Las precipitaciones registradas ayer domingo en Torrevieja anegaron, de nuevo, calles, avenidas y espacios públicos de la ciudad. A estas horas los pluviómetros de la red meteorológica de Proyecto Mastral reflejan acumulados de hasta 67 litros por metro cuadrado -en el pluviómetro de la playa de Los Locos. El problema más importante produjo en la CV-905, el principal vial de acceso a Torrevieja, donde la acumulación de agua ha provocado tráfico lento y algunas retenciones puntuales. En este punto intervino la Guardia Civil para regular el tráfico. En esta zona se acumula todo el arrastre de aguas superficiales del noreste del casco urbano, desde Aguas Nuevas, al polígono industrial Casagrande, pasando por Cortes Valencianas, avenida de Delfina Viudes, parque acuático, el recinto del mercadillo y la N-332. Todas, zonas en las que se ha actuado para entubar el agua sin que en su zona de evacuación final, en la CV-905, junto a la laguna de Torrevieja, se hayan realizado también estas obras. En paralelo a la CV-905 solo hay dos enormes canales superficiales que trasladan el agua hasta las Torretas -donde sí hay dos embalses de laminación-y la laguna

Ayer comenzó a llover débilmente de madrugada y arreció sobre las once de la mañana -todavía cayeron chaparrones pasadas las ocho de la tarde- dejando anegadas la confluencia de la avenida de las Habaneras con la curva del Palangre, Juan Aparicio con avenida de La Purísima en la playa del Cura, la avenida de Delfina Viudes, las calles interiores de la Torreta II o el entorno de la urbanización Doña Inés.

Bomberos, Policía Local, Guardia Civil y los voluntarios de Protección Civil actuaron para auxiliar a algunos conductores atrapados en estos viales por el nivel del agua. Las previsión indicaba para este domingo lluvias débiles y moderadas en la Vega Baja. 

Imagen con los registros de lluvias en distintos puntos del término municipal de Torrevieja PROYECTO MASTRAL

En el caso de la curva del Palangre fue el material de una obra que se realiza en la avenida de las Habaneras el que ha taponado de la salida del agua a la cala. La Policía Local no respondió a las llamadas de los vecinos para que se retirase ese material hasta pasadas un par de horas desde el momento en el que caía la lluvia con más intensidad. Algo que provocó que los coches atravesaran este tramo sin percatarse de la presencia de ese vallado bajo el agua.

Estadillo con las lluvias registradas en la Vega Baja de ayer domingo realizado por MeteOrihuela

Estadillo con las lluvias registradas en la Vega Baja de ayer domingo realizado por MeteOrihuela

En la avenida de Roentgen con el "222" el agua volvió a cortar las calles. Varios vehículos quedaron atrapados y han intervenido los bomberos. El problema de acumulación de agua de lluvia se ha producido en esta avenida que desemboca en la playa de Los Locos pese a la enésima intervención para evitarlo y que acaba de concluirse con el soterramiento de un cajón de pluviales de casi doscientos metros de longitud y 300.000 euros de inversión por parte de Agamed.

Sí que han resultado más efectivas las actuaciones realizadas a lo largo de la Avenida de las Cortes Valencianas, que también acaban de terminarse, que sin embargo, han derivado más caudal a la CV-905, sin que en esta zona existan infraestructuras para asumirlo.

En las últimas dos semanas el viento de levante, y la nubosidad procedente del mar que arrastra, había provocado un inusual periodo de ausencia de horas de sol, aunque sin lluvias, con mucha calima, presencia de polvo en suspensión y temporal marítimo. Finalmente se ha producido esta tromba de agua se produce después de más de 50 días sin lluvias reseñables en la comarca -el último temporal con más de 30 litros por metro cuadrado se derivó de la borrasca Filomena-.

La lluvia anega las calles de Torrevieja INFORMACION.ES

También ha llovido con mucha intensidad en la comarca Vega Baja aunque esas precipitaciones han causado menos problemas de tráfico. Como recoge MeteoOrihuela, Torrevieja ha superado los 60 litros por metro cuadrado, cifra que también ha alcanzado San Miguel de Salinas, mientras que Pilar de la Horadada y Almoradí han superado los cincuenta. Casi todos los municipios de la comarca del Bajo Segura han recogido más de 30.