Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela pondrá gel en las calles tras dispararse los positivos por covid

Los dispensadores, que funcionan con luz solar, distribuirán hasta 20.000 dosis en la localidad

El Ayuntamiento de Orihuela instalará dispensadores automáticos de gel hidroalcohólico en puntos estratégicos y de elevada afluencia de personas de la vía pública para ayudar en la prevención del contagio del Covid-19. Según el edil de Emergencias, Víctor Valverde, se trata de los dispositivos «SensoDrop», unos dispensadores automáticos diseñados para espacios interiores y exteriores que se van a ubicar en zonas de alto tránsito de personas. Estos sistemas tienen varias ventajas como la gran capacidad de suministro, la dispensación del producto sin contacto ni manipulación, el empleo de energía solar para su mantenimiento y un diseño discreto que no distorsiona estéticamente el entorno.

El municipio adopta esta medida tras dispararse los casos positivos por coronavirus en el municipio en las dos últimas semanas. Son un total de 18 las pruebas PCR que han dado positivo en 14 días en un municipio donde siete de sus vecinos han fallecido por la pandemia. A principios del pasado mes eran cinco los casos positivos, por lo que el incremento de la incidencia del covid es notable en esta localidad. La Generalitat ha confirmado un rebrote en un ámbito laboral.

En cuanto a las especificaciones técnicas de los dispensadores que se van a colocar en varios puntos del municipio, destacan su placa solar capaz de cargar la batería en unas 6 horas, una batería de 3000mAh con autonomía de dos días, accionamiento mediante sensor infrarrojo, indicador luminoso de depósito vacío, altavoz para la reproducción de mensajes y una alta capacidad de dos garrafas de 25 litros (equivalente a 20.000 dosis de producto).

Valverde explicó ayer que el área de Emergencias, en coordinación con la Concejalía de Sanidad, ha puesto de manifiesto la necesidad de adquirir dichos dispositivos para mantener un control higiénico-sanitario contra el Covid-19 en la localidad sin necesidad de reponer diariamente el producto, «ahorrando en logística, mantenimiento y personal técnico». «Queremos dotar a la ciudadanía de todos aquellos medios y utensilios con los que se pueda evitar el contagio, por lo que comenzamos a investigar el mercado de los dispositivos de gel hidroalcohólico sin contacto que no precisan de medios humanos para su reposición», indicó el edil en la plaza del Carmen, donde se instalará uno de los primeros dispensadores que ayer se probaron y que causaron curiosidad entre los viandantes que pasaban por el céntrico lugar.

Aplicación móvil

El gerente de la empresa oriolana Galante Inversiones que ha patentado «SensoDrop», José Vicente Escudero, agradeció la acogida de este proyecto por parte del consistorio oriolano y ha explicado que «este dispensador está destinado para el público en general, estamos todavía desarrollando el producto donde incorporaremos una aplicación móvil que reflejará la cantidad de veces que se utiliza o en qué franjas horarias». El 1% de los beneficios de este sistema sostenible se destinarán a la investigación contra el Covid-19.

Entre sus puntos clave destacables figura su panel solar orientable, altavoz para mensajes programables, cerradura reforzada, salida de gel con sensor de manos accionado con servomotor, fijación antirrobo, personalización (colores y diseño) y 50 litros de capacidad (2 garrafas de 25 litros). «Estos dispensadores se colocarían en espacios como colegios, institutos o espacios públicos con gran concentración de personas para reforzar la seguridad higiénico-sanitaria en el municipio», señaló el edil de Emergencias.

Víctor Valverde no concretó el número exacto de dispensadores de gel que adquirirá el Ayuntamiento ya que explicó que se está evaluando qué tipo de dispositivo es más idóneo en cada lugar donde se van a instalar, aunque asegura que a principios del mes de septiembre estarán todos ya puestos en la localidad.

Es solo una de las medidas que el Ayuntamiento adopta para prevenir el contagio por la pandemia de coronavirus, que se une a las medidas adoptadas en las playas, donde este mes de agosto el aumento de población es notable, aunque no llega a la ocupación de anteriores veranos por la ausencia de turistas extranjeros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats