Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recorte del Tajo-Segura dejará sin agua al 50% del turismo residencial de la Costa Blanca

Los municipios que reciben caudal del trasvase mueven 6.000 millones de euros al año y sostienen miles de empleos - Provia alerta de que pueden pararse proyectos si no hay agua

Urbanizaciones en la costa de Orihuela, paradigma del turismo residencial. | TONY SEVILLA

Urbanizaciones en la costa de Orihuela, paradigma del turismo residencial. | TONY SEVILLA

El más que probable recorte del trasvase Tajo-Segura, si al final se modifican las reglas de explotación y se eleva el caudal ecológico del río en Aranjuez, no solo ha puesto contra las cuerdas al potente sector hortofrutícola del sur de la provincia, si no que amenaza con salpicar, seriamente, al no menos importante sector inmobiliario que trabaja el turismo residencial. En concreto, a un movimiento anual de cerca de 6.000 millones de euros, que son los que posibilita la construcción, por ejemplo, en la comarca de la Vega Baja, según los datos que maneja la propia Conselleria de Territorio. La mitad del montante total anual del turismo residencial «que ejerce como gran motor económico de toda la zona y beneficia a miles de familias», subraya Jesualdo Ros, secretario general de Provia.

Los promotores, advierten, en este sentido, de que si llega a faltar el agua el mensaje que se lanzará a Europa será letal de cara a sostener el turismo residencial y, además, marcará la política de la Confederación Hidrográfica del Segura de cara a la aprobación de nuevos planes urbanísticos si no se puede garantizar el agua. El propio presidente de la Confederación, Mario Urrea, ya ha advertido en más de una ocasión que el trasvase no tiene en estos momentos una alternativa real de sustitución.

Pablo Serna, consejero-delegado del grupo TM, con sede en Torrevieja, alerta de que «el hecho que llegara a faltar agua provocaría una alarma porque dudar de lo básico puede retraer a potenciales compradores, pero sobre todo el perjuicio puede venir si se limitan proyectos a futuro por no contar con la autorización de la Confederación». Jesualdo Ros reitera que «claro que estamos preocupados, aunque no creemos que podamos volver a una situación como la de hace 30 años cuando faltó el agua y hubo cortes». Lo cierto, sin embargo, es que, ahora mismo, la macrodesaladora de Torrevieja tiene comprometidos los 80 hm3 de agua desalada que produce al año.

El turismo residencial -compraventa de viviendas- se ha convertido, prácticamente y utilizando un símil bancario, en un sector «sistémico» (su eliminación afectaría al conjunto de la producción de la provincia) para la economía de la Costa Blanca, al mover un total de 12.000 millones de euros al año, de los que seis mil millones corresponden al gasto de los extranjeros que tienen su segunda residencia en la provincia, y otros seis mil al movimiento económico de la compraventa de apartamentos, villas y chalets.

En total, la actividad representa ya el 17% el PIB. Según Provia, la venta de viviendas a extranjeros y turistas españoles mantiene 96.000 empleos al año entre directos e indirectos, y una actividad que ayuda a la desestacionalización y concentraría el 60% del gasto turístico.

En comarcas como la Vega Baja representa el 80% del empleo, ocupando el 13% del suelo (6.000 de las 96.000 hectáreas) por el 20% de la industria y el 65% de la agricultura. En la provincia hay 355 m2 por habitante, por encima de la media europea (300 m2), pero muy por debajo de países desarrollados como Finlandia (1.042 m2), Suecia (703 m2), Bélgica (609 m2), Dinamarca (581 m2) y Francia (457 m2).

Semana clave

Mientras, el guión que ir reduciendo los caudales sigue escribiéndose. La Confederación Hidrográfica del Tajo tiene previsto presentar mañana lunes el nuevo Plan Hidrológico de la cuenca que entrará en vigor en 2022 y cuyo punto clave para la provincia de Alicante está en si finalmente se plasma, negro sobre blanco, el aumento del caudal ecológico del río en Aranjuez . Si se confirma pondrá contra las cuerdas el envío de agua del Tajo a Alicante y Murcia. La Confederación guarda silencio pero fuentes conocedoras del proyecto subrayan que al final se puede optar por una solución que, en principio, no contentaría a nadie. El caudal está ahora mismo en los 6 m3/segundo y la idea inicial era subirlo hasta 8,52 hm3 para diluir la contaminación que llega de las aguas mal depuradas por Madrid. Pues bien, ahora mismo sobre la mesa está en fijar el caudal en 7 m3 por segundo, cantidad que también rechazan los regantes pues, según sus cálculos, llevaría a un recorte de 40 hm3 al año, mas los hasta 70 hectómetros cúbicos que también se restarán si se modifican las reglas de explotación. Cualquier decisión que no sea dejar el río como está será lesiva para la provincia. A partir de mañana, salga lo que salga, seis meses de negociación.

Revés: La provincia pierde la batalla en el Congreso

A la espera de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, abandone el perfil bajo autoimpuesto en la batalla por salvar el trasvase, esta semana la provincia ha vuelto a sufrir un revés en Madrid. La Comisión para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Congreso de los Diputados ha rechazado una proposición del PP con el apoyo de Ciudadanos, que instaba al Gobierno a retirar la modificación «unilateral» de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura hasta que no se actualicen los planes hidrológicos de cuenca. El PSOE votó en contra de la postura que defiende de el presidente de la Generalitat defiende la postura contraria. Además, la iniciativa pedía al Ejecutivo que convocara una Mesa del Agua con «todas» las comunidades.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats