Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encalao en el terrao

La Polinesia… y el poké

Playa de Ferrís, 1967. Protagonistas y extras en un fotograma de la película «El Tesoro de Makuba». | COLECCIÓN  F.SALA

Playa de Ferrís, 1967. Protagonistas y extras en un fotograma de la película «El Tesoro de Makuba». | COLECCIÓN F.SALA

El ‘poké’ -la última moda culinaria- es un plato que se come desde siempre en Hawái. Mucho antes del contacto con Occidente, los nativos hawaianos comían «maka», pescado crudo, amasado con los dedos («lomi») o cortado en pedazos, significado literal de la palabra «poké». Añadían sal para preservar el pescado, «limu crujiente» (delgadas hojuelas de vidrio basáltico que a veces se forma cuando la lava «pahoehoe» entra al mar) para darle textura e «inamona», un condimento utilizado ampliamente en la cocina tradicional del archipiélago hecho de nuez de «kukui» tostada y sal marina. La forma actual del «poké» se hizo popular en la década de 1970, coincidiendo con la llegada masiva de japoneses a las islas para trabajar. El resto de añadidos se trata de «taegu» coreano, «tsukemono» (encurtidos japoneses) o cacahuetes hervidos. Era un modo de reponer fuerzas manteniéndose ligeros. A la mezcla se le añaden todo tipo de elementos frescos, como algas, aguacate, pepino o cebolleta, y se sirve en un bol acompañado, generalmente, de arroz.

LA POLINESIA… Y EL POKÉ

No es cierto que para probar el verdadero «poké» haya que viajar a Hawái -está un poco lejos- pero se puede degustar en unos pocos bares y restaurantes de la provincia de Alicante que se han puesto de moda. Es un plato único muy completo que sienta de maravilla con una bebida fresca, como un vino blanco ligero y suave o una cerveza muy fría. Lo tiene todo: es un plato saludable, riquísimo y más importante si cabe, económico. ¡Porque ese es otro de nuestros objetivos, demostrar que comer sano no tiene por qué ser caro! ¡La antítesis de la pizza!

Lo más cercano a las islas de la Polinesia que ha hay en Torrevieja -además de la comida poké- son las películas filmadas en su costa simulando aquellas islas tan lejanas. En el año 1959 se rodaba en Torrevieja, y muy especialmente en la playa de Ferrís, la película franco-española «Hola Robinson», una producción cómica en versión francesa titulada «Robinson et le triporteur» En la película Antoine Peyralout es un pastelero de clase social media, enamorado de Popeline; pero los padres de ella le rechazan por no pertenecer a una clase social alta. Él, en un desesperado acto de rebeldía, construye un rudimentario bote con lo que encuentra y se lanza a la mar en busca de aventuras y reconocimiento por parte de la familia de su amada. Antoine decide dar la vuelta al mundo en su triciclo. Consigue navegar con ayuda de una ballena que le traslada a una isla desierta del océano Pacífico, la playa de Ferrís. Allí vive como un náufrago hasta que su novia le localiza. En aquella simulada isla del Pacífico se montó una aldea de los mares del Sur, conteniendo la película escenas rodadas además de en nuestra exótica playa y rumboso palmeral, en las calles de Torrevieja, apareciendo numerosos extras y figurantes torrevejenses que hicieron pequeños papeles interpretativos.

En 1965 fue rodada en Torrevieja la película «Tabú», un melodrama de aventuras ambientada en islas tropicales de la Polinesia. Su argumento gira en torno a un borracho y vago excombatiente de Corea que salva la vida a una muchacha varada en la playa de Yuwata y que resulta ser una princesa de Samoa; la mujer se refugia en la isla huyendo de un individuo que quiere apoderarse de la muchacha a toda costa. Para su rodaje de volvió a construir en la playa de Ferrís todo un poblado de la Polinesia para filmar las escenas de bailes y fiestas; otros hechos fueron escenificados en la playa de La Regia, junto a Cabo Roig. Todo un ambiente de aventuras y acción en esta coproducción hispano-italiana que tuvo como gran reclamo exótico a la birmana Seyna Sein y el actor norteamericano James Philbrook. No consiguió la película pasar de ser un mero producto comercial. Algunos jóvenes torrevejenses participaron en el rodaje como extras y figurantes, entre otros Andrés Navarro Lafuente y Antonio Prades García «el Conejito». Frases publicitarias utilizadas para su promoción fueron: «¡Los exóticos mares del sur, una emocionante aventura de siniestra violencia y furiosas pasiones!»; y «Una hermosa marginada en las islas... perseguida por el peligro y el deseo».

Otra película rodada en el año 1967 en Torrevieja, y muy especialmente en la playa de Ferrís, fue «El tesoro de Makub», dirigida por José María Elorrieta, figurando entre otros en su reparto Cameron Mitchell y Mara Cruz. Aparecen numerosos extras y figurantes de Torrevieja y Orihuela: Pedro Barrios Canales, exdirector del CdT de Torrevieja, y el oriolano Ángel Bejarano Galiano, entre otros. Película de aventuras en la que cuatro hombres aventureros llegan a una isla del Pacífico con la intención de encontrar un tesoro de perlas. Uno de ellos, sabe exactamente dónde está el tesoro ya que la persona que lo enterró se lo confesó antes de morir. Otro se siente más atraído por una nativa a la cual pretende raptar. Las aventuras de países paradisiacos siempre agradan y esta película fue una de las que gustó. Algunas frases para su publicidad: «Codicia, pasión y brutalidad de unos hombres que violan la paz en las islas del Sur»; «Un paraíso destruido por los indeseables tras las fiestas del Ahú y la danza del hula-hula»; «Un espectáculo de acción plenamente demostrativa rodado en fascinantes escenarios»; «La suavidad de un paradisiaco paisaje isleño frente al desgarro violento de los indeseables».

De todo hay en Torrevieja y, como dice una popular rima torrevejense inspirada en los marinos locales que surcaron todos los mares: «Recorrerás el mundo entero en barco, visitarás el Japón y la China, pero al final vendrás a morir al charco de las Salinas», y es que, en esta ciudad salinera y marinera, se está como en la paradisiaca Polinesia. «Ke aloha aku nei ka Hale Kiaʻi Kahiko iā ʻoe», Torrevieja te saluda.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats