Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Conselleria de Igualdad asegura estar trabajando en una "solución definitiva" para los usuarios del centro Oriol

Mónica Oltra se ha reunido con el alcalde de Orihuela Emilio Bascuñana para buscar la rehabilitación de las instalaciones dañadas por la DANA

Interior de las instalaciones del Centro Oriol que quedó muy dañado por la DANA

Interior de las instalaciones del Centro Oriol que quedó muy dañado por la DANA

 La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, se reunió este lunes con el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, para tratar sobre la situación de los afectados del centro Oriol desplazados por la DANA de septiembre de 2019. Los usuarios y usuarias de la residencia, centro de rehabilitación e integración social y centro ocupacional Oriol acudían a la zona del Palmeral, donde tenían su centro, hasta la gota fría. Se trata, según han informado este martes fuentes de la Conselleria, de un recurso de competencia municipal que resultó gravemente dañado tras las inundaciones causadas por dicho episodio de gota fría, por lo que el citado departamento autonómico y el Ayuntamiento de Orihuela trabajan para ofrecer una solución a los afectados. La Conselleria de Igualdad ofreció a los usuarios el centro residencial de Torrevieja para que pudieran continuar desarrollando su actividad. "Un centro que fue rescatado por la propia Conselleria tras permanecer cerrado desde 2011 y que fue estrenado justamente por los afectados del Oriol", recuerdan fuentes del departamento autonómico.

Estas fuentes han señalado que "la Conselleria ha mantenido diversas reuniones con el colectivo de familiares y usuarios y se les ha trasladado que pueden permanecer en las nuevas instalaciones de Torrevieja mientras el Ayuntamiento buscaba algún emplazamiento para atenderles". Igualmente, han añadido, "responsables de la Conselleria están trabajando con el gobierno municipal para prestarles ayuda económica y técnica". En este sentido, "se les trasladó que la Conselleria está trabajando para ofrecer una solución definitiva para la ubicación de los usuarios y usuarias", han indicado. "Este auxilio por parte de la administración autonómica se suma al que en su momento se prestó de forma inmediata tras el desastre provocado por la DANA", han afirmado las mismas fuentes. De hecho, han resaltado, "el Gobierno valenciano se volcó con la comarca de la Vega Baja con una serie de ayudas de carácter inmediato y otras de carácter estructural". "Se concedieron 7,3 millones a los ayuntamientos para sufragar la reparación de daños extraordinarios y urgentes -entre los perceptores de estas líneas estaba el consistorio oriolano-, 13 millones para reparación y rehabilitación de inmuebles y accesos por carretera, o los 5,8 millones para contratar a personas desempleadas de las localidades afectadas", han concretado.

Fuentes de la Conselleria han destacado que "el compromiso del Consell del Botànic con la Vega Baja para continuar reparando los daños causados por la DANA se ha mantenido también durante la pandemia" de coronavirus. "En este periodo, a pesar de las dificultades administrativas, se han continuado tramitando, subsanando y pagando las ayudas concedidas", han asegurado.

Emilio Bascuñana y Mónica Oltra, en primer plano, en la reunión que han mantenido este lunes en València INFORMACIÓN

Por su parte, como publicó INFORMACIÓN.ES, desde el Ayuntamiento señalan que en la reunión, a la que también acudió la edil de Bienestar Social, Almudena Baldó, Oltra se comprometió a que "en la mayor brevedad posible" dará una respuesta a esta situación que ha llevado a tener que reubicar a sus usuarios y residentes en otros edificios. “Le hemos expuesto las necesidades que en materia de bienestar social tenemos de manera imperiosa en nuestro municipio. Se trata de unos servicios, tanto el de la residencia como el del centro ocupacional Oriol y el CRIS, que son competencia de la Generalitat y que el Ayuntamiento está ofreciendo de manera delegada. Nos ha comunicado que en breve tendremos una respuesta que esperamos sea satisfactoria por el bien de los usuarios de estos centros”, explicó Emilio Bascuñana al término del encuentro.

El consistorio dio un ultimátum el 26 de abril a la consellera Mónica Oltra para que le remitiera toda la información sobre los plazos de ejecución, la disposición económica y financiera del crédito y la concesión de autorizaciones prevista para la rehabilitación del Centro Ocupacional Oriol ubicado en el Palmeral, que sigue destrozado tras los daños que le provocó la DANA de septiembre de 2019, así como para el CRIS. La Concejalía de Bienestar Social defiende que ha hecho sus deberes remitiendo el proyecto de rehabilitación a la conselleria, valorado en más de un millón de euros, al ser la competente para realizar las obras. Los usuarios discapacitados del centro Oriol se encuentran en una residencia pública de Torrevieja, mientras que los del centro ocupacional están en el centro cívico de La Aparecida, y el CRIS está ubicado en espacios municipales, aunque en breve se trasladará a un local arrendado por el consistorio. El proyecto remitido por el consistorio, que se elaboró una vez contó con los informes del seguro, contempla la rehabilitación de los pabellones 1 y 2 y de la residencia, esta última albergará el CRIS.

Como publicó este diario, las instalaciones que, hasta septiembre de 2019, acogieron el Centro Oriol, en pleno Palmeral de Orihuela, sucumben desde entonces al más absoluto abandono y dejadez por parte de las administraciones competentes. El flamante edificio ha quedado a merced de los saqueos y el vandalismo ante la falta de vigilancia y control de las autoridades. Mientras llega la rehabilitación del Centro Oriol por parte de la Conselleria de Bienestar Social, el Ayuntamiento, a pesar de no ser competente en esta materia, ha ofrecido una alternativa como hogar para los residentes, un chalet arrendado en Hurchillo que aún no ha sido puesto a su disposición. Los residentes discapacitados han ido dando tumbos por la comarca desde que se vieron obligados a abandonar su hogar en septiembre de 2019, al quedar con importantes daños las instalaciones de la residencia en el Palmeral de Orihuela por culpa de la DANA. El Ayuntamiento de Orihuela los ha reubicado hasta en seis hogares distintos en año y medio. Es la triste situación por la que han pasado los 16 usuarios de la residencia Oriol de Orihuela, todos ellos con discapacidad psíquica y bajo la tutela de la Generalitat Valenciana, que tuvieron que ser rescatados por los servicios de emergencia tras quedar atrapados en su centro por las inundaciones de la gota fría. El Ayuntamiento de Orihuela, que mediante convenio con la Conselleria de Bienestar Social tiene asumida la competencia y cuidado de estos usuarios, les ha dado hasta seis soluciones habitacionales, todas provisionales, ya que los usuarios permanecen las 24 horas en la residencia, con salidas para acudir al Centro de Día donde se encuentran con otros usuarios y llevan a cabo actividades. Así, han pasado por casas de familia de acogida, una residencia universitaria, un hostal en Orihuela, un albergue de verano en Guardamar, un chalet en La Mata y la residencia del Centro de Discapacitados de Torrevieja, construida en 2010 y que los usuarios del Oriol inauguraron.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats