La concejala socialista en el Ayuntamiento de Pilar de la Horadada, Arantxa Martínez Rosillo, ha defendido su gestión al frente de la Concejalía de Participación Ciudadana en el pasado mandato, cuando se concedieron las subvenciones que ahora el Tribunal de Cuentas está investigando. Martínez señala que las ayudas que se concedieron a 40 asociaciones en 2018, y que un informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas ha puesto en duda al detectar irregularidades por no haberse justificado, contaron con el visto bueno de Intervención, "que nunca puso reparos u oposición", ha explicado a INFORMACIÓN la ahora edil de la oposición. Como ha informado este diario, el Tribunal de Cuentas ha abierto diligencias contra el Ayuntamiento de Pilar de la Horadada al no justificar 132.277 euros de subvenciones directas a cuarenta asociaciones culturales, musicales, clubes deportivos y cofradías que habrían recibido esas ayudas, con importes que van desde los 500 a los 30.000 euros, en 2018, durante su etapa como responsable del área. "El proceso de concesión, pago y justificación de las subvenciones siempre se hizo siguiendo las indicaciones de Intervención y nunca con su reparo u oposición”, ha indicado la edil socialista.

Martínez ha criticado al equipo de gobierno del PP el “enterarse por la prensa” de esta apertura de diligencias y que “obstaculicen el acceso al documento”. La socialista ha solicitado copia de la notificación recibida por el Ayuntamiento al alcalde, José María Pérez, quien le ha indicado que debe solicitarla a través del registro de entrada "y se ha negado a entregarla hasta la semana que viene ante el requerimiento de que fuera hoy mismo", ha asegurado la concejal, por lo que ni ella ni su partido, el PSOE, podrán valorar la notificación hasta que reciban la documentación y puedan estudiarla.

La socialista no cree que sea una casualidad el momento en que han hecho pública la recepción de la notificación y ha afirmado que “es una estrategia del dúo Lancharro-Carrasco para lanzar una cortina de humo sobre el debate de los presupuestos para 2021 y desprestigiar a los socialistas”. Y ha añadido que "poco a poco se le va cayendo la careta de buena persona a José María Pérez Sánchez y vemos que son la derecha de siempre. Viven con rencor por los años de derrotas electorales y cuando llegan al poder siempre buscan la venganza. El alcalde siempre tiene muy buenas palabras, pero los hechos vienen demostrando durante este año y medio que no han venido a trabajar y mucho menos todos juntos ni por el bien común de los pilareños".

El interventor, recuerda, es el gestor y responsable de la administración económica del ayuntamiento, también de las subvenciones, como señala la auditoría realizada por la Sindicatura de Cuentas y en la que, recuerda, no hace referencia alguna a la concejala ni a ningún otro político, por lo que defiende no tener ninguna responsabilidad y cree que “las asociaciones solo tienen que preocuparse por el dinero que le están recortando en las subvenciones quienes gobiernan ahora”.

El Tribunal de Cuentas ha abierto diligencias contra el Ayuntamiento tras examinar el informe de fiscalización sobre el control interno realizado por la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana de los ejercicios 2017, 2018 y 2019, donde se advierte de irregularidades contables. La Fiscalía del Tribunal de Cuentas pone de manifiesto en el informe que el entonces gobierno del PSOE en 2018 concedió 132.277 euros de subvenciones directas que están pendientes de justificar. La investigación afectaría a unas cuarenta asociaciones. Este hecho puede dar lugar a un proceso judicial con el fin de obtener el resarcimiento de los daños causados. El portavoz del equipo de gobierno de Pilar de la Horadada, el popular Rufino Lancharro, criticó "la herencia" dejada por los anteriores gobernantes socialistas y advirtió que el Ministerio Fiscal podría ordenar a las asociaciones afectadas la devolución de aquellos importes no justificados.