El proyecto de presupuesto municipal de Torrevieja recoge que las retribuciones de los altos cargos de funcionarios habilitados y directores generales le costará al Ayuntamiento de Torrevieja con 1.069.000, con un incremento del 40% con respecto al ejercicio de 2019 (345.000 euros más). Este presupuesto no contempla el gasto social que asume el Ayuntamiento con el pago de las cuotas de la seguridad social. En total son 13 puestos de funcionarios habilitados -cuyas retribuciones se ajustan a la legislación estatal- y de directores genereales. De ellas cinco están vacantes pero al menos tres de ellas se van a cubrir en próximos meses.

El documento, que se puede consultar en la web municipal identifica con nombre y apellidos las retribuciones de cada uno de los funcionarios y altos cargos municipales, que para el caso de la secretaria general del pleno, Pilar Vellisca Matamoros, el interventor Jesús López López y la tesorera Ángeles de Beltrán Jaén alcanzan los 109.000 euros anuales brutos. El interventor es ahora el mejor retribuido de toda la plantilla municipal de 700 trabajadores -supera a la secretaria por unos pocos euros-

Además de los funcionarios de carrera habilitados como la secretaria general del pleno, el interventor, la oficial mayor, Pilar García Francés -que está adscrita al órgano de apoyo a la junta de gobierno- o la tesorera el equipo de gobierno del PP ha fichado a varios directores generales. Cargos escogidos de forma discreccional por el alcalde con el único requisito de ser funcionarios y que su categoría dentro del funcionariado se ajuste al puesto que desempeñan. Es el caso de la directora general de Recursos Humanos y Contratación, Rosana Narejos (73.000 euros); el director general de Urbanismo, Víctor Costa (100.000 euros), el director general de Innovación, Javier Míguez y el director general de Economía, Juan Carlos Carmona (87.000 euros).

Los directores generales están validando decisiones impulsadas por el equipo de gobierno que podrían haber sido cuestionadas desde el punto de vista técnico por los jefes de Departamento, como es el caso del nuevo pliego de condiciones de la recogida de basuras o algunas resoluciones referidas a la ordenación del territorio, como la reciente de prohibir el aparcamiento en las calas de Torrevieja.

El gobierno popular quiere incorporar de forma inmediata a un director de asesoría jurídica -es el cargo que con más premura quiere resolver-, un director general de la Policía Local y un director general de Participación Ciudadana y un puesto de órgano de apoyo de gestión económica financiera. Estas cinco últimas plazas aparecen vacantes ahora pero dotadas presupuestariamente, al igual que la plaza de Oficial Mayor.

El presupuesto de 2020 está a la espera de ser aprobado provisionalmente por el pleno. Su dictamen en comisión previa ha sido aplazado al detectar los grupos de la oposición omisiones y errores materiales en el documento, al que no todos los concejales han podido acceder de forma individual por vía telemática. El presupuesto asciende a 117 millones de euros y ha sido duramente criticado por Los Verdes y Sueña Torrevieja por no haber contemplado el impacto de las crisis sanitaria, sumar un retraso en su confección de seis meses y recoger numerosos errores e incoherencias.

De momento, va a ser muy difícil que pueda debatirse en el pleno ordinario del próximo jueves. Además de una partida de gasto corriente para sufragar el nuevo contrato de la recogida de basuras y limpieza viaria de 26 millones de euros -casi duplicando la actual inversión en el servicio que realiza sin contrato Acciona- el Ayuntamiento prevé un incremento de más de tres millones en gastos personal La mayor parte para sufragar la contratación de 38 nuevas plazas de policía local vacantes en la plantilla. Ese aumento también sufraga el incremento de plazas y retribuciones de los altos cargos.

Retribuciones de altos cargos que recoge el presupuesto municipal:

Análisis de Sueña Torrevieja

Por otra parte, el concejal y portavoz de Sueña Torrevieja, Pablo Samper, ha traslado hoy su impresión sobre las cuentas municipales que el PP trasladó a los grupos municipales hace unos dáis con una nota de prensa titulada "las verdades del barquero sobre el presupuesto municipal". Samper explica que en el capítulo 1 de gastos de personal, el alcalde Eduardo Dolón no dice que "en plena crisis económica" las retribuciones de los órganos de gobierno "en la recesión más grande de la historia de España y Torrevieja, se incrementan más de un 25 %, pasando de 520.000 euros a 653.000 euros, más los pagos a la Seguridad Social". También incide en los sueldos del personal directivo, gracias a los nuevos directores generales, se incrementan más del 44 %, pasando de 741.000 euros a 1.069.000 euros, más los pagos a la Seguridad Social.

Los sueldos del personal de confianza, también se incrementan casi un 2,5 %, pasando de 576.000 euros a 590.000 euros, más los pagos a la Seguridad Social, que en la suma de todos estos incrementos exprerimenta una subida demás de 400.000 euros, casi un 7 %.

Por si fuera poco, en el próximo pleno se pretende aprobar una nueva dedicación exclusiva, de más de 3000eur al mes para otro concejal del equipo de gobierno, que fue validada el pasado viernes en junta de gobierno.

En el capítulo 2 de gastos corrientes en bienes y servicios los "presupuestos más sociales de la historia de Torrevieja no incrementan un solo euro, a pesar de la crisis que provoca el Estado de Alarma, en servicios sociales, asistencia social primaria, asistencia a dependientes y fomento del empleo", según interpreta Samper. Y a pesar de que el Estado de Alarma prohíbe celebrar fiestas, tanto al aire libre, como en recintos cerrados, incrementa el presupuesto para fiestas más de un 103 %, dedicándole "nada más y nada menos que 482.000 euros"..

En en el capítulo de transferencias corrientes voluntarias se "eliminan totalmente los 91.000 euros del programa de subvenciones para la emancipación de jóvenes".

Y de entre los sobrantes de 2019 "podemos destacar las subvenciones y ayudas económicas que el equipo de gobierno no ha podido o querido aprobar, por orden de mayor a menor":

1.- 628.000 euros en subvenciones al transporte escolar

2.- 532.000 euros en ayudas económicas para la 3ª edad

3.- 100.000 euros en ayudas a empresarios

4.- 100.000 euros para el convenio UNED (se incluyen en la propuesta de presupuestos 2020)

5.- 91.000 euros para becas a estudiantes universitarios

6.- 91.000 euros para subvenciones emancipación jóvenes

7.- 87.000 euros para subvenciones ONGS

8.- 85.000 euros para ayudas económicas individualizadas

9.- 75.000 euros para subvenciones entidades deportivas

El Estado de Alarma, recuerda Pablo Samper, "prohíbe celebrar actos culturales, tanto al aire libre, como en recintos cerrados, incrementan las transferencias al Instituto de Cultura y el Patronato de Habaneras, en casi un 12 %, destinando más de 2 millones de euros a tales fines, que no se pueden gastar en su mayor parte, con la falta que hacen estos fondos para ayudar a los más necesitados".

El incremento de las dotaciones en las partidas de gastos ordinarios en fiestas, actividades culturales y el Certamen de Habaneras, en lugar de destinar más de 1 millón de euros de éstos tres programas a gastos "de acción social, como propuso Sueña Torrevieja hace unos días, es un verdadero disparate, cuando todos sabemos, que en el año 2020 no se van a poder realizar actuaciones festivas, ni culturales, ni se va a poder celebrar el Certamen Internacional de Habaneras".

Para la misma fuente los "supuestos presupuestos más participativos de la historia de Torrevieja, incorporan tan solo 2 proyectos de entre los propuestos por los ciudadanos, cuyo importe total asciende a 47.000 euros, el 0,4 por mil de los más de 117 millones de presupuesto".

En referencia a los ingresos, mientras "el expediente se dormía en los laureles durante más de un mes, España ha entrado en la mayor recesión de su historia, con una caída del PIB previsto para 2020 entre el 8 % y el 12 %, y un paro previsto de más del 20% en el mejor escenario, y sin embargo el equipo económico del Ayuntamiento mantiene a día de hoy íntegras sus previsiones de ingresos, basadas en la liquidación de 2019, cuando el PIB nacional había crecido al 2 %, lo que podría ocasionar un fiasco en la estabilidad presupuestaria".

Samper duda de esas previsiones se puedan cumplir, en especial para el ingreso de impuestos de construcción, entre otros muchos -también tasas- que se derivan de la actividad económica como la ocupación de vía pública.

Declaraciones de Pablo Samper