Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Almoradí

Almoradí mantiene la reclasificación para un macrocentro comercial en su suelo con mayor riesgo de inundación

La exposición del proyecto del Plan General que se tramita desde 2004 contempla, de nuevo, los 530.000 metros cuadrados de terciario en El Saladar que la DANA de septiembre anegó hasta con dos metros de agua

Imagen de uno de los barrios de Almoradí anegados por el agua durante la DANA de septiembre de 2019/ foto Áxel Domínguez

Imagen de uno de los barrios de Almoradí anegados por el agua durante la DANA de septiembre de 2019/ foto Áxel Domínguez

La exposición pública del Plan General Estructural de Almoradí recoge, de nuevo, la reclasificación para la construcción en El Saladar de un centro comercial sobre más de 530.000 metros cuadrados. Los terrenos se encuentran ubicados entre el polideporivo del municipio, la pedanía del Saladar y la autopista y la carretera de Dolores.

Si la previsión de reclasificar cientos de hectáreas de huerta en la zona de mayor riesgo de inundación del término municipal en este punto ha generado polémica desde que se inició la elaboración de este planeamiento - un lejano enero de 2004- ahora lo es más. En septiembre de 2019 esos mismos suelos resultaron inundados tras la DANA, con la rotura del cauce del río Segura, el desbordamiento total del azarbe Mayayo y el efecto barrera de la autopista Ausur Alicante-Cartagena. En algunos puntos más cercanos a la autopista la cota de agua superó los dos metros. Además figuran como terrenos con ese elevado grado de inundabilidad desde 2003, en el Plan Territorial de Prevención del Riesgo de Inundación (Patricova), antes de que se incluyeran en al propuesta de planeamiento, lo que conlleva limitaciones muy importantes a la hora de autorizar desarrollos urbanísitcos.

El Ayuntamiento anunció la nueva exposición al público de 45 días del documento el 12 de marzo, dos días antes de que se iniciara el estado de alarma y tuvo que interrumpir el plazo de consultas del documento -al que se puede acceder en la web municipal- hasta que se levante la medida. Durante la actual situación de excepcionalidad todos los plazos administrativos están paralizados.

Según Izquierda Unida el actual equipo de gobierno del PP se ve sometido a presiones para que la actuación salga adelante pese a los enormes inconvenientes físicos, urbanísticos y técnicos que presenta la propuesta.

Desde que comenzó a elaborarse el PGOU en 2004 la Generalitat ha ido rebajando cada vez más las previsiones de crecimiento urbanístico que el Consistorio iba planteando. El primer proyecto, que fue de la mano del municipio de Algorfa, planteaba una impresionante reclasificación de millones de metros cuadrados en todo el tramo del campo de Almoradí entre Los Montesinos y Algorfa. Unas expectativas que la Generalitat consideró inasumibles incluso en plena época del boom y fulminó en 2007, después de que darse a conocer las operaciones de compraventa multimillonarias de cargos públicos del PP -el alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo-. Tras la crisis el crecimiento permitido por el Consell - bajo gobiernos del PP y con la nueva normativa de estrategias de crecimiento de 2011, que recogía las directivas europeas- fue limitándose a amparar nuevos desarrollos exclusivamente en torno al suelo ya sellado junto al casco urbano. Así, el nuevo PGOU que no tiene visos de ser una realidad tampoco ahora ya ha sufrido cinco versiones distintas y agotado tres legislaciones urbanísticas autonómicas.

La enésima tentativa de autorizar el centro comercial se plantea con una propuesta que paradójicamente asume el enorme riesgo de inundación que entraña con la renuncia a una parte del desarrollo dedicando una zona a la "absorción de cuadales" pegada al que sería el centro comercial y junto a la autopista. Sin embargo, todo el ámbito, y no solo el que aparece para laminar la avenida del agua del desbordamiento del azarbe Mayayo -también el previsto para el centro comercial- resultaron cubiertos por el agua durante la DANA.

Los informes de la Confederación Hidrográfica del Segura ya eran especialmente contundentes antes de la gota fría sobre esta zona. El centro comercial se quiere ubicar en el terreno con mayor riesgo de inundación de Almoradí y ese riesgo no ha sido actualizado tras las inundaciones históricas de septiembre.Sin embargo, los técnicos municipales de Almoradí y los autores del documento no han considerado que la situación haya cambiado pese a que la DANA de septiembre, según ha advertido la Confederación y la Generalitat va a obligar a modificar los periodos de retorno oficiales -la frecuencia con la que se calcula que se dan los episodios de inundación por zonas- y los riesgos de inundabilidad en toda la comarca.

Izquierda Unida de Almoradí, Amigos de los Humedales del Sur de Alicante, Segura Transparente y la plataforma anticorrupción de la Vega Baja tienen previsto presentar alegaciones al documento.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats