30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura requiere a la Iglesia la limpieza de los grafitis que afean el exterior de Santiago

La Conselleria insta a la propiedad del templo a elaborar el proyecto técnico para borrar las pintadas, que deberá autorizar al ser un BIC - El Consell responde así al toque de atención dado por el Síndic tras la denuncia de Amigos del Castillo de Orihuela

Los grafitis jalonan la parte trasera de la iglesia de Santiago, en el casco histórico de Orihuela.

Los grafitis jalonan la parte trasera de la iglesia de Santiago, en el casco histórico de Orihuela.

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha requerido a la propiedad de la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Orihuela a que proceda a la elaboración y presentación del proyecto para eliminar los grafitis que desde hace años afean el exterior del templo. El proyecto para borrar las antiestéticas pintadas, que el Consell insta a la Iglesia a hacerlo «a la mayor brevedad posible», deberá presentarlo a la Conselleria para que sea esta la que lo autorice dado que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC).

Así se desprende de la respuesta que ha dado la Conselleria de Cultura al Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana tras recriminarle el defensor del pueblo, en noviembre del pasado año, que no tomara medidas en este templo protegido y que ni siquiera hubiera contestado a la queja formulada por miembros de la asociación Amigos del Castillo de Orihuela sobre el estado de conservación de la Iglesia de Santiago Apóstol, que presenta humedades y desperfectos en su fachada, además de numerosos grafitis que afean su parte exterior.

Uno de los integrantes de la asociación Amigos del Castillo de Orihuela se dirigió a la Conselleria de Cultura en 2019 para quejarse por escrito del deterioro que estaba sufriendo este patrimonio protegido, al ser BIC. Cultura, lejos de responder o poner solución, como garante de conservación de los elementos patrimoniales reconocidos como Bien de Interés Cultural o de Relevancia Local, usó la fórmula del «silencio administrativo». La asociación se dirigió entonces al Síndic de Greuges quien, en varias ocasiones, instó a esa Conselleria para que actuara, y tuvo que reiterar su queja, que ahora ha aceptado. Así, los técnicos de la Conselleria de Cultura proponen al Jefe del Servicio Territorial de Cultura y Deporte que, además de requerir a la Iglesia para que elabore el proyecto técnico para eliminar los antiestéticos grafitis, que den traslado del informe que han hecho a la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Valenciana (Policía de la Generalitat) para la práctica de averiguaciones sobre la autoría de las pintadas. El informe también se ha enviado a la Dirección General de Cultura y Patrimonio.

Tres meses

El Síndic de Greuges, Ángel Luna, da un plazo de tres meses a la Conselleria de Cultura para que adopte «medidas concretas para llevarlas a término efectivamente» y, de no hacerlo, insta al denunciante, la asociación de Amigos del Castillo, a ponerlo en su conocimiento. Desde la asociación que denunció el estado de la iglesia de Santiago de Orihuela se muestran satisfechos con la resolución del Síndic al conseguir que la Conselleria de Cultura actúe y requiera a la Iglesia a tener en condiciones uno de sus templos. «Los exteriores de un BIC no pueden tener nada», señalan desde la asociación.

Humedades, grafitis o cables jalonan las fachadas de inmuebles históricos en la ciudad a pesar de la prohibición expresa en la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano que señala que ningún Bien de Interés Cultural o de Relevancia Local puede tener un elemento que cause un impacto visual.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats