La Guardia Civil de Torrevieja detuvo el martes por la mañana a una empleada en el PROP de Torrevieja por cobrar supuestamente comisiones a cambio de acelerar trámites como la obtención de citas previas de atención al ciudadano para el propio servicio o el certificado electrónico personal que permite utilizar la sede electrónica, según ha podido confirmar INFORMACIÓN.

La empleada no es funcionaria. Está cubriendo desde enero una plaza de refuerzo en estas dependencias municipales a través de un plan de empleo concedido al Ayuntamiento por la Generalitat.

Los efectivos de la Guardia Civil actuaron en la misma jornada en la que recibieron una alerta por parte del Ayuntamiento de Torrevieja. Una usuaria del PROP hizo llegar a responsables municipales que la empleada le había reclamado 30 euros por un certificado que se gestiona de forma gratuita -previa cola y tras una espera de varios días si el vecino logra cita previa a través de la web municipal-.

La propia implicada, según ha podido confirmar este diario, era la que dejaba su puesto de trabajo para realizar el cobro a quienes solicitaban el trámite. Lo hacía en las cercanías de la plaza de la Constitución, frente a las oficinas del PROP y el acceso principal al Ayuntamiento de Torrevieja y pese a que el municipio ha dispuesto presencia policial permanente en el acceso al PROP. Esta mediación de la empleada con los ciudadanos a los que pedía una contraprestación fuera de la sede municipal estaría documentada con pruebas fotográficas.

La Guardia Civil, que realizó la detención en las propias dependencias municipales de atención al público ante la sorpresa de los compañeros de la implicada, investiga el alcance de la exigencia del supuesto pago previo a los vecinos. Los funcionarios del mismo servicio habían notado en las últimas semanas cambios en la gestión de citas previas, con desapariciones de las ya dadas e incorporaciones de nuevas, según las mismas fuentes, que se explicarían en la práctica irregular de la implicada de "colar" a los interesados previo pago. Eran 20 euros por contar con la cita previa al margen del sistema y 35 euros por obtener el certificado electrónico, que acredita la identidad personal en la sede electrónica. Algo que ahorra demoras de días y colas en el acceso de las dependencias. La implicada pasó a disposición judicial y tras su declaración fue puesta en libertad con cargos.

Eran 20 euros por "colar" a los ciudadanos con cita previa al margen del sistema y 35 euros por obtener el certificado electrónico, que acredita la identidad personal en la sede electrónica. Algo que ahorra demoras de días y colas

Una administración electrónica con muchas lagunas

El Ayuntamiento de Torrevieja puso en marcha durante el estado de alarma la sede electrónica. Durante años el municipio había intentado impulsar la administración electrónica sin éxito al tener que tramitar un concurso abierto complejo. La situación de excepcionalidad permitió justificar la adjudicación a dedo del contrato y la urgencia a la hora iniciar la implantación. Aunque en muchos aspectos, sobre todo desde el punto de vista del trabajo interno de los funcionarios, la sede ha agilizado la burocracia, de cara a la atención al ciudadano ha creado una nueva barrera, a veces insalvable. La tramitación presencial de cualquier gestión necesita ahora una cita previa a través de la página web. En el ránking de solicitudes presenciales está la obtención del propio certificado electrónico que permite utilizar la sede telemática del Ayuntamiento. El colapso es tal que el Ayuntamiento ha tenido que disponer durante todo el horario de atención a un oficial de la Policía Local para intentar ordenar las colas. Muchos de los principales usuarios de la gestión municipal son vecinos mayores sin conocimientos de tramitación telemática -que tampoco es sencilla para el resto de los usuarios-.

La adaptación se ha realizado además sin renovar los más de 400 equipos que no están adaptados al software de la empresa especializada contratada por el Ayuntamiento para llevar a cabo la adaptación, por lo que muchos funcionarios han optan por emplear sus equipos personales antes de que utilizar "el parcheo" improvisado por los servicios informáticos antes de que lleguen los nuevos equipos.

Esta situación se ha trasladado a otros servicios municipales. Por ejemplo, Censo y Estadística, donde esa cita previa está aplazada hasta el mes de noviembre. Algo que genera problemas como caducidades en DNIs o en documentación que hay que aportar al juzgado , o Servicios Sociales. La sede electrónica estaba ideada para agilizar pero en estos momentos solo ha reforzado el papel de intermediarios como las asesorías.