Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell valora como "un primer paso" el plan del trasvase Tajo-Segura porque garantiza el envío de agua para los regantes alicantinos los próximos años

La Generalitat asegura que el aumento gradual del volumen del Tajo en Aranjuez hasta 2027 dará margen para ampliar la desalinizadora de Torrevieja y negociar con el Gobierno

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig

El Consell valora como "un primer paso el acuerdo alcanzado" a la hora de fijar el caudal ecológico del Tajo en el nuevo plan de cuenca porque garantiza el suministro de agua a las comarcas alicantinas para los próximos años. Tal y como recoge el documento publicado hoy como borrador del plan de cuenca del Tajo, el denominado caudal ecológico ha quedado establecido en 7 metros cúbicos por segundo ( m³/s) en lugar de los 8,52 m³/s que recogía la propuesta inicial del citado departamento del Gobierno central.

El caudal ecológico -parámetro fundamental en la medida en que determina la posibilidad de suministrar agua procedente del trasvase o no hacerlo- está fijado actualmente en 6 m³/s. La Generalitat interpreta que con el aumento acordado se logra precisamente asegurar la continuidad de los envíos durante los próximos años, mientras que establecerlo en estos momentos en 8,52 m³/s, tal como planteaba el Ministerio, habría comprometido el mantenimiento del suministro de agua.

La mejora de este punto crucial "ha sido fruto de las intensas negociaciones que han mantenido hasta el último instante tanto el president de la Generalitat, Ximo Puig, como la consellera de Agricultura, Mireia Mollà". No obstante, el Consell emplaza al Ministerio "a mantener una interlocución abierta y permanente tanto con la Administración valenciana como con los regantes para mejorar las condiciones del trasvase".

El documento recoge, no obstante, que el caudal ecológico a su paso por Aranjuez se aumentará de forma gradual, de tal manera que en 2026 se situaría en 8 m³/s, pero el Gobierno central se ha comprometido, mientras tanto y al mismo tiempo, a acometer un ambicioso programa de obras, dotado con más de 500 millones de euros, y destinado sobre todo a aumentar la capacidad de la desaladora de Torrevieja, a realizar la interconexión con la zonas de regadío y a introducir energía renovable con la finalidad de que no se pongan en riesgo las actividades socioeconómicas asociadas a los usos del agua ante los nuevos escenarios de cambio climático.

El Consell sigue manteniendo que el trasvase es irrenunciable al tiempo que aboga por seguir impulsando el diálogo y la negociación directa con el objeto de conseguir agua para siempre.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats