Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela debe 26.000 euros a la gestora del centro de protección animal

El contrato expiró en marzo sin que el Ayuntamiento lo haya vuelto a licitar y suma dos meses de impagos

Menárguez en el Centro de Protección de San Bartolomé.

La gestión del centro de protección animal de Orihuela sigue sin licitarse tres meses después de que caducara el contrato. La asociación Asoka el Grande sigue prestando el servicio, pero sin contrato desde que el pasado 4 de marzo expirara, sin que el Ayuntamiento haya sacado a licitación un nuevo pliego. Esta situación se ha complicado aún más por los impagos del Consistorio a la gestora del centro, que sigue realizando este esencial servicio. Según desveló este jueves la edil socialista Patricia Menárguez, el Ayuntamiento debe a la adjudicataria las facturas de abril y mayo que suman 26.000 euros. Todo, tras pagar en mayo la factura de marzo, que arrastraba.

Menárguez criticó que el gobierno local no haya sacado los pliegos en tiempo y forma para evitar esta situación que pone en un grave apuro a los trabajadores de Asoka, cuyo sueldo depende del cobro de las facturas. «En Tesorería nos aseguran que el retraso en el abono de las facturas es porque carecen de consignación presupuestaria, por lo que no se pueden incluir en los reparos que se preparan desde la Intervención. Esto no es culpa ni de la empresa ni de los trabajadores», explicó la edil.

Desde Contratación, el procedimiento no va mejor. «Los pliegos se están revisando, de ahí pasan a Secretaría, luego a junta de gobierno y así una serie de trámites que van a alargar demasiado esta situación, estando en verano cuando, lamentablemente, más gente abandona a sus mascotas», dice Menárguez. Desde el PSOE piden que se amplíe la cuantía del nuevo contrato para que pueda ampliarse el presupuesto de castración de felinos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats