Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela incrementa el control sobre enseres en la calle, que crecen un 2000% en 2019

El municipio pasa de recoger 725 toneladas a casi 16.000 en un año - La DANA multiplicó la recogida de residuos pero hay una subida en diciembre y enero

Enseres tirados en la calle tras la gota fría del pasado mes de septiembre en Orihuela.

Enseres tirados en la calle tras la gota fría del pasado mes de septiembre en Orihuela. tony sevilla

El Ayuntamiento de Orihuela está dispuesto a acabar con el incivismo de dejar tirados en la calle enseres domésticos sin avisar al servicio de recogida -que es gratuito, por cierto-. El consistorio va a aumentar el control para evitar, en la medida de lo posible, el vertido de enseres en las calles del municipio, que afean la imagen de la ciudad. Las fuertes lluvias e inundaciones que provocó la gota fría de septiembre destrozó el mobiliario de cientos de viviendas de Orihuela, cuyos enseres se acumularon en las calles de la ciudad en esa situación de emergencia. La DANA fue uno de los motivos del espectacular aumento en el número de recogida de enseres en el municipio durante 2019, pasando de las 725 toneladas recogidas en 2018 a las 15.894 del pasado año, lo que supone un incremento de más de un 2000%. Sin embargo, la Concejalía de Limpieza Viaria y RSU ha constatado «un incremento desmedido» tanto en diciembre como en enero de este año, meses después de la DANA, según señaló ayer el edil responsable del área, Dámaso Aparicio.

En diciembre de 2018 los operarios de Limpieza Viaria retiraron de las calles un total de 56 toneladas, mientras que el pasado mes de diciembre fueron casi 140 toneladas. En enero del pasado año se recogían unas 35 y este pasado mes de enero fueron 110 las toneladas de enseres tirados en la calle. «Esto produce un desajuste presupuestario, tuvimos un problema puntual con la DANA y recibimos subvenciones y apoyo financiero y aprobamos una línea de crédito específica, pero lo que no podemos es seguir manteniendo unos gastos corrientes tan elevados porque el presupuesto se acabará a mitad de año», lamentó Aparicio, quien añadió que este problema trastoca también la prestación habitual del servicio.

A Orihuela le cuesta la eliminación de cada tonelada de enseres unos 50 euros. La media de gasto en el periodo histórico es de 30.000 euros para eliminar las 600 toneladas que de media se dejan en la calle de enseres de todo tipo. Sin embargo, en 2019 el gasto se ha elevado a casi 800.000 euros para eliminar las casi 16.000 toneladas dejadas en las calles. «Hay problemas, incluso, en pleno centro de la ciudad donde se dejan enseres y escombros en plena calle», criticó Dámaso Aparicio.

Medidas

El Ayuntamiento va a iniciar una campaña de concienciación sobre el depósito de enseres en la vía pública bajo el lema «sin tus viejos enseres, Orihuela es más bonita», mediante carteles donde se pueden ver desechos tirados junto a los principales motivos turísticos de la localidad, como sus monumentos, sus playas o su huerta. «Los ciudadanos pueden llamar a los números habilitados por la Concejalía de Limpieza Viaria para la recogida gratuita de enseres que se presta los lunes y los miércoles», explicó el edil.

El Ayuntamiento cuenta con la ayuda de una unidad específica de la Policía Local, creada en septiembre del pasado año, que controla el cumplimiento de las ordenanzas. Los agentes van a realizar vigilancias con vehículos sin distintivo policial para pillar «in fraganti» conductas incívicas. La Concejalía de Seguridad Ciudadana explica que ,su labor será, en un principio preventiva y, posteriormente, sancionadora.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats