30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dos proyectos para megaplantas solares en Orihuela contravienen la protección de Escalona

Amigos de Sierra Escalona alegará contra los proyectos en la solana de la Sierra del Cristo y la cabecera de la rambla de Alcorisa - El Consell prohibió en agosto estas instalaciones en las franjas de 500 metros junto a paisajes protegidos

Solana de la sierra del Cristo donde se plantea una de las plantas sobre 127 hectáreas en suelo donde el Consell no lo permite. | TONY SEVILLA

Solana de la sierra del Cristo donde se plantea una de las plantas sobre 127 hectáreas en suelo donde el Consell no lo permite. | TONY SEVILLA

Los proyectos para construir dos megaplantas fotovoltaicas en Torremendo (Orihuela), en exposición pública desde la semana pasada, afectan de lleno al Paisaje Protegido de Sierra Escalona y su entorno. Ocuparían una superficie de 310 hectáreas -de ellas 127 dentro de un perímetro de protección donde la legislación autonómica prohíbe desde el pasado mes de agosto este tipo de instalaciones-. Estas dos plantas están impulsadas por el Grupo Atitlan, el fondo de inversión de Roberto Centeno, yerno de Juan Roig, presidente de Mercadona. Esta firma asegura que los dos proyectos suman una inversión de 75,5 millones de euros para dotar de energía al equivalente de 110.000 hogares.

Amigos de Sierra Escalona (ASE) ha anunciado que alegará «para que se respete» lo establecido en el artículo 10 del Decreto-Ley 14/2020 del Consell, que excluye de este tipo de instalaciones en el perímetro de 500 metros en torno al paisaje protegido de Escalona. Un perímetro de protección, advierte ASE, que «hace totalmente inviable» al completo la planta de Bibey, al suponer «la destrucción masiva de cultivos de secano bien conservados de la solana de la Sierra del Cristo», y parte de la de Itel en la cabecera de la rambla de la Alcorisa, «en donde también se destruirían cultivos de secano bien conservados».

En opinión de ASE los proyectos «sacrifican de forma innecesaria territorio valioso para la biodiversidad y el paisaje del espacio de Escalona, el Cristo y Pujálvarez «cuando la alternativa debería ser en primer lugar ocupar el espacio sobre cubierta de zonas ya edificadas».

Plano de la planta de Bibey y que ocupa la ladera protegida de la Sierra del Cristo, sorteando los suelos de cultivo de cítricos. | INFORMACIÓN

Como avanzó ayer INFORMACIÓN, la denominada Bibey Desarrollo Empresarial se extendería sobre 127 hectáreas de la solana de la Sierra del Cristo en Orihuela con 118.00 placas solares. La inversión prevista es de 25,3 millones de euros y su potencia instalada de 58,8 megavatios. La planta se ubicaría entre la ladera de la sierra y la carretera comarcal CV-949, que une Torremendo con Torreagüera (Murcia) desde el embalse de La Pedrera. El fondo de inversión no ha tenido en cuenta -ni lo cita en su documentación- el hecho de que este suelo coincida casi por completo con los 500 metros de protección establecidos por el Consell para evitar el impacto de la «fiebre» de las renovables en los espacios protegidos. Curiosamente en este proyecto el trazado de las placas solo afecta a cultivo de almendros y sortea el regadío intensivo de cítricos. La segunda de las instalaciones, denominada Itel Investment, plantea ocupar 182 hectáreas de terreno frente a la primera propuesta -en el paraje conocido como Lo Cartagena-. Aquí se instalarán hasta 242.000 módulos, con 120 megavatios y una inversión 50 millones. Lo Cartagena, una zona en explotación de cítricos, fue en su día la zona candidata a albergar el macrovertedero de la comarca.

Las dos plantas del mismo fondo de inversión compartirán la infraestructura para conectarse a la red a través de la subestación de Torremendo, construida en la umbría de Sierra Escalona construida para mejorar el abastecimiento energético de la desalinizadora y la ciudad de Torrevieja. Para la conexión de las dos plantas con la subestación la promotora describe otro gasto multimillonario: 11 millones de euros.

El alquiler de suelo a 1.500 euros el mes para colocar placas solares, la puntilla para el almendro de la Vega

Los fondos de inversión que invierten en energía solar ya han cerrando acuerdos de prearrendamiento anual por hectárea de los terrenos que ocuparán placas solares si finalmente los megaproyectos salen adelante. Propuestas que -desde el punto de vista económico- no tienen competencia con la rentabilidad agrícola -salvo excepciones-. El alquiler por hectárea anual supera los 1.500 euros. Lo que supone para un propietario medio de cincuenta hectáreas una rentabilidad sin gastos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats