El área de Contratación del Ayuntamiento de Orihuela paralizó la ampliación en 712 nuevas plazas de aparcamiento pagado de la ORA (zona azul). La empresa adjudicataria del servicio hizo la solicitud el pasado mes de junio y obtuvo el visto bueno de la Concejalía de Infraestructuras, controlada por Ciudadanos. Sin embargo, el alcalde oriolano, el popular Emilio Bascuñana, la remitió a Contratación, que la paralizó, según desveló ayer el PSOE, que dio cuenta del informe técnico en el que se advierte de que esa ampliación supondría una modificación sustancial del contrato, ya que aumentaría en más del doble las plazas que contemplaba el pliego, que eran de 600.

La concesionaria del servicio tiene el contrato prorrogado por un año, y le resta otro más que se hará efectivo en enero, por lo que finalizará su prestación el 31 de diciembre de 2021. Será entonces cuando se saque de nuevo a licitación el servicio, que podría contemplar una ampliación de plazas no contempladas en el contrato que se firmó en 2016. Hasta entonces, la adjudicataria no puede realizar nada que suponga una modificación sustancial de ese contrato.

Tras el rechazo recibido a la propuesta de ampliación, la empresa pidió la restitución de las plazas de aparcamiento que quedaron inutilizadas al haberse peatonalizado esas calles o ampliado la zona de terrazas por la pandemia del coronavirus, a fin de paliar los efectos negativos en el sector por las restricciones de distanciamiento personal. Son un total de 177 los estacionamientos de la ORA que se perdieron por estas medidas, y que Infraestructuras pasó a ubicar en otras calles que hasta ahora disfrutaban del aparcamiento gratuito, como Teodomiro, la Vega o Reyes Católicos. Esta solicitud sí fue aprobada.

La portavoz del PSOE, Carolina Gracia, señaló ayer que «la restitución llevada a cabo en agosto en las calles contiguas a los Andenes se hizo tras un intento fallido por parte de la Concejalía de Infraestructuras de ampliar las plazas». Gracia añadió que «no se pudo llevar a cabo, según un informe municipal, por los motivos de rechazo del alcalde que hasta ahora desconocemos pero que preguntaremos, pero lo que está claro es que esta ampliación se estaba haciendo solo desde Infraestructuras».

La socialista señaló que, tras conocer ese informe técnico de rechazo a la ampliación de la ORA, «tenemos muchos interrogantes» y que, por ello, «queremos explicaciones de los que dicen que no se había ampliado la zona azul, que expliquen si cuando los Andenes ya no se corte al tráfico y las terrazas no ocupen las plazas perdidas ¿éstas se van a quitar?, que nos digan si el restablecimiento económico con esas plazas ha sido factible, porque las nuevas zonas están prácticamente vacías».

Desde la Concejalía de Infraestructuras señalaron a INFORMACIÓN que el contrato se prorrogará en enero un año más «excepto que haya un incumplimiento flagrante del contrato» y justificó la ampliación que sí se llevó a cabo de restitución «para llegar a las 600 plazas que contempla el contrato». Sobre las dudas del PSOE de que en el próximo contrato de zona azul «ni se van a eliminar esas plazas recuperadas y mucho nos tememos que Orihuela pasará a tener más de 1000 aparcamientos de pago», desde Infraestructuras aseguraron que «aún no sabemos cómo será ese contrato, habrá que estudiar si se reducen las plazas o se amplían, lo mismo habrá que hacer una redistribución de las mismas, pero eso será a partir de enero de 2022».