30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los proyectos de plantas solares afectan a más de 80 hectáreas de suelo forestal de Escalona

Los conservacionistas alegan contra los planes de los fondos de inversión - Las empresas piden que estas megafotovoltaicas se declaren de utilidad pública para expropiar suelo si lo necesitan

Imagen de la zona afectada por los proyectos entre las sierras de Pujálvarez y el Cristo

Imagen de la zona afectada por los proyectos entre las sierras de Pujálvarez y el Cristo

Amigos de Sierra Escalona (ASE) junto a Ecologistas en Acción, Amigos de los Humedales del Sur de Alicante, asociaciones de vecinos y entidades agrarias van a presentar alegaciones contra la construcción de dos megaplantas fotovoltaicas en Torremendo (Orihuela), con proyectos en exposición pública, y que afectan de lleno al Paisaje Protegido de Sierra Escalona y su entorno. Entre otros aspectos que figuran en el pliego de alegaciones de 18 páginas que han preparado los grupos ecologistas, figura el hecho de que además de la afección al Paisaje Protegido, las plantas afectan de lleno a 80 hectáreas forestales entre la Sierra del Cristo y la de Pujálvarez, según indica el presidente de ASE, Miguel Ángel Pavón.

Si todas esas plantas fueran adelante se transformaría el mosaico agroforestal de buena parte del entorno de Escalona en una zona artificializada con cientos de miles de paneles solares. «Un desastre para la biodiversidad y el paisaje de Escalona», a juicio de los conservacionistas. Las plantas, como avanzó INFORMACIÓN, ocuparían una superficie de 310 hectáreas -de ellas 127 dentro de un perímetro de protección donde la legislación autonómica prohíbe desde el pasado mes de agosto este tipo de instalaciones-.

Las centrales solares están impulsadas por el Grupo Atitlan, el fondo de inversión de Roberto Centeno, yerno de Juan Roig, presidente de Mercadona. Suman una inversión de 75,5 millones de euros para dotar de energía al equivalente de 110.000 hogares.

La ocupación del suelo supondría la pérdida de hábitats para el conejo y las rapaces protegidas y la supresión de los perfiles del suelo agrícola y forestal, con el aumento de los riesgos de erosión y desertificación. En este sentido, los ecologistas señalan que los movimientos de tierra para instalar los paneles «son enormes, incluso removiendo tierra en profundidad para eliminar raíces, y luego se compacta todo para poder cimentar las estructuras de los paneles y de centros de seccionamiento y subestaciones, abrir viales o las cunetas de drenaje.

Además los promotores de las plantas, según se deriva del análisis de las propuestas, piden que sus proyectos de ejecución se declaren de utilidad pública. «Nos hemos opuesto frontalmente a ello. Si esa declaración se aprobara, incluso se podrían expropiar terrenos para instalar los paneles», según señala Miguel Ángel Pavón.

Tendido eléctrico

Los ecologistas indican que además de las propias instalaciones previstas sobre el terreno está prevista la construcción de «un enorme tendido eléctrico aéreo» de alta tensión que atraviesa el Paisaje Protegido de la Sierra Escalona y su entorno a lo largo de un kilómetros con torres que llegan a alcanzar más de 30 metros de altura.

Cuatro de las 18 torres de ese tendido se sitúan dentro del ámbito que la Generalitat tiene pendiente de declarar como Parque Natural desde 2006, y el resto en su entorno inmediato. Se trata del tendido que trasladaría la energía generada en las plantas solares a la subestación de Torremendo de Red Eléctrica Española, ya ubicada en su día para abastecer a la desalinizadora de Torrevieja en una zona especialmente sensible de Escalona.

Según indican las mismas fuentes el impacto paisajístico de este tendido «sería muy importante, pero no hay ningún estudio de integración paisajística en la documentación sometida a información pública, ni del tendido ni de las plantas solares, cuando la LOTUP - la legislación urbanística valenciana vigente- es la que lo exige. Un tendido, explican, que además incrementará el riesgo de colisión y electrocución de las rapaces protegidas de Escalona.

Imagen de la visita realizada por los ecologistas y Cambiemos a la zona afectada por los proyectos de planta solar

Más iniciativas entre la Sierra del Cristo y la de Pujálvarez

La información sobre los proyectos de fotovoltaicas en la Comunidad Valenciana señala la presencia de otras dos iniciativas de centrales denominadas Torremendo I y II, que se sumarían a los que están en exposición pública del Grupo Atitlan, que en realidad ocuparían ocho parcelas separadas a lo largo y ancho de los campos que separan las sierras de Pujálvarez y el Cristo. A estos proyectos fraccionados, que todavía no han salido a exposición pública, se suma además la planta de tratamiento de compostaje de estiércol ganadero cielo abierto que se pretende ubicar sobre 13 hectáreas, en el límite con la Región de Murcia en el entorno de la finca La Pistola.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats