Los bomberos del parque de Torrevieja Vega Baja Sur han tenido una jornada dominical relativamente tranquila, más allá de un buen número de servicios más bien rutinarios. Pero sobre las ocho de la tarde han recibido uno inusual. La llamada directa -ya son poco habituales- de una pareja bastante agobiada porque mientras estaban bañando a su perro este ha metido la pata por la rejilla del sumidero. No podía sacarla. Ni con aceite ni con jabón y la extremidad empezaba a hincharse. Tampoco han podido encontrar un veterinario de guardia.

Los bomberos -con buen criterio- han indicado que no iban a poder a trasladarse para esa urgencia "al lugar del siniestro".

Pero sí podían ayudar. Han recomendado que desatornillaran el desagüe y se acercaran al parque. Los bomberos han dispuesto el material disponible en el parque para liberar la pata de la pequeña mascota.

Como si de una cirugía se tratase han empleado una pequeña "dremel", una potente máquina bastante precisa y con muchos usos en bricolaje y todo tipo de trabajos, pero que sobre todo se utiliza para cortar piezas y lijar.

Con mucho cuidado, protegiendo la pata y enfriando la pieza han podido cortar el sumidero sin que el "Joy", de apenas un año, sufriera más allá del susto que llevaba encima.

Los bomberos liberan la pata de una pequeña moscota en el parque de Torrevieja

Los bomberos liberan la pata de una pequeña moscota en el parque de Torrevieja

Pieza de desagüe que han cortado los bomberos