Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición critica la actitud «chulesca» de Bascuñana y reitera que debe dimitir

PSOE y Cambiemos vuelven a pedir al regidor oriolano que deje la Alcaldía tras declarar ante la jueza por, supuestamente, cobrar un sueldo público sin trabajar - Ambas formaciones pedirán explicaciones por el uso del gabinete de Prensa municipal

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, el pasado miércoles en los juzgados de Orihuela. | TONY SEVILLA

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, el pasado miércoles en los juzgados de Orihuela. | TONY SEVILLA

La oposición en Orihuela volvió a pedir ayer la dimisión del alcalde, Emilio Bascuñana, tras declarar ante la jueza como investigado (imputado), por un presunto delito de malversación de caudales públicos, acusado de haber cobrado, supuestamente, un sueldo público de la Conselleria de Sanidad como asesor durante cinco años y medio (entre 2007 y 2011) sin haber acudido a su puesto de trabajo. PSOE y Cambiemos reiteraron su exigencia de dimisión y la necesidad de que, de no hacerlo, Cs «dé la cara y deje de sostener a Bascuñana en la Alcaldía». Ambas formaciones ya formalizaron, en abril, una moción para que dejara el cargo para «higienizar» la administración local tras su imputación. Moción que tumbó el PP, su socio de gobierno Cs y también Vox. Cs no se pronunció ayer tras declarar en los juzgados el alcalde al que sostiene.

PSOE y Cambiemos coincidieron en calificar de «chulesca» la actitud del regidor oriolano. La portavoz socialista y diputada provincial Carolina Gracia dijo que el comportamiento de Emilio Bascuñana es «infantil y chulesco» y criticó que «ha retrasado todo lo que ha podido su paso por los juzgados únicamente preocupado de las fotos que pudiesen hacerle, ya que está claro que ofrecer explicaciones o justificación de las acusaciones que versan sobre su paso por la Dirección Territorial no le interesa». Por su parte, el portavoz de Cambiemos Carlos Bernabé denunció « la actitud chulesca, soberbia e irrespetuosa que Bascuñana ha dado hacia la ciudadanía, oposición y medios de comunicación que informaban o exigían explicaciones».

Las explicaciones dadas por el regidor ante la jueza culpando a la Administración de que no haya rastro de su trabajo en Sanidad, como publicó ayer este diario, no han hecho más que dar alas a la oposición para reiterar que Bascuñana, que acudió a su cita judicial junto a los ediles Rafael Almagro y Sabina Galindo, no debe seguir al frente de la Alcaldía. «Es realmente preocupante que una persona que no es capaz de aclarar, desde que se supo esta noticia, cuál fue su puesto y funciones, acuse a la administración de estar persiguiéndole», manifestó Gracia. La portavoz socialista añadió que «si Bascuñana hubiese dimitido cuando debía, no tendría que estar hablando de separar su causa del nombre de Orihuela y la institución que preside; su ego y falta de responsabilidad no tiene límites», indicó en referencia a la petición de Bascuñana a la Fiscalía de que dejara de reflejar en sus informes su condición de alcalde.

La oposición también criticó a Cs y a su portavoz José Aix por mantener el pacto de gobierno pese a la investigación abierta a Bascuñana. Para Carlos Bernabé «Cs ya ha demostrado que prefiere apoyar a Bascuñana para seguir jugando con él y aprovechándose de su debilidad política antes que defender la dignidad institucional del Ayuntamiento», señaló, mientras que Carolina Gracia añadió que «continuar permitiéndolo sólo muestra que los integrantes del gobierno oriolano están más pendientes de sus propios intereses que de los de la ciudadanía».

El uso por parte del investigado del departamento de Prensa municipal, que lo acompañó a los juzgados y convocó a los medios para hacer declaraciones junto al Ayuntamiento, evitando salir con los juzgados de fondo, ha causado una gran indignación en el municipio por el uso de medios públicos para un asunto que el propio Bascuñana calificó de «privado». Tanto PSOE como Cambiemos anunciaron que pedirán explicaciones al regidor por la utilización de un departamento del Ayuntamiento para su uso personal. Las dos trabajadoras del gabinete municipal cobran un sueldo público, una como asesora (fue en la lista electoral del PP a las elecciones municipales de 2019) y la otra forma parte de un programa de empleo.

Por su parte, el PP provincial asegura que Bascuñana ya tiene un expediente informativo abierto y que ahora solo es momento de que se explique ante el juez. Indican desde la dirección provincial que respetan la presunción de inocencia y tampoco quieren entrar a valorar qué personas de su confianza le acompañan en su declaración. Los diputados de Ciudadanos, como socios del PP en el Palacio Provincial, no quisieron pronunciarse sobre el tema y se limitaron a decir que «vamos a ser respetuosos con el procedimiento iniciado y esperar a que se resuelva», informa Beatriz Rico.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats