Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja compra 36 tablets para sus ediles

PSOE, Los Verdes y Sueña Torrevieja han rechazado los equipos porque consideran innecesario el gasto de 17.785 euros y recuerdan que han trabajado sin problemas con sus propios equipos

El Ayuntamiento de Torrevieja ha comprado 36 tablets para concejales y funcionarios

El Ayuntamiento de Torrevieja ha comprado 36 tablets para concejales y funcionarios

El Ayuntamiento de Torrevieja ha adjudicado un contrato menor para comprar equipos informáticos a todos los miembros de la Corporación con el objetivo de que puedan seguir las reuniones telemáticas de los órganos de gobierno. El contrato, encargado a Informedia, extiende la entrega de TIC -36 tablets- a funcionarios que deben asistir a estas reuniones. El gasto, por adjudicación directa es de 17.785 euros y se aprobó hace ahora más de tres meses, a principios de febrero, pero el detalle del acuerdo se ha hecho público en los últimos días.

El desembolso, encargado en plena tercera ola de coronavirus por el concejal de Innovación y Educación, Ricardo Recuero (PP) ha generado polémica puesto que los cargos públicos, como cualquier otro ciudadano que teletrabaja, han estado empleando sus propios equipos durante más de un año para poder seguir las sesiones, incluidos teléfonos móviles, sin problemas. Los errores de comunicación que se han producido han estado ligados a las aplicaciones empleadas para realizar las sesiones y la "confusión" por el control de los turnos de organizadores y participantes. También por las condiciones de cobertura de datos de cada uno de los participantes, pero no por los equipos.

La propuesta de adjudicación indica que la adquisición permitirá integrar estos equipos en la plataforma de gestión electrónica. El contrato menor solo requiere de un informe previo del técnico del área y factura, aunque se pide presupuesto de tres empresas escogidas a criterio municipal.

El PSOE renunció expresamente a recibir estos equipos. Su portavoz, Andrés Navarro, indicó que cuentan con medios propios para poder seguir las sesiones e indicó que no considera una prioridad este gasto en este momento de crisis sanitaria. También hizo pública su renuncia a recibir el equipo el concejal Pablo Samper de Sueña Torrevieja.

El director general de Innovación consultó en marzo pasado a cada uno de los concejales qué querían hacer con el nuevo equipo. Samper que los problemas que se han producido en los últimos meses están relacionados con la conexión que cada uno de los usuarios tenía en su propio ámbito -normalmente el domicilio particular- y no por las características de los ordenadores de sobremesa o portátiles y ha sugerido que el alcalde Eduardo Dolón (PP) debería indicar ahora si los órganos colegiados van a volver a la presencialidad como está ocurriendo en muchos municipios al decaer el estado de alarma.

La oposición duda la oportunidad del gasto cuando ya se piensa en volver a la actividad presencial, además de matizar que los únicos problemas que se han producido son por falta de cobertura y por la decisión del alcalde de silenciar intervenciones

decoration

Los Verdes también renunciaron a esos equipos y explicaron además que llevan dos años reclamando medios al gobierno municipal para realizar su función de grupo. En este sentido han tenido que arrendar un equipo informático ante la falta de respuesta del alcalde a sus peticiones -los grupos no pueden comprar material permanente con la asignación mensual que reciben-. Los Verdes consideran además que las tablets no son útiles para el trabajo del día a día porque apenas tienen capacidad de almacenamiento y recuerdan que con el fin del estado de alarma lo más probable es que vuelvan las sesiones presenciales.

Sí se ha producido otro tipo de incidencias. Por ejemplo, el Ayuntamiento ha multado con 200 euros y retirada de puntos del carné a dos concajelas, Carmen Gómez (PP) y Carolina Vigara (exVox y no adscrita ahora) por seguir las sesiones a través del móvil cuando conducían o al realizar actividades sin seguir supuestamente la normativa sanitaria.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats