Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja hará accesible el recinto de las Eras de la Sal y reparará el tornavoz y el escenario

El PP aprueba los proyectos que incluyen asegurar el edificio deteriorado de la Administración. El conjunto del siglo XVIII y que alberga las habaneras está pendiente de una rehabilitación integral para acoger el Museo de la Sal y el Mar

Imagen del recinto histórico de las Eras de la Sal en Torrevieja.

Imagen del recinto histórico de las Eras de la Sal en Torrevieja. tony sevilla

El Ayuntamiento de Torrevieja ha adjudicado la elaboración de la redacción de los proyectos que permitan actuar en el conjunto histórico de las Eras de la Sal (siglo XVIII) para mejorar las condiciones de accesibilidad de todo el espacio e intentar adecentar su imagen. La iniciativa se lleva a cabo al margen de otro proyecto, de mayor envergadura, encargado a la Universidad de Alicante, planteado hace años y que pretende la rehabilitación integral de todo el recinto y la ubicación del museo del Mar y de la Sal -ahora en un local «provisional» alquilado hace 25 años-. El proyecto aprobado es el de adecuación, adecentamiento, accesibilidad del recinto de las Eras de la Sal y una de sus premisas es «respetar» desde el punto de vista patrimonial la configuración del inmueble de modo que cualquiera de las actuaciones previstas sea reversible.

Uno de los principales objetivos del proyecto es la nivelación del pavimento de acceso, para garantizar la accesibilidad según la normativa actual, en palabras del concejal de Cultura, Antonio Quesada (PP). El actual está realizado con el mismo tipo de piedra de arenisca que los muros -aunque renovado en la década de los 90-. Algo que provoca no pocas caídas entre el público que accede a los espectáculos. Ese mismo proyecto recoge la renovación de la instalación eléctrica del interior del recinto, necesaria para la celebración del Certamen de Habaneras y otros eventos-que ahora depende del alquiler de equipos-. Además se saneará y reparará la concha acústica -el tornavoz, financiado en los 90 por una gran superficie y que rompió con la armonía arquitectónica del conjunto-. Incluye el acabado en el escenario y mejoras de accesibilidad. En esa propuesta, de la que dio cuenta el concejal Federico Alarcón en junta de gobierno el viernes, también se contempla el «remate» del edificio de la antigua administración de las salinas que garantice el uso del acceso principal con seguridad, a través de una lona transparente desmontable, en palabras del edil Quesada.

Las Eras de la Sal albergan el Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía y durante el resto de la época estival conciertos y actos al aire libre con capacidad para 1.200 personas. Por último se quieren adecuar las zonas que albergan los módulos prefabricados de hostelería y aseos y retirar las cancelas metálicas y sus parches de cemento ajenas al estilo de la propia edificación.

Es el principal legado histórico patrimonial de la ciudad. Se levantó a finales del siglo XVIII con el objetivo de almacenar y ser punto de transporte de la sal de la laguna de Torrevieja a la bahía. Es un ejemplo único en España, junto al acequión salinero, de arqueología industrial. Su protección legal se limita a su catalogación como protegido en el inventario de bienes del Plan General. Fue objeto de una rehabilitación a finales de los 90, con la recreación del caballete de madera sobre uno de sus muelles. El proyecto de museo del Mar y de la Sal ya se contempló en 2007 e incluso se adjudicó sin que prosperase. Durante el anterior mandato el alcalde José Manuel Dolón aseguró que había iniciado la tramitación de la declaración del recinto como Bien de Interés Cultural sin que nada se sepa de ese expediente. Durante ese gobierno de izquierdas el área de Urbanismo aplazó cualquier tramitación a lo que recogiera el nuevo PGOU, que sigue sin adjudicarse formalmente.

Dos BICs y por decisión de la Generalitat

Dos BICs El patrimonio protegido de Torrevieja se limita a la Torre del Moro (sin valor patrimonial después de una nefasta reconstrucción en los años 90 que la convirtió en un castillo de playa) y la Torre del Embarcadero, recuperada recientemente con criterios científicos. Ambas edificaciones son Bien de Interés Cultural -a pesar del Ayuntamiento de Torrevieja- porque forman parte de la red de torres vigía de la costa de la Comunidad y fueron protegidas en su conjunto. Los dos principales patrimonios arquitectónicos de la ciudad: El Acequión salinero y las Eras de la Sal, solo cuentan con una protección genérica en el Plan General. El primero es la obra civil en funcionamiento más antigua de la provincia: 1480. La salinera es la que hace uso de este canal de sillares desconocido para el turismo. Las Eras de la Sal fueron objeto también de una restauración y albergan actos culturales. Su principal edificio en el acceso está en desuso y en muy mal estado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats