Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja

Torrevieja limitará el cierre de calles por terrazas y clausura una en la zona de ocio del polígono Casagrande

El Ayuntamiento asegura que ha ordenado el cese de actividad de una de las cuatro terrazas del complejo de ocio y la empresa dice que ha cerrado solo "por recomendación" de la Guardia Civil

Imagen del paseo de la playa del Cura en Torrevieja un día antes de decretarse el estado de alarma/ Foto Tony Sevilla.

Imagen del paseo de la playa del Cura en Torrevieja un día antes de decretarse el estado de alarma/ Foto Tony Sevilla.

El Ayuntamiento de Torrevieja ha cerrado una terraza de la principal empresa de ocio nocturno de la ciudad en el polígono industrial Casagrande en la avenida de Delfina Viudes, junto al parque acuático, según ha confirmado a INFORMACIÓN el concejal de Seguridad, Federico Alarcón.

La empresa, que gestiona un grupo con varios establecimientos de restauración y ocio en Torrevieja con cien empleados, matiza por su parte que no existe tal orden expresa y que dejó de trabajar el sábado 23 de mayo en una de sus cuatro terrazas en el polígono por "recomendación" verbal de la Guardia Civil. El resto del complejo, con tres terrazas de pub y un restaurante, funciona con normalidad y cumpliendo las recomendaciones del estado de alarma para la fase 2 en cuanto aforo, distanciamiento social e higiene.

La firma, que puso en marcha esta zona de ocio tras una inversión millonaria el pasado verano de 2019, gestiona en esta parcela cuatro pubs y un restaurante. Cuatro locales en planta baja y uno más, con una gran terraza, en la primera planta. Todo bajo una licencia única de "sala de fiestas con servicio de restauración, no de discoteca", tal y como han querido subrayar hoy a INFORMACIÓN fuentes de la gerencia.

La Policía Local y la Guardia Civil recibieron varias denuncias vecinales sobre esta actividad una vez que se autorizó la apertura de locales de restauración en la fase 1 el 11 de mayo. También se difundieron vídeos en los que aparecían las terrazas abarrotadas de público sin medidas de prevención.

Las mismas fuentes de la empresa admitieron que el público "ha llegado con muchas ganas. Sobre el todo el más joven y en ocasiones no ha respetado las normas de seguiridad. Somos profesionales y los primeros que exigimos que se cumplan. Por eso hemos seguido la indicación de la Guardia Civil, teniendo en cuenta que se trataba de una terraza con mucho aforo y donde la gente se ponía de pie y circulaba por el recinto", explican las mismas fuentes.

El edil Alarcón ha insistido por su parte en que ha dado orden expresa a la Policía Local para que se supervise el cumplimiento de la normativa en este espacio y otros de ocio en Torrevieja.

La empresa niega que exista tal orden de cierre ni tampoco sanción y añade que ha presentado un proyecto para modificar la licencia de la actividad para permitir que la terreza superior -más amplia- pueda ser utilizada por el restaurante, ubicado en la planta baja.

Marina Salinas

El concejal también ha informado que ha preparado con la gerencia de Marina Salinas reuniones de coordinación para evitar la imagen de aglomeraciones de público en los accesos que se produjeron el pasado fin de semana. En Marina Salinas han reabierto varios locales de cafetería, restaurante y pubs con grandes terrazas. El control de acceso al propio recinto y después a los locales provocó aglomeraciones de público el viernes y sábado pasado. Marina Salinas permitió además el acceso al aparcamiento que estaba repleto de vehículos. La mayor parte de los usuarios no llevaba mascarillas.

Por otra parte, Alarcón explicó que los servicios técnicos municipales están elaborando un informe sobre las zonas del casco urbano en las que en ningún caso se podrá autorizar el cierre de calle por ampliación de terrazas al afectar al tráfico. El Ayuntamiento ha recibido solicitudes para llevar a cabo este cierre- que el edil no cuantificó- pero no se van a atender hasta que ese informe esté listo, algo que posiblemente no ocurrirá hasta mediados o finales de este mes. Alarcón dijo que se tendrá en cuenta, una vez que se establezcan las zonas "rojas" en las que se no se puede autorizar el corte de calle, el resto de solicitudes considerando aspectos como la afectación a accesos de garajes o número de comunidades de vecinos afectados.

Colas en el acceso a Marina Salinas

La mayor parte de los bares, cafeterías y restaurantes que han reabierto en Torrevieja han ampliado su terraza. El Ayuntamiento de Torrevieja no ha facilitado los datos sobre autorizaciones, ni tan siquiera si esas ampliaciones se están realizando bajo una autorización expresa a través de un procedimiento administrativo.

El Ayuntamiento facilitó al reabrirse el sector en fase 1 un formulario de solicitud tanto de ampliación como de corte de calle. Alarcón aclaró que la ampliación no tiene por qué corresponderse con el número de mesas que el local ubicaba antes de la crisis sanitaria. De hecho, la ordenanza municipal no dispone un límite de superficie y solo establece esa limitación en la disponibilidad de espacio y el permiso que pueda obtener de las comunidades de vecinos afectadas.

Numerosos establecimientos están incumpliendo la ordenanza de ocupación de vía pública bajo la justificación de la ampliación por la crisis sanitaria. Además lo están haciendo sin pedir permiso a las comunidades de propietarios afectadas. En Torrevieja se pueden observar terrazas que cortan el paso a pasos de peatones o ampliaciones sobre las plazas -plaza de Waldo Calero con Joaquín Chapaprieta-; locales que apenas dejan un pasillo de dos metros en calles peatonales -Torrevejenses Ausentes-; establecimientos que ocupan amplios espacios en los paseos en dominio público marítimo sin que intervenga Costas o el Ayuntamiento- paseo de Juan Apricio; locales que "rodean" los bancos de ese mismo paseo con sillas y mesas, entre otras muchas situaciones; o establecimientos que ampliado el número de mesas sin distanciarlas dos metros, con lo que han doblado o triplicado su capacidad. También hay algunos restaurantes en el centro que han optado por no abrir hasta que no esté autorizado el uso casi al cien por cien del interior de los locales. En Torrevieja trabajan en torno a 800 locales de hostelería.

En torno al 80% cuenta con terraza. Los problemas y polémicas por la gestión de la ocupación de la vía pública en Torrevieja no son nuevos y se remontan a varios años y se derivan de la falta de medios y la permisividad municipal con los locales, donde se prioriza la actividad económica -algo que en estos momentos se ha acentuado- en detrimento del descanso o la accesibilidad de los vecinos.

El área de ocupación de vía pública solo cuenta de forma habitual con dos agentes adscritos a la vigilancia de la ordenanza y horario diurno -aunque se ha reforzado con seis efectivos más desde que se reabrieron los locales- y otras unidades de la Policía Local pueden actuar en caso de ser requeridas. Ocupación de Vía Pública debe supervisar además el uso de la calle para acopio de material y actividade de obras.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats