Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación «recomienda» al titular de «El Campico» que admita a las chicas en la ESO

La escuela de Jacarilla, que recibe fondos públicos, no ha valorado una decena de peticiones de matriculación de alumnas

Imagen de la EFA «El Campico» de Jacarilla. ÁXEL ÁLVAREZ

Imagen de la EFA «El Campico» de Jacarilla. ÁXEL ÁLVAREZ

La Conselleria de Educación ha pedido al titular de la Escuela Familiar Agraria «El Campico» de Jacarilla «sensibilidad» para que permita al alumnado femenino acceder al centro educativo en ESO, «sin establecer discriminación en función del sexo». La «recomendación» de la administración educativa, que podría intensificarse con actuaciones más contundentes en los próximos días, se produce después de que un grupo de padres y madres haya denunciado públicamente y ante la propia Generalitat que unas diez solicitudes de admisión de sus hijas, que sí se han tramitado administrativamente, hayan sido baremadas con un cero.

El titular del centro es la Federación de la Comunidad Valenciana de Escuelas Agrarias, que cuenta con tres centros, todos con educación diferenciada por género en la ESO. El secretario de esa entidad, vinculada al Opus Dei, Domingo González, tiene previsto reunirse hoy con los padres afectados, pero ya anticipó que las familias conocían el proyecto educativo del centro y su ideario antes de realizar las matrículas. Y que la educación diferenciada está amparada en la actual legislación educativa a nivel estatal como una opción más, también para centros concertados con fondos públicos. Los padres y madres indican que sus críticas a la discriminación de género no van contra el claustro del centro. Es más, señalan que la EFA «El Campico» ha intentado por todos los medios modificar el criterio para que se permitiese el acceso a las chicas. Algo, el respaldo del centro a los padres, que la Conselleria de Educación también recoge en su recomendación a la propiedad.

Las mismas fuentes subrayaron que la Generalitat puede hacer más que una «recomendación» y que la Constitución ya establece que no se puede discriminar por razón de género. La nueva ley de Educación en trámite no permite fondos públicos para escuelas concertadas no mixtas y la Generalitat de Cataluña ya ha retirado sus conciertos con centros con educación segregada por género. Es decir, creen que al margen de la legislación en vigor se puede ir más allá para modificar el ideario del centro.

Equivocados

Las mismas fuentes indicaron que las baremaciones provisionales sin el sesgo de eliminación por género colocan a tres de las solicitantes entre los diez primeros puestos para treinta plazas. Es decir, hay chicas con mayor puntuación que los chicos. Y han sido excluidas. Algo que la Conselleria de Educación considera una discriminación de género, al no posibilitar el acceso al alumnado femenino. Educación reitera al titular del centro que sea sensible y acceda a la petición de las familias, para que permita a las alumnas acceder al centro educativo en ESO, «sin establecer discriminación en función del sexo» .

En el caso de las solicitudes de alumnas empadronadas en Jacarilla la discriminación es doble, según los padres. Se les impide ser admitidas por ser chicas y además deben desplazarse para cursar secundaria en otras poblaciones porque en el municipio no hay otro centro en el que se pueda estudiar la ESO obligatoria. Las conexiones de autobuses de línea con otras poblaciones no son buenas.

Por su parte, la alcaldesa de Jacarilla, Pilar Díez (PSOE), lamentó «profundamente» lo que está ocurriendo con las solicitudes porque la EFA «El Campico» tiene un reconocimiento y una gran reputación «que se han ganado a pulso» como centro educativo de prestigio en toda la Vega Baja durante décadas. « Les aprecio muchísimo. Pero se han equivocado. Es intolerable que se discrimine por razón de género. La titularidad es del Opus y no entienden la enseñanza mixta. Necesitan un poco de valentía para dar el paso que les falta, que sería un paso de gigante», agregó, añadiendo que conoce que es una decisión del titular del centro pero no del propio centro, que sí ha trabajado por la admisión de alumnas. De hecho, de no ser así, las solicitudes nunca podrían haber llegado a tramitarse porque la admisión telemática solo permitía la casilla masculina. Aún así, la decena de solicitudes de alumnas aparecen en el listado provisional aunque sin puntuar. El centro sí permite la enseñanza mixta en ciclos medios y superiores de formación profesional. El día 27 deben publicarse las listas definitivas. Los padres creen que con «voluntad» la Federación de EFAs puede modificar su criterio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats