Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 70% de acequias y balsas arrasadas por la DANA ya han sido reparadas

El Consell abona más de 6 millones para reponer infraestructuras de riego dañadas por la gota fría

El 70% de acequias y balsas arrasadas por la DANA ya han sido reparadas

La devastadora gota fría que azotó la provincia el pasado septiembre arrasó importantes infraestructuras agrarias e instalaciones de riego en la Vega Baja, la comarca que concentra buena parte de la producción agrícola alicantina. La factura para reparar los daños causados por la DANA fue calculada por el Gobierno valenciano en 10,5 millones de euros y hasta el momento ya se han invertido algo más de seis millones, permitiendo la vuelta a la normalidad de numerosas comunidades de regantes.

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica informó ayer que ya se han ejecutado alrededor del 70 % de las obras previstas para reparar roturas de acequias principales y secundarias, azarbes y otros sistemas de avenamiento, tuberías, daños en balsas y estaciones de bombeo. El secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, acompañado por el director general de Agricultura, Roger Llanes, realizó ayer una visita a la zona para inspeccionar sobre el terreno la evolución de los trabajos que se están llevando a cabo en un total de 18 municipios de la provincia.

«Las obras avanzan a muy buen ritmo, incluso mejor del que podría esperarse si tenemos en cuenta el parón forzoso que han sufrido como consecuencia del período de confinamiento motivado por el covid-19», destacó Rodríguez Mulero. Con la inversión ejecutada de algo más de seis millones de euros, restaría por abonar algo más de cuatro millones adicionales para la reconstrucción de las infraestructuras hidráulicas que resultaron destruidas.

Obras de envergadura

El nivel de devastación provocado por la DANA fue especialmente virulento en la Vega Baja, hasta el punto de que estructuras como la acequia de Alquibla, en Orihuela, o la balsa de riego de Benferri, han precisado de obras de gran envergadura para su recuperación y puesta de nuevo en funcionamiento, según destacan desde la mencionada Conselleria.

En este sentido, el director general de Agricultura ha apuntado que «lo verdaderamente sustantivo es que gracias a la espléndida tarea que está efectuando Tragsa los agricultores van a poder regar a tiempo y sacar adelante sus cosechas que es, en definitiva, de lo que se trata».

Los agricultores siguen esperando las ayudas directas del Ministerio de Agricultura tras quedar bloqueado todo el sistema productivo agroalimentario con motivo de la gota fría, que provocó la pérdida de cosechas y la parálisis de la actividad. El Real Decreto que las regulaba no fue publicado hasta mayo, ocho meses después de la catástrofe, y el plazo de presentación de solicitudes se cerró a principios de este mes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats