Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela proyecta un centro de interpretación en Los Saladares

Inician las excavaciones en el yacimiento de la Edad del Bronce, uno de los gérmenes de la ciudad

Excavaciones arqueológicas en el yacimiento de los Saladares de Orihuela TONY SEVILLA

Fenicios, griegos, íberos y pobladores de la cultura argárica fueron los moradores del yacimiento arqueológico de Los Saladares, el que se considera uno de los gérmenes de la actual Orihuela. El enclave, de la Edad de Bronce Final y que perduró en el Hierro Antiguo y se iberizó posteriormente (siglo IX al IV a. C), fue excavado en los años 70 con pocos medios y desde entonces no se había actuado, hasta ahora. El Ayuntamiento de Orihuela ha retomado esas excavaciones, que darán a conocer la vida de los que fueron los primeros pobladores de Orihuela, gracias al convenio firmado con la Universidad de Alicante (UA). Cuando termine la investigación, el yacimiento, que es Bien de Interés Cultural, se musealizará y se convertirá en un centro de interpretación.

30

Excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Los Saladares de Orihuela Tony Sevilla

En la primera fase se están realizando excavaciones arqueológicas en la zona alta del poblado, donde afloran un buen número de estructuras objeto de excavaciones antiguas, algunas inéditas. La intención es completar el trazado urbanístico de la zona y obtener datos sobre cómo era la vida en esa época. «Este yacimiento es una deuda que teníamos con el patrimonio histórico oriolano», dijo ayer el edil de Patrimonio, Rafael Almagro, quien explicó los pasos previos con la limpieza del terreno, el estudio cartográfico y la búsqueda de vestigios que se ha hecho con un georradar, tras adquirir el Ayuntamiento, en 2019, la parcela de 10.000 metros cuadrados en la que se ubica el enclave.

El director del proyecto, el profesor de la UA, Alberto Lorrio, quien explicó el interés de este yacimiento en que «continuó hasta, al menos, el siglo III a.C, lo que le da mayor riqueza arqueológica», frente a otros que se abandonaron antes. «Estamos actuando en las zonas ya excavadas porque es un proyecto de recuperación patrimonial de un edificio impresionante, con tres estancias y unos muros de 1,20 metros de anchura», indicó Lorrio, quien aseguró que Los Saladares es referencia obligada en todos los libros de prehistoria. Aunque el yacimiento ha sufrido expolios y el cerro está «comido» en todos sus lados, los investigadores señalan que aún se está a tiempo de recuperar barrios e interpretar la historia. «Este yacimiento es una gran oportunidad para poner en valor nuestro rico patrimonio y esclarecer nuestros orígenes», dijo el alcalde oriolano Emilio Bascuñana.

Una vez finalice esta primera campaña de excavación, el material obtenido se estudiará en la Universidad de Alicante mientras que los restauradores planifican la actuación para evitar el derrumbe del edificio. Se realizarán también sondeos en las terrazas para ver si hay estructura, lo que generaría una dinámica más amplia de estudio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats