Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja invertirá 700.000 euros en el nuevo albergue de animales sobre cinco mil metros cuadrados

Contará con servicio veterinario, sala de audiovisuales y zona de expansión para los canes

Actual recinto del albergue de animales en Torrevieja, sobre el que se construirá el nuevo. | D. PAMIES.

El Ayuntamiento de Torrevieja tiene previsto licitar y adjudicar la construcción del nuevo albergue de animales durante los dos años que quedan del actual mandato. El proyecto técnico es muy similar al que presentó el anterior equipo de gobierno de izquierdas poco antes de que concluyera su mandato, en mayo de 2019. La diferencia sustancial con la iniciativa que lleva a cabo la concejala de Protección Animal, Concha Sala (PP), es que la partida consignada para su construcción es de 700.000 euros: el doble de la estimada inicialmente fijó en 350.000 euros. El jefe de Obras y Proyectos sí que va a remitir al arquitecto redactor del proyecto distintas modificaciones técnicas, que no varían en lo sustancial, el original para terminar su redacción. Después de esas modificaciones, desde el punto de vista administrativo, quedaría redactar el pliego para adjudicar la construcción y licitar el contrato.

También se está trabajando en la vertiente económica. La comisión de Hacienda que debe dictaminar favorablemente la partida de 79 millones de euros en la que está enmarcado este proyecto entre otras infraestructuras ha sido convocada -por tercera vez- para el próximo martes. El nuevo albergue contará con una parcela de unos tres mil metros cuadrados construidos sobre una parcela de cinco mil, entre las avenidas de Los Nenúfares y Rosa Mazón. Es su actual emplazamiento pero ampliado. Se elimina parte del actual vial de culo de saco de acceso entre la avenida de Los Nenúfares y la CV-90 y se incorporan terrenos en los que ahora está el antiguo depósito de vehículos. La entrada se realizará desde la avenida de Rosa Mazón y se contempla la posibilidad de que también tenga otra por Los Nenúfares. Contará con aparcamiento las instalaciones de recepción, una sala de audiovisuales de casi cien metros cuadrados, oficinas, sala de consulta veterinaria, sala para intervenciones quirúrgicas, lavandería y vestuario para el personal.

Para cien animales

El proyecto contempla más de cincuenta casetas o habitáculos para animales con capacidad para cien animales, con un primer espacio para los que entren en cuarentena y otra zona para animales en observación, dos hileras de casetas medianas que pueden compartir varios perros con el objetivo de fomentar socialización. Además de otro espacio en hilera de habitáculos de tamaño individual para casos específicos. El nuevo albergue tendrá una gatera, para gatos sanos para adoptar, otra para gatos con enfermedades crónicas y zona de cuarentena para gatos en tratamiento. También habrá un espacio para animales grandes como caballos o burros, otra para aves y diferentes jardines de expansión donde los animales podrán pasear, aunque los voluntarios los sacan ahora a la calle.

El proyecto para un albergue está pendiente desde 2011. Momento en el que la empresa JOST, que realizó la ampliación de la avenida de Rosa Mazón no ejecutó la obra de mejora con la que se había adjudicado el contrato, que era la mejora del recinto de protección animal. El Ayuntamiento no reclamó en plazo esa ejecución. Y las instalaciones quedaron en peores condiciones y más reducidas.

El albergue presenta en los últimos seis años un nivel de ocupación bajo -este fin de semana apenas una decena de perros- por la mayor concienciación de los vecinos a la hora de evitar los abandonos, la red de adopciones, y sobre todo el trabajo diario de unos 20 voluntarios que gestionan las adopciones y entregan los animales con microchip y esterilizados, sin coste alguno y trabajan en las instalaciones a diario.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats