Los sesenta aspirantes a cinco plazas interinas de conserje para colegios en el Ayuntamiento de Torrevieja llevan esperando a que les convoquen a la segunda prueba para la provisión de esos puestos desde el pasado mes de diciembre. Este proceso se inició en septiembre de 2019 y se presentaron más de 600 aspirantes. La primera prueba teórica tipo test se celebró en diciembre. Las calificaciones fueron recurridas porque una pregunta estaba mal planteada.

Volvieron a evaluarse todos los exámenes sin esa pregunta, y desde entonces nada más se supo de la segunda prueba. A la espera están los 60 aspirantes -muchos de ellos en paro o en ERTE- de que el Ayuntamiento se decida a convocar la segunda prueba de la que iba a ser la primera oferta relevante de empleo público del nuevo mandato municipal y que se ha dado de frente con la implacable maquinaria burocrática del Ayuntamiento de Torrevieja.

A la reevaluación de los exámenes por parte del tribunal y publicación de un nuevo listado de admitidos, le siguieron tres meses de confinamiento y estado de alarma; y después el verano y las vacaciones de los funcionarios. Por último, ahora, la adquisición de un dispositivo que permita corregir los exámenes tipo test sin margen a la duda una vez que los aspirantes, con sus recursos aceptados, pusieran en entredicho la eficacia de los evaluadores para corregir. El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón (PP), aseguró ayer que los miembros del tribunal tienen previsto reunirse de forma inminente una vez se han resuelto los problemas de adaptación del nuevo dispositivo para calificar exámenes a la segunda prueba y convocar la prueba en noviembre o diciembre.

El temario de la oposición de conserje aborda cuestiones como los deberes de custodia, vigilancia y control de los edificios destinados a centros educativos, o en la parte más práctica, reparación de pequeñas averías de albañilería, fontanería y electricidad, manejo de máquinas auxiliares de oficinas: fotocopiadoras, encuadernadoras o destructoras o la Constitución Española de 1978 y derechos y deberes de los funcionarios.

Policía Local

Por otra parte, Sueña Torrevieja, ha cuestionado «el fiasco» que a su juicio se ha producido en otra convocatoria de empleo público. La propuesta por el Ayuntamiento para cubrir nueve plazas de Policía Local, que la subdelegación del Gobierno ha anulado para dejar una sola plaza. Sueña Torrevieja lamenta que el equipo de gobierno del PP «sacara pecho» cuando presentó esta oferta de empleo público y debe dar alguna explicación «de este nuevo desastre - la oferta de 19 plazas en comisión de servicio ha quedado desierta, como avanzó este diario-. La subdelegación del Gobierno haciendo valer los criterios de reposición para cubrir plazas de funcionario solo permite convoca un puesto de Policía pese que ya hay 45 vacantes en la plantilla.