre 4,5 y 8 euros según la época del año, y cuya concesión vence en 2048

Uno de los dos peajes de la AP-7 en el tramo que discurre por la comarca de la Vega Baja, el situado en Los Montesinos. Tony Sevilla

La confusión ha cundido entre muchos conductores que circulan a diario por la Vega Baja tras la liberalización de la autopista AP-7 entre Sant Joan d'Alacant y la provincia de Tarragona, que ha eliminado los peajes en esta vía que cruza gran parte de la Comunidad Valenciana, al creer que en el tramo que discurre por la Vega Baja también se levantarían las barreras. Pero no. El tramo comprendido entre Crevillent y Cartagena de 76 kilómetros es otra concesión distinta, otorgada en 1998 a Autopista del Sureste (Ausur) por el Gobierno del popular José María Aznar -como se ha encargado de recordar esta semana la senadora socialista por Alicante Ana Martínez- por un periodo de 50 años, hasta 2048. Los dos peajes que tiene esta autopista están en la Vega Baja, uno en Los Montesinos y otro en La Zenia (Orihuela Costa), y se han convertido en casi los únicos de toda la Comunidad, junto con los de la autopista de circunvalación de Alicante, también denominada AP-7.

Por este motivo son muchas las voces que se oponen a que se siga cobrando a los conductores casi 22 años después de su construcción y que, como ha sucedido desde Sant Joan, quieren que la carretera se convierta en la práctica en una autovía libre de peajes. Los que se han puesto al frente de la reivindicación de la gratuidad de la AP-7 en la Vega Baja han sido los alcaldes de los municipios costeros de la comarca, los que se sienten más perjudicados por el «paso por caja» de los conductores, como son Torrevieja, Orihuela y Pilar de la Horadada. Anuncian a INFORMACIÓN que solicitarán una reunión con el Ministerio de Fomento para solicitar esa gratuidad arropados por el resto de regidores, asociaciones y empresas de la comarca alineados en el foro «Fuerza Vega Baja». En esa reunión también pedirán a Fomento una lanzadera entre la estación intermodal de Orihuela, donde parará el AVE, y los municipios costeros.

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, explica que « plantearemos al ministro de Fomento, o a quien nos reciba, varias posibilidades que son desde que el Gobierno se haga cargo de lo que queda de concesión (28 años) y que la gratuidad sea total, a que puedan poner algún peaje en sombra». Dolón coincide con el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, en que «es injusto que siendo una concesión que va desde Crevillent a Cartagena solo se pague en el tramo de Orihuela Costa y Torrevieja», critica el regidor torrevejense, a lo que añade el alcalde oriolano que «llevan 21 años perjudicando a Orihuela, Torrevieja, Pilar de la Horadada y los municipios cercanos a la carretera como San Miguel de Salinas para que se beneficien todos los demás que no pagan peaje, que se ponga uno en Crevillente y otro en Cartagena y así estaría más repartido, pero tal y como está puesto nos perjudica a la comarca exclusivamente», señala Bascuñana.

«Discriminados»

El alcalde oriolano manifiesta que «nos sentimos discriminados y perjudicados». Por su parte, el alcalde de Pilar de la Horadada, José María Pérez, por cuyo municipio no hay peajes en el tramo de la AP-7 que discurre por su término pero sí se ve afectado, señala que «somos el último municipio de la Comunidad Valenciana, o el primero de entrada desde Murcia, y nos vemos muy perjudicados porque perdemos visitantes, ya que tener que pagar hasta 8 euros por llegar a Pilar de la Horadada desde Los Montesinos es una barbaridad y quien quiera ir y volver desde Pilar de la Horadada a Alicante por la autopista en temporada alta se gasta 16 euros, por lo que la mayoría evita esta carretera, que creo tiene los peajes más caros de España». Pérez pone el foco en la clave de la escasa afluencia de vehículos en la autopista AP-7: los conductores evitan los dos peajes buscando alternativas como la N-332 o la salida Torrevieja Norte por la CV-905, lo que aumenta la saturación en estas carreteras, sobre todo en periodo estival.

Las últimas estadísticas del Ministerio de Fomento indican que los tramos libres de peaje -Cartagena-Campoamor y Los Montesinos-Crevillent- tienen un tráfico diario de media de 21.000 vehículos. Pero en los doce kilómetros de Campoamor-La Zenia y Los Montesinos, los mejores registros en los últimos veinte años de ese tramo de peaje apenas han superado los 7.000 vehículos diarios de paso. «Los peajes sobrecargan la N-332 y la vía parque de la Costa y su eliminación permitiría no solo estar mejor comunicados, sino que mejoraría notablemente la seguridad vial por la cantidad de accidentes que se producen en las vías alternativas», manifiesta Eduardo Dolón.

Con la actualización de precios, desde el 1 de enero de 2020 los dos peajes de la AP-7 se han encarecido en 5 céntimos para vehículos ligeros y pesados de tipo 1, y en 10 para los más pesados de tipo 2. Así, este año, en temporada baja los vehículos ligeros, como los coches, pagan 2,25 euros por cada uno de los dos peajes y 4 en temporada alta (verano y Semana Santa); los pesados 1, 4 euros por peaje en temporada baja y 4,65 en la alta; y los de tipo 2, 5,10 euros en la baja y 5,65 en la alta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats