Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La negativa de Costas a que se arregle el vial de La Glea parte Campoamor en dos

Orihuela, dispuesta a recurrir a un contencioso tras denegarle el Ministerio que pueda reponer el tramo en primera línea destrozado por la DANA y Gloria - Los vecinos tienen que dar un rodeo de 3 kilómetros para ir al otro lado de la urbanización

Vial cortado que divide en dos la avenida de las Adelfas donde, bajo la arena, se pueden ver restos del pavimento de la carretera.  | TONY SEVILLA

Vial cortado que divide en dos la avenida de las Adelfas donde, bajo la arena, se pueden ver restos del pavimento de la carretera. | TONY SEVILLA

El torrente de agua que bajó en septiembre de 2019 por el cauce del río Nacimiento, habitualmente seco, arrasó el tramo del vial que coincide con su desembocadura natural en la playa de La Glea. La tormenta Gloria, en enero del año pasado, aumentó los daños en esta carretera que comunicaba la primera línea de costa de Campoamor con el resto de Orihuela Costa. La vía, en la avenida de las Adelfas, permanece cortada desde entonces, hace año y medio, incomunicando a los vecinos de esta conocida urbanización que se ven ahora obligados a dar un rodeo de unos tres kilómetros para ir de un punto a otro de la misma, hasta la N-332, si quieren comprar en el supermercado, acudir a la farmacia o al centro de salud, que han quedado situados en uno de los dos sectores divididos. Y parece que Campoamor va a seguir partido en dos durante mucho tiempo. Al menos, si nos atenemos a la resolución denegatoria a autorizar al Ayuntamiento de Orihuela la restitución del vial que ha dictado el Servicio Provincial de Costas, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Según dicha resolución, a la que ha tenido acceso INFORMACIÓN, el tramo, de unos 100 metros y que atraviesa la desembocadura del río Nacimiento, tiene un deslinde aprobado en 2016 según el cual las obras estarían situadas en terrenos de dominio público marítimo-terrestre y dentro de la ribera del mar. Costas solo autorizaría la restitución del paseo peatonal, con losas desmontables, que una ambos lados del barranco, pero no el tráfico rodado. Según los técnicos de Costas el poner pavimentación «se considera perjudicial para esos terrenos» que, señalan, son inundables tanto por las aguas que puedan circular por su cauce como por las marinas en caso de temporal. Y concluyen que la demolición sufrida requiere la reconstrucción de toda la sección del vial desaparecido sobre la arena de la playa lo que, dice la resolución, es contrario a la vigente normativa sobre Costas.

La denegación, firmada por la jefa del Servicio Provincial de Costas Rosa de los Ríos, señala que «evidentemente, desde este Ministerio no se puede permitir que la solución pase por la construcción de un vial sobre la propia arena de la playa, por muy fácil y cómoda que esta opción resulte para los vecinos o para el propio ayuntamiento».

El gobierno de Orihuela no se ha quedado de brazos cruzados ante esta resolución y el rechazo a sus alegaciones. Ya ha elevado una reclamación y está dispuesto a interponer un recurso contencioso-administrativo si Costas se mantiene en su negativa a recuperar el vial. Según explican desde el área de Infraestructuras, que dirige Cs, el consistorio se basa en el planeamiento urbanístico especial del «Complejo Residencial Campoamor», aprobado por decreto del Gobierno en 1969, donde sí se recoge este vial. Este planeamiento es anterior al deslinde de Costas en esa zona y fue declarado «de interés público», motivo por el que la administración local estima que debe poder reponerse el vial y el tramo de paseo marítimo.

Los vecinos están cruzando la rambla por esta vía inundable. | TONY SEVILLA

Alegaciones

Desde el Consistorio insistieron en sus alegaciones a Costas en que el vial es de propiedad municipal, anterior a la Ley de Costas de 1969 y de 1988, por lo que procedería, al menos, una concesión automática de uso de 75 años, aplicable a la vigente Ley de Costas, algo que desde el Ministerio niegan. Además, el Ayuntamiento no comparte que la vía haya quedado demolida en su totalidad, como señala Costas, ya que, a su juicio, han quedado intactos parte del asfaltado o la pavimentación, que se puede ver bajo la arena, de forma que defiende que se trataría de obras de reparación y no de reconstrucción. Desde Costas responden que «incluso los tramos indemnes quedaron igualmente sin servicio debido a que la rotura en ese punto conllevó una interrupción total».

El Ayuntamiento está reponiendo el paseo marítimo y el tramo del vial justo hasta el cauce, donde tiene competencias. La actuación, por 72.003 euros, contempla un desvío en la parte norte de la avenida de las Adelfas para que los coches puedan ir al sector sur atravesando un vial junto al antiguo puente que cruza la rambla, pero éste es inundable, por lo que el propio consistorio reconoce que no cumple las condiciones de seguridad vial. Otros conductores están usando ese puente, muy estrecho y cuya calzada no está preparada para un gran volumen de tráfico.

Desde el partido de Orihuela Costa CLARO, Antonio Cerdán, indica que «la reposición del pequeño tramo del paseo y la calzada abrirá otra vía, que será una solución temporal, pero una urbanización emblemática como Campoamor, con mas de 15.000 residentes en temporada alta, no puede pasar otro verano partida, con su vial principal cerrado».

Indignación entre los residentes del litoral oriolano

Los vecinos están indignados por el corte del vial. «Queremos que la carretera se reabra, porque no se la ha llevado el mar, está debajo de la arena y no ha desaparecido», señala Lola Henarejos, presidenta de la Federación de Asociaciones de Orihuela Costa (FAOC). Por su parte, la Asociación de Vecinos Orihuela Costa en Acción (AVOCA) plantea una alternativa para evitar el bloqueo actual. Su presidente, Liam Antony Kiley, señala una solución similar a la de Pilar de la Horadada «que realizó la canalización de la rambla que discurre paralela a la avenida Constitución con el fin de salvar la AP-7, la N-332 y otros viales, desembocando, de forma natural, en la playa de las Higuericas», explica.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats