Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela plantea párquines disuasorios sin concretar la reubicación de la zona azul

Infraestructuras proyecta aparcamientos a las afueras de la ciudad, pero no define dónde irán las plazas de pago que quitará de Duque de Tamames

Estacionamiento de zona azul en la avenida Duque de Tamames.  | TONY SEVILLA

Estacionamiento de zona azul en la avenida Duque de Tamames. | TONY SEVILLA

La Concejalía de Infraestructuras de Orihuela plantea crear zonas de aparcamiento disuasorio a las afueras de la ciudad para compensar la pérdida de plazas que lleva aparejados algunos proyectos de reurbanización que plantea en el centro de la localidad, entre ellos el de la avenida Duque de Tamames donde está previsto la supresión de 76 estacionamientos, la mayoría de zona azul. La ubicación de estos párquines, que serían del estilo de que hay en Los Huertos, aún no está definida, aunque uno de ellos podría situarse en Correntías. El proyecto, no obstante, será posterior al de Duque de Tamames y la calle José Ávila, que cuenta con una subvención aprobada de la Diputación en su Plan Planifica.

La reurbanización de la céntrica avenida de Duque de Tamemes sería la primera de otras que plantea la concejalía que dirige el edil Ángel Noguera (Cs) en las calles más céntricas de la ciudad para hacerlas más accesibles y peatonales, con la puesta en marcha de carriles bicis que bordearán la ciudad y de planes de acción encaminados a la atenuación de los efectos del cambio climático (se pretende reducir en un 40% las emisiones de CO2) y para cumplir con la Agenda 2030. Para compensar la pérdida de plazas para aparcar y bajar la densidad de tráfico en el centro de la ciudad, Infraestructuras plantea crear aparcamientos disuasorios a las afueras, aunque es un proyecto que aún está muy verde.

El proyecto que sí está maduro es el de la reurbanización de Duque de Tamames y José Ávila, donde el Ayuntamiento invertirá 2.011.192 euros, de los cuales la Diputación aportará 905.036 euros. La polémica la centra la eliminación de todas las plazas de aparcamiento para poder ensanchar las aceras e instalar un carril bici. Los comerciantes de la calle presentaron 1.754 firmas el pasado viernes en contra del proyecto porque consideran que la supresión de las plazas para aparcar hundirá sus negocios. Infraestructuras aún no ha definido dónde se reubicarán todas las plazas de zona azul que se pierden. Lo único que se sabe es que en la calle José Ávila hay previsto habilitar 22 plazas nuevas, que serían de la ORA, y que en la avenida Príncipe de Asturias el proyecto plantea la supresión de un carril por sentido para habilitar el que se quita como zona de aparcamiento, sin que desde la Concejalía, tras consultarlo este diario, aún hayan decidido si serán plazas gratuitas o de pago.

Desde la Concejalía de Infraestructuras señalaron a este diario que, paralelamente, está trabajando en la reorganización de la zona azul de cara al nuevo contrato que saldrá a licitación en 2022. La concesionaria del servicio tiene el contrato prorrogado por dos años, que finalizará su prestación el 31 de diciembre de este año. Desde el área señalan que se están estudiando las plazas de pago que más se usan y las que menos para reestructurarlas en el nuevo pliego. Sin embargo, no aclara si se ampliarán, lo que todo hace indicar, y es evidente que las zonas más atractivas para las empresas que pujen por el contrato son las más céntricas, algunas de ellas ahora son gratuitas, como las de la Ocarasa.

La edil socialista María García criticó ayer que Infraestructuras no haya sometido a la participación ciudadana el proyecto de reurbanización de Duque de Tamames antes de presentarlo. García, que ha tenido acceso al expediente, desveló que contempla ensanchar las aceras de 2 a 4 metros, que se plantarán unos 200 árboles, que se soterrarán los contenedores, nuevas papeleras y bancos, el soterramiento del cableado, zona de carga y descarga, una pequeña rotonda en la intersección de la avenida Duque de Tamames y la calle José Ávila y acerado amarillo para absorber el calor. La edil dice compartir algunas de las mejoras pero considera que un proyecto así «debe someterse a la participación ciudadana» y que el municipio necesita un proyecto de sostenibilidad integral y no solo plantearlo en esa zona. «Orihuela no está preparada para un cambio así y menos de forma aislada en un tramo tan céntrico y comercial de la ciudad», criticó. «Este gobierno lo hace todo sin transparencia ni participación, de ahí que la ciudadanía se moleste cuando además estas decisiones condicionan sus vidas», añadió.

Reuniones con los comerciantes que se oponen al proyecto

Los comerciantes de Duque de Tamames se reunieron ayer con el edil de Infraestructuras, Ángel Noguera, quien les mostró el proyecto de reurbanización, que rechazan por la supresión del parquin. Noguera se ha reunido ya con Orihuela Sin Barreras, la ACMO y comunidades de propietarios tras la polémica generada por el proyecto, que también ha mostrado a la oposición. El edil recogió «las inquietudes» y se compromete a estudiar sus propuestas. El edil de comercio, Víctor Bernabéu, recibió a los comerciantes y dijo que mediará con Infraestructuras cuando conozca «en profundidad» el proyecto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats