Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat incumple en las lagunas de Torrevieja el 87% del plan contra incendios forestales que data de 2006

La administración autonómica ha sido incapaz en 15 años de instalar 23 hidrantes previstos en la franja del Chaparral-San Luis. La Generalitat elabora otro documento para subsanar las carencias

Imagen del incendio que arrasó 20 hectáreas de saladar en la laguna rosa muy cerca de las urbanizaciones. | CONSORCIO PROVINCIAL DE BOMBEROS

Imagen del incendio que arrasó 20 hectáreas de saladar en la laguna rosa muy cerca de las urbanizaciones. | CONSORCIO PROVINCIAL DE BOMBEROS

Solo un 13% en quince años de vigencia. Es el grado de cumplimiento de la ejecución de infraestructuras contempladas en el Plan de prevención contra incendios forestales para el parque natural de las lagunas de Torrevieja y La Mata. Un documento aprobado en junio de 2006. Las zonas forestales están situadas en los términos municipales de Torrevieja, Los Montesinos, Guardamar y Rojales, en las orillas de la lagunas de Torrevieja -laguna rosa- y La Mata. Es el grado de cumplimiento que aparece en la evaluación favorable al estudio de impacto ambiental para el nuevo Plan contra incendios forestales elaborado por la administración autonómica.

En 15 años - diez bajo mandatos del PP y cinco con la gestión de PSOE, Compromís y Podemos- la administración autonómica ha sido incapaz, por ejemplo, de instalar los 23 hidrantes previstos a la largo de la franja de las urbanizaciones El Chaparral y San Luis que lindan con la valla que delimita el parque natural y la única masa arbórea con la que cuenta el espacio natural. Tampoco se han acondicionado las 8 hectáreas del interfaz urbano-forestal que separa los residenciales de esa pinada, ni los 18,5 kilómetros de adecuación de pistas. Tampoco las actuaciones que deben garantizar la seguridad frente a incendios de zonas reservados al uso recreativo.

El grado de cumplimiento en la prevención de las causas de los incendios es mayor. Alcanza el 37%, en la regulación del uso recreativo, de los trabajos forestales con maquinaria y el programa de vigilancia y detección de incendios. El documento de evaluación de impacto ambiental favorable para de la revisión del plan se firmó el 16 de abril pasado -y el primer documento de la dirección general de Prevención de Incendios Forestales se registró en la Conselleria de Transición Ecológica en enero de 2019-. Pero se publicó en el DOGV solo cinco días después del grave incendio intencionado del entorno de la laguna rosa el pasado 1 de mayo, que arrasó 20 hectáreas de saladar y movilizó a más de treinta bomberos forestales y del Consorcio Provincial, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil, además de media docena de medios aéreos, para evitar que las llamas afectaran a cientos de viviendas situadas a metros de las llamas. Muchas de ellas fueron evacuadas por los vecinos por su cuenta. En esta zona de Torrevieja sí que estaba instalados una red de hidrantes en la calle preparados para ser utilizados en caso de que el incendio hubiera amenazado las propiedades. El fuego se quedó a metros de las casas y también de la microrreserva de flora del saladar.

Zonas agrícolas

Entre otras intervenciones el nuevo plan contempla, de nuevo, la instalación de esos 23 hidrantes y como novedad más llamativa la actuación en más de 77 hectáreas de antiguas zonas de cultivo de vid y otras especies de secano ahora abandonadas. Aunque es algo que aparece como una previsión la dirección del parque ha avanzado mucho en los últimos años en esa regeneración, con una gestión del espacio natural mucho más eficaz desde 2015, bajo criterios científicos y técnicos, desde el momento en el que la Generalitat optó por un perfil técnico para dirigir el espacio natural, dejando atrás la elección a de un cargo político de la dirección de la gestión del humedal. Algo que se realiza además con un presupuesto muy limitado.

La elaboración del nuevo plan , que debe atajar el peligro de una zona sometida a una enorme presión humana, se produce cuando el propio Ayuntamiento de Torrevieja ha adjudicado, como muchos municipios de la provincia a instancias de la Generalitat, la redacción de su plan contra incendios forestales que se coordinará con el del parque natural para evitar duplicidades en las actuaciones e inversiones previstas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats