Entre dos mares, el del hormigón del turismo residencial y el Mediterráneo, Orihuela Costa cuenta con un reducto de lo que debió ser todo el litoral oriolano hasta los años setenta del pasado siglo. La microrreserva de flora de Punta de La Glea. Un rincón en el que se pueden encontrar concentradas en apenas seis hectáreas ejemplares de 56 especies propias del Mediterráneo, algunas endemismos del sureste español con su mayor población mundial representada en este trozo de costa que separa Campoamor de Cabo Roig.

Del garbanzo del diablo a la lechuga de mar, pasando por la "estrella" de la botánica del sur de Alicante, la jarilla de Cabeza de Gato, la microreserva también acoge una alucinante playa fosil.

El Ayuntamiento de Orihuela ha invertido algo más de 30.000 euros en despejar los senderos de este singular paraje en el que se alternan coscojares, espartales y vegetación salina sobre unas seis hectáreas -no está claro quién o cómo se salvó este tramo de costa del proceso de urbanización, que como ejemplo acabó para siempre con los acantilados de Aguamarina aledaños-.

Con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente el Ayuntamiento aprovechó el viernes para presentar las mejoras en este espacio con la edición de una guía de campo de orientación para los visitantes -la mayor parte de la población de Orihuela Costa -y por supuesto, de Orihuela- desconoce la existencia de la microrreserva escondida entre paseos marítimos y playas y a la que no es fácil llegar desde la vía parque de la N-332.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana y el concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, presentaron esta nueva senda peatonal de la Microrreserva de La Glea (Campoamor) en la costa oriolana, así como la creación de la guía de campo con la finalidad de ilustrar la riqueza vegetal presente en este itinerario natural.

"Desde Barbarroja hasta la costa, somos muy afortunados y también tenemos el compromiso de proteger, cuidar y compartir este entorno con todos los visitantes", dijo Bascuñana.

El Ayuntamiento ha acondicionado y renovado esta zona ubicada en Orihuela Costa. "Abrimos un espacio que estaba intransitable, y, sobre todo, en un momento de desescalada por la crisis de la Covid-19 en la que todo el mundo necesita esos espacios verdes", dijo Aparicio.

Por otra parte, se ha publicado la guía de campo editada la Concejalía de Medio Ambiente y centrada en este paraje, donde se alberga una especie protegida y declarada vulnerable como jara cabeza de gato, "Helianthemum Caput-felis", un pequeño arbusto leñoso de hasta 30 centímetros con el cáliz que recuerda a la cabeza de un gato y que no es fácil de identificar para ojos inexpertos.

El edil de Medio Ambiente explicó que la guía informativa recoge las 56 especies representativas que podemos encontrar en el recorrido de 1,4 km de longitud en forma circular y que discurre junto al mar en la Microrreserva. En cuanto a matorral, además de jara de cabeza de gato, encontramnos otras muchas especies como la albaida, la esparraguera, el tuero, la viborera, las jaras tomillo, la corona de fraile, diferentes especies de jarillas, la siempreviva, el romero, el rabo de gato, el poleo macho, o el tomillo, además del palmito, el albardín, el esparto, la coscoja o el lentisco.

Toda la información referente a la guía de campo se puede consultar a través de la página web del Ayuntamiento de Orihuela (www.orihuela.es) donde se podrá descargar esta publicación que recoge las diferentes especies de flora que conforman este paraje natural característico de la costa oriolana.

"Vamos a seguir trabajando en la línea medioambiental y promocionando toda la riqueza que tenemos. Estamos absolutamente comprometidos con el medio ambiente y queremos que nuestro municipio lo cuide y respete", aseguró Bascuñana.Acondicionamiento de senda peatonal

La Concejalía de Medio Ambiente ha llevado a cabo en los últimos meses el proyecto de acondicionamiento de la senda peatonal de este itinerario de la Microrreserva de Punta La Glea. Los trabajos han contado con un presupuesto total de 32.733 euros (IVA incluido). Este proyecto ha consistido en la reposición de escalones desprendidos de los accesos a la senda, reposición de los postes de madera desprendidos del vallado, sustitución total de la cuerda de nylon existente en el vallado, suministro de nuevos carteles informativos y renovación de la señalética incorporando información además de incluir un código QR para descargar la Guía de Campo, reparación del pavimento, retirada y corte de ramas que invaden y dificultan el tránsito de la senda y la eliminación de avisperos.

El edil de Medio Ambiente volvió a destacar "la importancia de llevar a cabo esta actuación por parte del Ayuntamiento de Orihuela para acondicionar y recuperar esta senda peatonal, tras los graves daños sufridos por la DANA el pasado mes de septiembre, de manera que ahora nuestros vecinos, turistas y visitantes pueden disfrutar de este entorno natural de cara a la temporada estival".

Propuesta de la Asociación de Vecinos

En opinión de la Asociación de Vecinos de Cabo Roig y las Lomas, la Concejalía de Medio Ambiente -Orihuela "ha realizado un buen trabajo de acondicionamiento de la senda peatonal existente en la Microrreserva Punta Glea, que estaba en un estado muy deficiente". Los vecinos quisieron recordar que fue en enero pasado cuando propusieron esta actuación "al responsable de la concejalía, Dámaso Aparicio, que, inmediatamente, inició las gestiones para acometerla"

Sin embargo, para los vecinos "queda, ahora, otro trabajo importante a realizar, como es la limpieza integral del barranco, con retirada de la abundante flora invasiva que ha ido creciendo a lo largo de los últimos años, en los que no se han realizado labores de mantenimiento".

Esta tarea implica a las tres administraciones gestoras de esta microrreserva: el departamento de Costas del Ministerio para la Transición Ecológica, la Consellería de Medio Ambiente de la Generalitat y la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Orihuela.